Enlaces de accesibilidad

Patmos presenta en Ginebra su informe sobre situación religiosa en Cuba


Sala de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

“Nos sentimos muy satisfechos por nuestro Informe enviado por vez primera a este enclave, recibido, aceptado y publicado en la página del Alto Comisionado; y compartido a diversas organizaciones e instancias del mundo durante los últimos seis meses con un alto nivel de respuestas”, aseguró una nota de prensa divulgada por Patmos en su sitio web.

El Instituto Patmos, organización no gubernamental cubana, informó este miércoles que entregó al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU su informe sobre la situación religiosa en Cuba (2014-2017) en el marco del Examen Periódico Universal que correspondió presentar al gobierno cubano.

“Nos sentimos muy satisfechos por nuestro Informe enviado por vez primera a este enclave, recibido, aceptado y publicado en la página del Alto Comisionado; y compartido a diversas organizaciones e instancias del mundo durante los últimos seis meses con un alto nivel de respuestas”, aseguró una nota de prensa divulgada por Patmos en su sitio web.

El informe del Instituto Patmos destaca, en un apretado resumen que encabeza el texto, que la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Consejo de Estado de Cuba, continuó como mecanismo de “control total del ámbito religioso cubano por parte del gobierno”.

En ese sentido, el informe cita como ejemplo a la coalición Alianza Evangélica Cubana (AEC), de inspiración en la Alianza Evangélica Mundial (AEM), que ha sido bloqueada la OAAR.

El informe señala que en el panorama legal cubano todavía permanece ausente una Ley de Libertad Religiosa y subraya que “ninguna propiedad religiosa de las confiscadas en décadas anteriores fue devuelta o indemnizada” a sus legítimos propietarios.

“Cinco lugares de culto en el oriente de Cuba fueron asaltados y demolidos. 2,000 iglesias o casas culto de la denominación Asambleas de Dios fueron declaradas ilegales y se efectuaron 1,400 procesos de confiscación de propiedades”, añadió.

El Instituto Parmos explicó que durante el período comprendido en el informe “ninguna nueva organización religiosa fue legalizada, ni volvieron a reconocer a las proscritas”.

El informe añade que las instituciones religiosas siguen sin acceso a los medios de difusión y a la participación activa en la educación, o a otras acciones sociales.

“Algunos estudiantes y profesores fueron expulsados de universidades cubanas por motivos religiosos. Los seminarios teológicos continuaron sin acreditación por el sistema educacional cubano”, asegura el Instituto.

El informe incluye la situación que enfrentan cada domingo las miembros del grupo Damas de Blanco las cuales son impedidas “de llegar a los servicios religiosos en las iglesias” de la isla.

Asociaciones fraternales (logias) reciben en Cuba tratamiento similar al de las organizaciones religiosas y son controladas también a través de la OAAR. Grupos y personas emblemáticas han sido objeto de especial acoso, algunas de las cuales cumplen injusta prisión o enfrentan viciados procesos judiciales”, subrayó el informe.

El Instituto Patmos es una organización fundada en la Iglesia Bautista Ebenezer, Taguayabón, provincia cubana de Villa Clara, el 2 de febrero de 2013.

Fue autenticado por European Citizen Action Service (ECAS) el 24 de julio de 2013. Promueve para Cuba una cultura de diálogo mediante la concertación de foros, talleres, conferencias, ferias de Literatura, festivales, exposiciones y conciertos que procuran el máximo de participación ciudadana.

(Con información del Instituto Patmos)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG