Enlaces de accesibilidad

Rubio aboga por mantener Ley de Ajuste pero eliminar beneficios


Marco Rubio, senador republicano.

Marco Rubio pidió en el Senado que los cubanos sean "tratados como cualquier otro inmigrante y no sean elegibles" para beneficios si no pueden probar la condición de refugiados.

El senador republicano Marco Rubio pidió el miércoles, en un discurso en el Senado, un cambio en la política estadounidense hacia los inmigrantes cubanos. El objetivo de su propuesta es que se ponga fin a los beneficios automáticos para refugiados que reciben quienes llegan desde la isla por razones económicas.

"En esencia, nuestra ley trata a todos los cubanos categóricamente como si fueran refugiados, puedan probarlo o no", dijo el legislador republicano por el estado de Florida en su discurso.

En la actualidad, todos los cubanos pueden acceder a pagos de Seguridad Social y otros beneficios públicos durante sus primeros cinco años en Estados Unidos. Son el único grupo de inmigrantes que los recibe.

Rubio aclaró que la enmienda que ha presentado en el Senado exigiría que los que vienen de Cuba, que todavía podrán recibir un estatus permanente en Estados Unidos en virtud de la Ley de Ajuste Cubano, sean "tratados como cualquier otro inmigrante y no sean elegibles para la mayoría de los programas de beneficios federales durante cinco años, a menos que puedan demostrar y probar que pueden acogerse a la condición de refugiado".

Rubio es hijo de inmigrantes cubanos que llegaron a Florida en la década de 1950, antes de la revolución comunista que llevó a décadas de un embargo económico estadounidense.

Cuba ha sido un tema mencionado en la campaña presidencial para las elecciones de noviembre. Rubio, un exprecandidato republicano, se opone a las recientes medidas para normalizar las relaciones EEUU-Cuba, al igual que el senador Ted Cruz, también de ascendencia cubana, quien permanece aún en la carrera por la nominación de su partido.

Rubio señaló que Estados Unidos gastó $680 millones en 2014 en beneficios públicos para inmigrantes cubanos, que en muchos casos viajan constantemente a la isla y los gastan allá, y hasta se han vuelto a establecer en Cuba mientras parientes o amigos les cobran la ayuda y se la envían.

"Es difícil justificar el estatus de refugiados de algunos cuando luego de llegar a Estados Unidos viajan al lugar del que dicen que huyeron unas 10, 15, 20, 30 veces al año", dijo Rubio.

El Senador dijo que no buscaba cambiar la ley de Ajuste Cubano, de la época de la Guerra Fría, que permite a los inmigrantes cubanos ingresar a Estados Unidos, ni negar los beneficios de refugiados a quienes los merecen.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG