Enlaces de accesibilidad

El mapa tradicional sigue siendo el recurso para viajar en una Cuba sin Internet


Los dos mapas de Cuba editados por Van Dam.

En un país en el que no ha entrado Google Maps y en el que no se puede hacer uso de apps desde el teléfono móvil que se editen nuevos mapas impresos sigue siendo noticioso.

En cualquier otro lugar del mundo la publicación de un mapa turístico actualizado no sería noticia. Uno más de los que se imprimen e incluso se reparten gratuitamente en multitud de lugares con tal de que los visitantes se desplacen por la ciudad. Sin embargo, en Cuba todo es distinto tal y como refleja en un artículo The New York Times.

En un país en el que no ha entrado Google Maps y en el que no se puede hacer uso de apps desde el teléfono móvil porque no existe una red 3G, que se ponga a la venta un mapa en papel con los puntos de interés revisados y actualizados sí que es novedoso. En el futuro próximo, además, tampoco hay signos de que esto cambie, pues sólo el 5% de la población tiene acceso a Internet y por el momento los únicos avances son la instslación de algunos puntos Wi-fi de pago y a precios abusivos.

En el caso de la empresa Van Dam, cuando comenzó a diseñar mapas turísticos de Cuba en 2014 no se imaginaba el mercado que podría tener gracias al boom de visitantes, sobre todo estadounidenses, que llegarían a la isla después de que Obama aliviara las restricciones para viajar a Cuba.

Por el momento, sus mapas de reciente aparición (Cuba y La Habana) son de los pocos que incluyen todos los datos y direcciones actualizados, algo nada fácil de conseguir en este país en el que mucha labor hay que hacerla in situ y personalmente.

Como ejemplo de esta realidad, para materializar sus mapas cubanos Van Dam extrajo su información de datos federales de Estados Unidos cortesía de la CIA y de la experiencia personal de su equipo, junto a otras fuentes como la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Van Dam y su equipo visitaron Cuba en 2013 con un permiso de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) que les permitía llevar a cabo la investigación necesaria y recopilar los datos de restaurantes en La Habana, hoteles y centros turísticos que incluye.

Sin embargo, el proyecto de esta editorial especializada en cartografías turísticas no acaba ahí. En la actualidad trabajan en otros proyectos digitales sobre Cuba, inlcuyendo una web que muestre de manera interactiva la expansión de la clave -un instrumento originario de la isla- por el mundo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG