Enlaces de accesibilidad

Cubanos compran pasaportes paraguayos para escapar del país


Policía mostró a medios algunos de los pasaportes incautados.

El caso, en que están implicados dos policías paraguayos, es apenas una arista de la crisis migratoria cubana que se disparó tras el deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

Las autoridades policiales de Paraguay destaparon un caso en el que ciudadanos cubanos compraron pasaportes paraguayos falsos para salir del país, según fuentes policiales a cargo del tema.

El incidente ocurre a pocos días de un caso de fraude similar, que Martí Noticias reportó, sobre el desmantelamiento de una fábrica clandestina en Cali, Colombia, que se dedicada a fabricar documentos de identidad usados por los coyotes para traficar con personas.

Los migrantes debían pagar hasta 400.000 pesos por una cédula falsa colombiana, con la que después intentarían acceder a documentos de viaje originales, para así poder salir del país como ciudadanos de ese país.

Las personas implicadas en el caso de Paraguay no tienen antecedentes penales, dijeron investigadores de la policía. Los pasaportes adulterados fueron vendidos por policías a través de una organización paraguaya dedicada a vender documentos falsos.

"Estos ciudadanos ya fueron identificados. Son cubanos que en algún momento habrán pedido a esta organización que les envíen pasaportes a través de encomienda", dijo a medios locales el subcomisario Diosnel Alarcón, de la División de Delitos Informáticos de la Policía.

"Según lo que pudimos verificar no tienen ellos antecedentes en su país. Como sabemos que los ciudadanos cubanos de repente quieren trasladarse a otro país, como por ejemplo, Estados Unidos o Europa, ellos necesitan un documento que les sirva. Ellos querían salir de Cuba", agregó Alarcón.

Policías paraguayos implicados

Fuentes policiales dijeron que representantes de la Policía y la Fiscalía brindaron detalles de la detención de dos policías y un gestor por la venta de pasaportes del Departamento de Identificaciones.

La fiscal del caso, María Luján Estigarribia, imputó a los policías Julio Alegre y Cirilo Amarilla, además del gestor Carlos René Franco Maíz, por producción de documentos no auténticos, soborno agravado y cohecho pasivo agravado.

La agente pidió al juzgado la prisión preventiva para todos ellos.

Una "encomienda con destino a Cuba"

El comisario Carlos Duré, de la división policial, relató que la investigación se inició dos meses atrás, con la incautación en el aeropuerto Silvio Pettirossi de una encomienda con destino a Cuba.

La caja, abierta con orden judicial, contenía cuatro pasaportes paraguayos que nunca fueron retirados de Identificaciones por las personas que los solicitaron. Los documentos tenían, sin embargo, las fotografías de ciudadanos cubanos.

El suceso llevó a investigadores a seguir la pista a las personas que enviaron la encomienda, en el inicio de un operativo encubierto y documentado como cámaras ocultas. Resultó detenido el gestor que compró los pasaportes.

Durante el operativo, un policía se hizo pasar como un interesado en comprar un documento falso. Cuatro millones fue el precio pagado por los pasaportes vendidos por los policías. La falsificación corría a cargo de otros implicados.

Los investigadores aguardan los datos periciales de teléfonos para identificar a los otros involucrados. Fuentes cercanas al caso dijeron que algunos de los pasaportes incautados ya estaban vencidos y tenían un sello de "prórroga".

"Podían servir en otros países pero no acá", explicaron los investigadores.

El caso es apenas una arista de la crisis migratoria cubana, que se disparó tras el deshielo entre Cuba y Estados Unidos. El temor a que sea eliminada la Ley de Ajuste Cubano es visto como la principal causa de la avalancha de cubanos que continúan intentando pisar suelo estadounidense.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG