Enlaces de accesibilidad

Obama autoriza operación de comandos en terreno sirio


Fotografía facilitada por el Departamento de Estado estadounidense, que muestra al secretario de Estado norteamericano, John Kerry (c), junto a los delegados de una veintena de países durante su reunión en el Hotel Imperial de Viena, Austria, hoy, 30 de o

"No cabe duda que enfrentarán grandes riesgos", dijo el portavoz de la Casa Blanca "pero no se trata de una misión de combate.

El presidente Barack Obama autorizó el envío de un pequeño número de fuerzas especiales al norte de Siria para ayudar a fuerzas locales en su lucha contra el grupo Estado Islámico, dijo la Casa Blanca el viernes.

Es la primera vez que fuerzas militares estadounidenses operarán abiertamente en el terreno en Siria. El despliegue incluirá menos de 50 efectivos, dijeron los funcionarios.

El portavoz Josh Earnest aclaró que no se trata de una "misión de combate" sino que los efectivos asesorarán y entrenarán a fuerzas locales para combatir al grupo Estado Islámico.

Reconoció, sin embargo, que las fuerzas estarán tomando riesgos en una zona peligrosa del mundo, donde Estados Unidos ya está lanzando bombardeos aéreos.

"No cabe duda que enfrentarán grandes riesgos", dijo el portavoz, "pero no se trata de una misión de combate".

Estados Unidos enviará aeronaves adicionales, inclusive cazas F-15 y A-10, al base aérea de Incirlik en Turquía.

Aunque el número será pequeño, la medida implica una intensificación de la ofensiva contra el grupo extremista que controla gran parte del norte de Siria y que dice que la capital de su "califato" es la ciudad siria de Raqqa.

Una fuente dijo que un grupo limitado de militares - quizás dos decenas - irán relativamente pronto para evaluar la situación y ver qué grupos son los más afines. Irán más efectivos una vez que la punta de lanza determine cuáles son las necesidades.

El secretario de Defensa Ash Carter había insinuado la posibilidad de tal despliegue hace unos días, al afirmar que Estados Unidos estaba recalibrando su estrategia en Irak y Siria, y que de ser necesario se despacharían tropas en el terreno para luchar contra el grupo radical.


Los nueve acuerdos de Viena

Los participantes de la conferencia internacional sobre Siria celebrada hoy en Viena acordaron una serie de principios y propósitos de un proceso político que, auspiciado por Naciones Unidas, esperan lleve la paz a Siria, tras cuatro años de una guerra civil que ha dejado más de 250.000 muertos.

En la reunión participaron jefes de la diplomacia y otros altos responsables de Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudí, Irán, Turquía, Francia, Reino Unido, Alemania, Irak, China, Egipto, Italia, Jordania, Líbano, Omán, Catar y Emiratos Árabes Unidos, además de altos representantes de la Unión Europea (UE) y la ONU.

Si bien tras este primer encuentro de tantos actores permanecen serias diferencias entre sus posturas, se establecieron los siguientes puntos como base para un proceso de paz.

  • 1) Son fundamentales la unidad de Siria, su independencia, su integridad territorial y su carácter secular.
  • 2) Las instituciones del Estado permanecerán intactas.
  • 3) Los derechos de todos los sirios, sea cual sea su fe religiosa o pertenencia étnica, debe ser protegidos.
  • 4) Es imperioso acelerar todos los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la guerra.
  • 5) Se garantizará el acceso humanitario a todo el territorio de Siria y los participantes aumentarán su apoyo a las personas desplazadas en el país, a los refugiados y a los países que los acogen.
  • 6) Tienen que quedar derrotados el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas, incluidos los calificados como tales por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
  • 7) Se pide a la ONU convocar a representantes del gobierno y la oposición siria a iniciar un proceso político que lleve a una gestión de gobierno creíble, de inclusión y no sectario, que deberá elaborar una nueva Constitución y celebrar elecciones libres y justas, supervisadas por la ONU, con los estándares más altos de transparencia. Todos lo sirios, incluidos los exiliados, podrán participar en esos comicios, que deberán ser supervisados por la ONU para verificar que cumplen los estándares más altos de transparencia.
  • 8) Ese proceso político será dirigido por sirios y será la población siria la que decidirá el futuro de su país.
  • 9) Los participantes y Naciones Unidas explorarán las modalidades de un alto el fuego que deberá iniciarse de forma paralela al nuevo proceso político.

Los participantes acordaron seguirá trabajando intensamente en los próximos días con el fin de reducir los puntos de desacuerdo y ampliar las áreas de acuerdo.

Los ministros acordaron volver a reunirse en dos semanas para continuar las discusiones, en un lugar no determinado aún.

XS
SM
MD
LG