Enlaces de accesibilidad

América Latina

Muere en Argentina Hebe de Bonafini, líder de las Madres de Plaza de Mayo

Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo. (AP/Eduardo Di Baia)
Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo. (AP/Eduardo Di Baia)

Hebe de Bonafini, el ama de casa que no se doblegó ante el dolor por la desaparición de sus hijos durante la última dictadura militar argentina y se convirtió en una de las más emblemáticas luchadoras por los derechos humanos, falleció el domingo en Argentina. Tenía 93 años.

Bonafini, madre de dos hijos desaparecidos, histórica defensora y activista de los derechos humanos, fue una de las principales caras de la asociación argentina conocida en el mundo por la búsqueda de los hijos donados a otras familias en la dictadura argentina.

La muerte fue confirmada por su hija, que agradeció las muestras de cariño recibidas mientras estuvo internada en los últimos días en el Hospital Italiano de la ciudad de la provincia bonaerense de La Plata.

Queridísima Hebe, “símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina”, simplemente gracias y hasta siempre, la despidió en un homenaje personal la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su cuenta de Twitter.

Bonafini era una reconocida kirchnerista y una figura política en Argentina, donde el gobierno decretó tres días de duelo nacional.

Hebe María Pastor de Bonafini fue una de las fundadoras de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en 1977, dos años después del golpe militar que puso en práctica el más feroz aparato represivo contra disidentes en Sudamérica. Como presidenta de la organización desde 1979 hasta su muerte,

De Bonafini primero luchó por la aparición con vida de dos de sus hijos desaparecidos y por el juicio y castigo de los militares, para después involucrarse en otras causas políticas y sociales.

Recibida por más de una decena de presidentes y reconocida en el mundo entero, la activista se volvió una figura controvertida a partir de sus posturas radicalizadas contra Estados Unidos, la plena adhesión a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y en el final de su vida por un escándalo de corrupción que involucró el programa de construcción de viviendas sociales de la fundación Madres de Plaza de Mayo.

Hebe de Bonafini junto a Fidel Castro y Hugo Chávez, durante una manifestación en Córdoba, Argentina, en julio de 2006. (REUTERS/Andres Stapff)
Hebe de Bonafini junto a Fidel Castro y Hugo Chávez, durante una manifestación en Córdoba, Argentina, en julio de 2006. (REUTERS/Andres Stapff)


De Bonafini nació en 1928 en la localidad de Ensenada, en provincia de Buenos Aires. A los 18 años se casó con Humberto Alfredo Bonafini, vecino del barrio, con quien tuvo tres hijos: Jorge, Raúl y Alejandra.

Ama de casa, con apenas estudios primarios completos, todos la conocían como Kika Pastor hasta que miembros de las fuerzas armadas secuestraron a su hijo mayor en febrero de 1977 y desde ese “mismo momento que desaparece mi hijo, me convierto en Hebe de Bonafini, que esa soy ahora, una madre”, dijo en una de sus últimas entrevistas.

Los hijos de De Bonafini eran militantes de organizaciones de izquierda, incluso uno de ellos estaba en “la lucha armada”, según su madre, quien admitió que sabía de la actividad política de ambos. A fines de 1977 desapareció Raúl.

Como otras madres, De Bonafini abandonó la rutina del hogar y salió a buscar a sus hijos.

Mientras recorría hospitales, juzgados, comisarías, cuarteles y morgues comenzó a cruzarse con otras mujeres con el mismo rostro de dolor. Ante la falta de respuestas, acordaron encontrarse el sábado 30 de abril de 1977 en la Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno, y marchar por la aparición de sus hijos.

Como en ese momento regía el estado de sitio, por el cual estaban prohibidas las reuniones de más de tres personas por ser potencialmente subversivas, comenzaron a caminar alrededor de la Pirámide de Mayo, en el centro de la plaza, en sentido contrario a las agujas del reloj. En el mismo lugar se juntaron al jueves siguiente y desde entonces la marcha se repite cada jueves.

El grupo original de madres participó en una multitudinaria peregrinación a la Virgen de Luján en octubre de 1977 y para reconocerse acordaron ponerse en la cabeza los pañales de tela de sus hijos, que con el tiempo se convertirían en el rasgo distintivo de la organización.

Para amedrentar a las mujeres, los militares secuestraron y asesinaron a Azucena Villaflor, la primera presidenta de Madres. Pero sus compañeras de lucha no cesaron en la búsqueda de sus hijos y afianzaron aún más sus lazos.

En medio de la peor censura, escribían en billetes el nombre de sus hijos que habían sido secuestrados por el ejército. Con ellos compraban en la feria para que comenzaran a circular y se conociera su drama. Cuando la policía se llevaba a una detenida, todo el resto se presentaba en la comisaría y pedía que las arrestaran. Cuando les exigían el documento a una en una marcha, todas las demás sacaban el suyo. Con tantos documentos para verificar por la policía, aprovechaban y se quedaban más tiempo en la plaza.

“Hace 30 años no imaginábamos que la dictadura fuera tan asesina, perversa y criminal. Por eso quiero hablarles de ellos, de los hijos brillantes, alegres, guerrilleros, alfabetizadores, increíbles, revolucionarios, convencidos”, dijo De Bonafini al celebrar los 30 años de la creación de las Madres de Plaza de Mayo.

“Estamos convencidas de que están en la multitud. Nadie se va para siempre. Somos su voz, su mirada, su corazón, su aliento. Vencimos a la muerte, queridos hijos”.

Las Madres de Plaza de Mayo denunciaron que 30.000 disidentes desaparecieron durante la dictadura. Las cifras oficiales reducen esa cifra a la mitad. De Bonafini, como otras integrantes de la organización, nunca quiso buscar los restos de sus hijos. Tampoco participó de comisiones investigadoras que sirvieron para condenar a los represores tras el retorno de la democracia en 1983 ni cobró las indemnizaciones del Estado.

“No importa cuántas listas de muertos pidan algunos, no importa que algunas personas cobren reparación económica. Jamás vamos a aceptar que nos reparen con plata lo que hay que reparar con justicia. Las madres amamos a nuestros hijos, los amamos por encima de todo y los hijos para nosotras jamás van a morir... No estamos locas, no pedimos imposibles. Aparición con vida es una consigna ética, de principio. Mientras haya un sólo asesino en la calle, nuestros hijos vivirán para condenarlo en nuestras bocas y en las de ustedes”, dijo la líder del grupo a principios de la década de 1990.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas, De Bonafini lanzó una de sus más polémicas declaraciones: “Cuando pasó lo del atentado y yo estaba en Cuba visitando a mi hija, sentí alegría. No voy a ser hipócrita, no me dolió para nada”.

De Bonafini cuestionó duramente a los sucesivos gobiernos democráticos hasta que en 2003 fue recibida por primera vez en la casa de gobierno por el presidente electo Néstor Kirchner, quien luego impulsaría la derogación de las leyes de amnistía e indultos que protegían a los acusados de crímenes de lesa humanidad.

La activista se volvió una férrea defensora de Kirchner y de su esposa y sucesora Cristina Fernández y sus políticas. En plena pelea con el Grupo Clarín, el más poderoso conglomerado de medios del país, De Bonafini organizó un simulacro de juicio público y popular en la Plaza de Mayo contra periodistas críticos del gobierno y frente a los tribunales amenazó con “tomar” el edificio si la Corte Suprema de Justicia no avalaba una ley de medios audiovisuales impulsada por el kirchnerismo.

Esta cercanía con el poder político le valió duros cuestionamientos y la pelea con otros organismos de derechos humanos. En 2011 De Bonafini fue imputada por irregularidades en el manejo de fondos públicos destinados a un programa de construcción de viviendas sociales de la fundación Madres Plaza de Mayo. La activista luego fue sobreseída, pero su figura quedó manchada por el escándalo.

Con una pasión poco conocida por las carreras de autos, De Bonafini quedó viuda en 1982 y nunca rehízo su vida afectiva. La sobrevive su hija Alejandra.

Vea todas las noticias de hoy

Selva del Darién: 402 cubanos la han atravesado en lo que va de 2024

La frontera entre Colombia y Panamá se ha convertido en un corredor para los migrantes que intentan de llegar a EEUU. / Foto: Arnulfo Franco (AP)
La frontera entre Colombia y Panamá se ha convertido en un corredor para los migrantes que intentan de llegar a EEUU. / Foto: Arnulfo Franco (AP)
Getting your Trinity Audio player ready...

Entre enero y junio de este año 402 cubanos han transitado por la selva del Darién, de acuerdo a un comunicado de Migración Panamá.

Según el organismo, hasta el seis de junio la Operación Flujo Controlado de Migrantes Irregulares registró un tránsito de 174.513 personas por esa peligrosa zona. De ellos, 113.244 eran venezolanos, 12.300 ecuatorianos, 11.219 colombianos, 10.348 chinos, 9980 haitianos, 1771 de India, 402 cubanos y el resto de otras nacionalidades.

"El Servicio Nacional de Migración recuerda los peligros a los que se enfrentan quienes deciden realizar travesía por la Selva de Darién, no pongas en riesgo tu vida, ni la de tus seres queridos", alertaron.

Un número récord de 520.000 migrantes transitaron por esa área en 2023. El año anterior 248.284 realizaron la misma travesía. La cifra supuso un aumento del 110%.

Pero el número de cubanos venía disminuyendo desde el pasado año. En 2023 se reportó un total de 1124, mientras que en 2022 lo hicieron 5961.

El presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino, prometió que cerraría el paso a los migrantes por la Selva del Darién durante su mandato (del 1 de julio de 2024 hasta el 30 de junio de 2029) y que para ello trabajaría de conjunto con Estados Unidos.

"Vamos a cerrar Darién y vamos a repatriar a todas estas personas como corresponda, respetando los derechos humanos", aseguró Mulino durante su campaña.

La frontera entre Colombia y Panamá se ha convertido en un corredor para los migrantes que intentan de llegar a EEUU.

Esta semana la administración de Joe Biden anunció nuevas restricciones para las solicitudes de asilo en la frontera con México.

“Los migrantes no podrán recibir asilo en nuestra frontera sur a menos que lo soliciten después de ingresar (al país) a través de un proceso legal establecido”, dijo en referencia a la cita (en la aplicación CBP One).

“Esta prohibición permanecerá activa hasta que el número de personas que intentan ingresar ilegalmente se reduzca a un nivel que nuestro sistema pueda gestionar de manera efectiva”, agregó.

En un comunicado la Casa Blanca aclaró que las "medidas entrarán en vigor cuando la frontera sur se vea desbordada y les facilitarán a los funcionarios de inmigración la rápida expulsión de las personas que no tengan un fundamento legal para permanecer en Estados Unidos".

"No son permanentes. Se suspenderán cuando el número de inmigrantes que crucen la frontera entre los puertos de entrada sea lo suficientemente bajo como para que el sistema estadounidense pueda garantizar una gestión segura y eficaz de las operaciones fronterizas. Estas medidas también incluyen excepciones humanitarias similares a las incluidas en el acuerdo fronterizo bipartidista anunciado por el Senado, incluidas las destinadas a los niños no acompañados y a las víctimas del tráfico de personas", puntualizó.

Guardacostas de EEUU incautan 63 millones de dólares en drogas frente a costas de Venezuela

Imágenes divulgadas el 7 de junio de 2024 por la Guardia Costera de Estados Unidos en la plataforma X.
Imágenes divulgadas el 7 de junio de 2024 por la Guardia Costera de Estados Unidos en la plataforma X.

El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos (USCG) informó el viernes sobre la incautación de unos 2.177 kilos de cocaína frente a las costas de Venezuela, valorados en unos 63 millones de dólares.

“Esta carga es el resultado de dos interdicciones”, informó el servicio de la Guardia Costera de la parte suroeste de EEUU, y agregó que se trató de dos operaciones diferentes de conjunto con la Armada Real de los Países Bajos y la Guardia Costera Holandesa del Caribe.

El alijo de drogas fue descargado el jueves en Port Everglades, condado de Broward, informaron las autoridades.

Los hechos sucedieron en las primeras horas de la mañana del pasado martes cuando un barco de la Armada Real de los Países Bajos junto con un destacamento policial de la Guardia Costera de EEUU hacía patrullaje antidrogas e “identificó una embarcación sospechosa de contrabandear narcóticos en aguas internacionales”.

Los sospechosos se dieron a la fuga y los guardacostas abrieron fuego. La lancha rápida se incendió y hundió. Tres de los contrabandistas desaparecieron y sus cuerpos no han sido recuperados. Este viernes, las autoridades conjuntas de Países Bajos y EEUU suspendieron la búsqueda, según comunicado de prensa.

"La decisión de suspender los esfuerzos de búsqueda activa no es algo que tomamos a la ligera, y la Guardia Costera está trabajando para investigar el incidente de acuerdo con la política de la Guardia Costera”, dijo el comunicado el comandante John Beal, oficial de asuntos públicos del Distrito Siete de la Guardia Costera.

Claudia Sheinbaum gana las elecciones de México

La candidata oficialista, que prometió durante toda su campaña dar continuidad a los proyectos de Andrés Manuel López Obrador, obtuvo casi 30 puntos de ventaja / Foto: Alexandre Meneghini (Reuters)
La candidata oficialista, que prometió durante toda su campaña dar continuidad a los proyectos de Andrés Manuel López Obrador, obtuvo casi 30 puntos de ventaja / Foto: Alexandre Meneghini (Reuters)
Getting your Trinity Audio player ready...

La candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum, ganó la presidencia de México tras obtener entre un 58,3% y un 60,7% de los votos en las elecciones de este domingo, según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE) de ese país.

“Por primera vez en 200 años de la República, me convertiré en la primera mujer presidenta de México”, dijo en la madrugada del lunes al dirigirse a sus seguidores.

Sheinbaum, que prometió durante toda su campaña dar continuidad a los proyectos de Andrés Manuel López Obrador, obtuvo casi 30 puntos de ventaja sobre su contrincante de oposición, Xóchitl Gálvez, quien logró entre 26.6% y 28.6%. El tercer lugar fue para Jorge Álvarez Máynez, con 9.9% a 10.8%.

"No lo he logrado sola. Todos lo hemos logrado, con nuestras heroínas que nos dieron nuestra patria, con nuestras madres, nuestras hijas y nuestras nietas", comentó.

La científica, de 61 años, fue secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal (2000-2006) cuando Andrés Manuel López Obrador era el jefe de Gobierno de la capital. Fue la primera mujer elegida jefa delegacional en Tlalpan (2015-2017) y luego alcaldesa de la Ciudad de México (2018-2023) .

La actual presidenta de México, representante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), lideró las encuestas de principio a fin.

Su victoria podría significar que se mantenga la estrecha relación con el régimen de La Habana, impulsada por AMLO. Esta misma madrugada el gobernante Miguel Díaz-Canel publicó un mensaje de felicitación a Sheinbaum.

"Cuba saluda la histórica elección de Claudia Sheinbaum como Presidenta de México. Le deseamos éxitos en su gestión, primera de una mujer en ese cargo. Cuente con la disposición cubana de seguir fortaleciendo la entrañable hermandad que une a nuestros pueblos", escribió en su cuenta de X.

López Obrador colaboró con Cuba en varias áreas, entre la que destacan la contratación de médicos y el envío de crudo a la isla. A finales del año pasado aseguró que su postura era ayudar a La Habana en todo lo que pudiera.

Sheinbaum, que tomará poseción del cargo en octubre próximo, enfrenta retos como la inseguridad, la corrupción, el crimen organizado, la deuda pública y la crisis en la frontera, entre otros.

Llegará al poder Ejecutivo federal como la primera mujer en la historia de México que ocupa el puesto de presidenta. Según sus promesas de campaña, promoverá las energías renovables, respetará las libertades de prensa y empresarial, así como los programas sociales de su antecesor.

Mexicanos votan en elección que podría llevar por primera vez a una mujer a la presidencia

Claudia Sheinbaum arriba al centro de votación, en San Andrés Totoltepec, Tlalpan, en la Ciudad de México, este domingo, 2 de junio de 2024. (Yuri Cortez/AFP)
Claudia Sheinbaum arriba al centro de votación, en San Andrés Totoltepec, Tlalpan, en la Ciudad de México, este domingo, 2 de junio de 2024. (Yuri Cortez/AFP)
Getting your Trinity Audio player ready...

Las votaciones de México iniciaron el domingo en una histórica elección en la que dos mujeres se disputan la presidencia con dos opciones opuestas: la de quienes quieren un cambio de rumbo y la de quienes respaldan la continuidad del modelo heredado del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las elecciones se consideran un referéndum de la administración de López Obrador, quien en sus seis años de mandato amplió los programas sociales pero también la militarización del país y no pudo controlar ni la inseguridad ni la impunidad ni el avance del crimen organizado.

La candidata del oficialista partido Morena, Claudia Sheinbaum, exalcaldesa de la capital, es la favorita de la contienda seguida de la empresaria y exsenadora Xóchitl Gálvez, quien encabeza la coalición opositora formada por un partido conservador (el PAN), uno izquierdista (el PRD) y el que gobernó México durante siete décadas del siglo XX (el PRI).

La candidata de la oposición, Xochitl Galvez, frente a una mesa electoral el día de las elecciones generales, en la Ciudad de México. (REUTERS/Luis Cortes)
La candidata de la oposición, Xochitl Galvez, frente a una mesa electoral el día de las elecciones generales, en la Ciudad de México. (REUTERS/Luis Cortes)

Ninguna de las dos mujeres, ambas de 61 años, ha conseguido enganchar con el electorado como lo hizo hace seis años López Obrador, que ganó por más de 30 puntos de ventaja en 2018.

En las afueras de la Ciudad de México, en el barrio de San Andrés Totoltepec, el ama de casa Stephania Navarrete, de 34 años, observaba a las decenas de camarógrafos y funcionarios electorales reunidos donde Sheinbaum iba a votar.

Navarrete dijo que planeaba votar por la candidata de Morena pese a sus críticas a López Obrador.

"Tener una mujer presidente, para mí como mujer mexicana, no va a ser como antes cuando, por el simple hecho de decir que eres mujer te limita a ciertas profesiones. Ahora ya no", dijo Navarrete a The Associated Press.

Agregó que los programas sociales de López Obrador, el mentor de Sheinbaum, son cruciales pero que la violencia de los cárteles es su principal preocupación. "Para mí el reto mayor en la seguridad. Dijeron que iban a bajar los niveles de delincuencia pero no, fue todo lo contrario, se dispararon. Obvio no culpo completamente el presidente, pero es en cierta manera su responsabilidad", dijo Navarrete.

Claudia Sheinbaum arriba al centro de votación, en San Andrés Totoltepec, Tlalpan, en la Ciudad de México, este domingo, 2 de junio de 2024. (Carl de Souza/AFP)
Claudia Sheinbaum arriba al centro de votación, en San Andrés Totoltepec, Tlalpan, en la Ciudad de México, este domingo, 2 de junio de 2024. (Carl de Souza/AFP)

Casi 100 millones de mexicanos están llamados a votar en los comicios más grandes en los que, además de la presidencia, se renovarán las dos cámaras del Congreso, nueve de las 32 gubernaturas y más de 19.000 cargos locales.

Alrededor de 675.000 mexicanos que viven en el extranjero están registrados para votar pero en el pasado sólo un pequeño porcentaje lo ha hecho. El voto no es obligatorio en México y la participación ha rondado el 60% en las últimas elecciones.

Las urnas de la mayor parte del país cierran a las 18.00 horas (00.00 GMT) y se espera que los primeros resultados preliminares y parciales empiecen a fluir a las 21.00 horas (03.00 GMT).

Sheinbaum, exacadémica, ha apostado por la continuidad del modelo, lo que le garantiza el apoyo de los sectores más populares —que son la base electoral del actual presidente— pero le dejó poco o ningún margen de maniobra para proponer ajustes a las políticas más polémicas del mandatario.

Gálvez, una mujer que presume de haber pasado de vender gelatinas a fundar sus propias empresas tecnológicas, se presentó como la única opción para devolver la paz a los mexicanos y centró su campaña en criticar la estrategia de seguridad del presidente de "abrazos, no balazos", que quiere atajar las causas de la violencia sin confrontación directa con los cárteles.

Una electora emite su voto durante las elecciones generales en la Ciudad de México, el domingo 2 de junio de 2024. (AP foto/Marco Ugarte)
Una electora emite su voto durante las elecciones generales en la Ciudad de México, el domingo 2 de junio de 2024. (AP foto/Marco Ugarte)

También denunció que la forma de gobernar del actual mandatario supone un peligro para la democracia por querer suprimir organismos autónomos o por sus enfrentamientos y ataques al Poder Judicial.

El único candidato presidencial hombre es Jorge Álvarez Máynez, del pequeño partido Movimiento Ciudadano, que va en un lejano tercer lugar.

Pedro Saldívar Roja, un ex farmacéutico de 71 años, estaba al frente de la fila de votantes en San Andrés Totoltepec con un rosario al cuello y un bastón en la mano.

"Es una elección histórica, para votar y unirnos en el oficio del pueblo", dijo el hombre e indicó que planeaba votar por Sheinbaum debido a los programas sociales de López Obrador, especialmente los pagos realizados a los mexicanos mayores.

Votantes, algunos con un cartel de apoyo a la candidata presidencial de la oposición Xóchitl Gálvez, hacen fila afuera de un colegio electoral durante las elecciones generales en la Ciudad de México, el 2 de junio de 2024. (AP/Fernando Llano)
Votantes, algunos con un cartel de apoyo a la candidata presidencial de la oposición Xóchitl Gálvez, hacen fila afuera de un colegio electoral durante las elecciones generales en la Ciudad de México, el 2 de junio de 2024. (AP/Fernando Llano)


Morena, un partido creado por López Obrador hace diez años, gobierna en 23 de los 32 estados del país y tiene mayoría simple en ambas cámaras del Congreso que ahora aspira a ampliar hasta los dos tercios necesarios para poder reformar la Constitución sin necesidad de consenso, algo que preocupa profundamente a la oposición y a los expertos.

La violencia política se ha multiplicado durante la campaña. No es algo nuevo para México, donde el crimen organizado busca condicionar a los candidatos en los estados y municipios para garantizarse el control local de las zonas donde opera. Pero este año su impacto ha sido notable con casi una treintena de aspirantes a cargos públicos asesinados —según información de la organización Data Cívica—, y decenas de ataques, amenazas y homicidios de familiares de los políticos.

Andres Manuel López Obrador muestra su boleta antes de votar este domingo en un colegio electoral de la Ciudad de México. (REUTERS/Henry Romero)
Andres Manuel López Obrador muestra su boleta antes de votar este domingo en un colegio electoral de la Ciudad de México. (REUTERS/Henry Romero)

Un candidato a alcalde en Guerrero, al sur, fue baleado en pleno mitin de cierre de campaña. En Morelos, en el centro del país, o en Nuevo Laredo, en la frontera con Estados Unidos, el crimen organizado colgó lo que podrían considerarse "narcocarteles electorales" para que votaran por determinado candidato. Y en Chiapas, un estado en plena guerra entre el Cártel de Jalisco y el de Sinaloa, desconocidos quemaron una oficina local del instituto electoral que no provocó víctimas pero sí acabó con toda la papelería de las votaciones hecha ceniza.

Más de 27.000 uniformados federales, la mayoría de la Guardia Nacional, han sido desplegados para garantizar la seguridad de las votaciones que serán vigiladas también, entre otros, por observadores internacionales de la Organización de los Estados Americanos.

En el terreno económico México llega a los comicios con el peso fortalecido frente al dólar en los últimos años, principalmente debido a los altos tipos de interés internos y al aumento de las remesas que son enviadas por los emigrantes desde Estados Unidos a miles de rincones de México. El crecimiento medio del PIB durante el mandato de López Obrador ha sido del 1% anual.

Bukele asume segundo mandato en El Salvador, anticipando "medicina amarga" para sanar la economía

Nayib Bukele junto a su esposa Gabriela de Bukele desde el balcón del Palacio Nacional tras recibir la banda presidencial, durante la ceremonia de juramento de su segundo mandato en San Salvador, el 1 de junio de 2024. Presidencia de El Salvador /Folleto vía REUTERS
Nayib Bukele junto a su esposa Gabriela de Bukele desde el balcón del Palacio Nacional tras recibir la banda presidencial, durante la ceremonia de juramento de su segundo mandato en San Salvador, el 1 de junio de 2024. Presidencia de El Salvador /Folleto vía REUTERS

El presidente salvadoreño Nayib Bukele asumió el sábado un segundo mandato consecutivo de otros cinco años, con el desafío de disminuir los indicadores de la pobreza y aliviar las finanzas públicas del país más pequeño de Centroamérica, anticipando que podría requerir de una "medicina amarga".

A principios de febrero, Bukele arrasó en las presidenciales con el 84.6% de los votos, pese a los reclamos de sus opositores y algunos miembros de la comunidad internacional que denunciaron los comicios asegurando que la Constitución del país prohíbe la reelección inmediata.

La popularidad de Bukele, un controversial expublicista de 42 años de edad que inició su primer mandato en 2019, fue catapultada por una guerra contra las pandillas que le permitió reducir el número de homicidios en dos años en 87%, tras la implementación de un estado de emergencia que ha colocado al país entre los más seguros del mundo.

A pesar del amplio respaldo a la medida, la debilitada oposición y diversos organismos de derechos humanos la han criticado asegurando que se ha capturado -a veces sin pruebas- al 2.5% de la población adulta del país.

Con vecindarios más seguros, ahora la principal preocupación de la mayoría de los seis millones de salvadoreños es el incremento del costo de vida y del desempleo, que han llevado la pobreza a niveles no vistos en más de un lustro.

Tras hacer una analogía de la situación del país con un paciente con diversas enfermedades que está en tratamiento, Bukele se comprometió a atacar y curar las otras enfermedades de El Salvador, como la situación de la economía, luego de acabar con el cáncer de las pandillas.

"Ahora que ya arreglamos lo más urgente, que era la seguridad, vamos a enfocarnos de lleno en los problemas importantes, empezando por la economía", dijo Bukele en su discurso de posesión. "Quizá en este nuevo tratamiento para sanar la economía, quizá también haya que tomar medicina amarga".

"Esta es la receta que ustedes eligieron, la receta que está dando resultados", agregó, aunque no dio detalles de cuáles serán las medidas que implementará en el nuevo mandato.

En la última década, la pobreza se redujo en El Salvador desde niveles cercanos al 50% hasta llegar al 30% en 2019, cuando asumió Bukele. Sin embargo, el joven mandatario ha tenido dificultades para seguir reduciendo la incidencia y el año pasado subió al 30.2% de la población.

"Los impactos de las políticas o de las decisiones que el Gobierno toma a nivel macroeconómico, sobre todo las que tienen que ver con reducir gastos sociales para poder pagar deuda o para reducir el déficit fiscal, terminan generando una situación crítica a las mujeres y a los hogares del área rural", opinó la economista Julia Evelyn Martínez.

FINANZAS PÚBLICAS

En 2021, Bukele sorprendió a propios y extraños al anunciar que El Salvador adoptaría el bitcóin como moneda de curso legal en paralelo al dólar estadounidense.

Pero el proyecto no ha despegado como se esperaba y hasta podría estar perjudicando las posibilidades del país de recibir una necesaria inyección de efectivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), en momentos en que la economía registra el crecimiento más lento de Centroamérica y la deuda pública alcanzó un récord de tres décadas en 2022.

"Si bien en los últimos años la deuda ha disminuido, todavía es superior a los niveles previos a la pandemia y la posición fiscal del país continúa siendo frágil", dijo el Banco Mundial.

"El Gobierno enfrenta presiones de liquidez y tiene pocas alternativas de financiamiento", agregó el organismo.

Desde que Bukele asumió la presidencia, la deuda pública de El Salvador se ha venido incrementando. Al cierre de 2023, la deuda pública total del país centroamericano llegó a 20,000 millones de dólares. De ellos, 12,000 millones corresponden a deuda externa.

Sin embargo, las cuentas no incluyen la deuda estatal con los fondos privados de pensiones de casi 10,000 millones de dólares.

En un intento por aminorar la curva de vencimientos de sus obligaciones, en los últimos años, el país ha recomprado bonos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG