Enlaces de accesibilidad

Obama vota por anticipado para las legislativas del 4 de noviembre


Obama durante una visita a la oficina de protección financiera del consumidor. Archivo.

Como se hace con todos los ciudadanos, uno de los voluntarios de la mesa electoral procedió a confirmar la identidad del Presidente y le preguntó si era Barack Obama.

El presidente Barack Obama votó hoy por adelantado en Chicago para las elecciones legislativas del 4 de noviembre, en las que su partido, el demócrata, se juega mantener el control del Senado.

Obama está en Chicago para participar esta tarde en un acto de recaudación de fondos para los demócratas y acudió por sorpresa a votar al centro comunitario Martin Luther King Jr., próximo al domicilio donde vivió hasta ser elegido Presidente en 2008.

El Presidente ya votó por anticipado en 2012, y también en ese mismo centro comunitario de Chicago, para las elecciones en las que aspiraba a obtener un segundo mandato.

Entonces, en 2012, Obama se convirtió en el primer Presidente estadounidense en ejercer su derecho al voto por anticipado.

Hoy, en unas breves declaraciones a los periodistas que estaban con él en el momento de votar, Obama remarcó que "el cargo más importante en una democracia" es el de ser "ciudadano", y animó a todos los estadounidenses a aprovechar la "maravillosa oportunidad" de sufragar por adelantado.

Como se hace con todos los ciudadanos, uno de los voluntarios de la mesa electoral procedió a confirmar la identidad del Presidente y le preguntó si era Barack Obama.

"Ese soy yo", contestó él, antes de emitir su voto en una máquina electrónica.

El Presidente abrazó y saludó a unas cuantas personas que también habían acudido a votar por adelantado y después se trasladó a una de las oficinas de campaña del gobernador de Illinois, el demócrata Pat Quinn, quien aspira a ser reelegido el 4 de noviembre.

Tras ofrecer unas cajas con donuts y pasteles a los voluntarios demócratas, Obama bromeó sobre la afición de su esposa por la comida saludable: "Michelle las envía. Tenemos brócoli y zanahorias".

"Sigan trabajando, no se distraigan. Tenemos trabajo por hacer", pidió el Presidente a los voluntarios.

En los comicios del próximo 4 de noviembre, los demócratas se juegan mucho, dado que es muy improbable que recuperen la Cámara de Representantes, en manos republicanas, y está en riesgo la mayoría que ahora tienen en el Senado.

Debido a su baja popularidad y a las críticas recibidas por la gestión de la llegada del virus del ébola a EEUU y la –para muchos– tardía campaña militar contra el grupo yihadista Estado Islámico en Irak y Siria, Obama se ha resistido a aparecer en actos públicos de campaña con candidatos demócratas.

Tras cancelar la semana pasada varios viajes de campaña para coordinar con su gabinete la respuesta al ébola, Obama participó ayer en un acto en Maryland en apoyo al candidato demócrata a gobernador de ese estado, Anthony Brown. Después, viajó a Chicago para asistir a un acto de respaldo al gobernador Quinn.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG