Enlaces de accesibilidad

Obama: héroes de EEUU luchan contra el ébola


Obama asiste a evento con trabajadores del sector de la salud que luchan contra el ébola.

Acompañado por varias docenas de médicos y enfermeras que han viajado o van a viajar a Liberia, Guinea y Sierra Leona para combatir el virus, el mandatario recordó la importante labor que están llevando a cabo para superar la epidemia global.

El presidente Barack Obama llamó hoy al "respeto" y reconocimiento de los trabajadores sanitarios que de manera voluntaria participan en la lucha contra el ébola en África Occidental y, según dijo, deben ser tratados como "los héroes que son", pues ejemplifican los valores de la nación.

Acompañado por varias docenas de médicos y enfermeras que han viajado o van a viajar a Liberia, Guinea y Sierra Leona, el mandatario recordó la importante labor que están llevando a cabo para superar la epidemia global.

Obama agradeció "su sentido de servir a una causa más grande que ellos mismos", e insistió en que "se merecen" gratitud y ser tratados "con dignidad y con respeto".

"Y quiero decir a todos los médicos y enfermeras que están allí lo que les he dicho a los médicos y enfermeras aquí hoy: cada uno de ustedes estudiaron Medicina porque querían salvar vidas, y el mundo los necesita más que nunca", afirmó el mandatario tras reunirse con los sanitarios.

"Los profesionales médicos y trabajadores de salud pública que prestan servicios en África son un brillante ejemplo de lo que significa Estados Unidos para el mundo, de lo que es posible cuando Estados Unidos lidera", aseveró el mandatario, acompañado por el primer estadounidense superviviente al virus, el doctor Kent Brantly.

Brantly, que se encontraba haciendo labores humanitarias contra el virus en Liberia cuando contrajo la enfermedad, apuntó que para atajar la enfermedad "se necesita desesperadamente" más personal sanitario que pueda detener el brote.

Obama explicó que, gracias al liderazgo de los médicos y militares estadounidenses en la zona, la situación en los tres países foco del ébola ha mejorado considerablemente con la aplicación de medidas clave, como prácticas de enterramientos seguros de los fallecidos por la enfermedad o la apertura de nuevos centros de tratamiento y prevención.

"Es porque no huimos y no nos escondemos cuando hay un problema. Es porque no nos rendimos a nuestros temores, sino que en su lugar respondemos con sentido común, habilidad y coraje. Eso es lo mejor de nuestra historia; el no al miedo, el no la histeria, el no a la información. Reaccionamos con claridad y con firmeza, incluso cuando otros están perdiendo la cabeza", aseveró el Presidente.

El discurso del mandatario se ha producido en medio de la polémica sobre los protocolos de cuarentena en algunos estados, después que el jueves pasado la enfermera Kaci Hickox fuese aislada en un hospital de Nueva Jersey a su regreso de Sierra Leona y fuese obligada a mantener una cuarentena de 21 días.

Hickox, que dio negativo para el virus, está desafiando sin embargo las pautas de aislamiento impuestas por su estado natal, Maine.

"No voy a cruzarme de brazos ni dejarme intimidar por los políticos y ser obligada a quedarme en mi casa cuando no soy un riesgo para los ciudadanos estadounidenses", advirtió hoy la enfermera, que atendió enfermos de ébola en África, en una entrevista con la cadena NBC.

Obama ha defendido en reiteradas ocasiones los procedimientos de
prevención
que han marcado los Centros de Prevención y Control de
Enfermedades (CDC) a nivel federal y que no plantean aislar
automáticamente a nadie que venga de esos países, al menos que
presente síntomas de ébola.

No obstante, y pese a los avances logrados en las últimas semanas
tanto dentro del país como en suelo africano, el Presidente insistió
hoy en la necesidad "de mantener la concentración sobre los hechos y
la ciencia", y analizar las circunstancias actuales, permaneciendo
siempre alerta y vigilantes.

En un intento de no desalentar a los especialistas médicos a que
ayuden para combatir la epidemia que ya ha causado más de 5.000
muertes, el Presidente recordó que todos los sanitarios
estadounidenses que contrajeron el virus, ahora están recuperados
.

Como en otras ocasiones, el líder advirtió que "el camino es
largo" para terminar con la enfermedad y que, para lograr ese
objetivo, es fundamental enfrentarse a ella en su origen.

XS
SM
MD
LG