Enlaces de accesibilidad

Futuros doctores aprenden inglés médico en Cuba con materiales de la Voz de América


Estudiantes de Medicina.

Artículos, audios y videos los motivan a aprender más, aunque su prueba de fuego es trabajar en países de habla inglesa.

How can I help you? (¿Cómo puedo ayudarle?).

How long has it been hurting? (¿Desde cuándo le duele?).

Estas son algunas de las frases en inglés que los estudiantes aprenden en la Facultad de Ciencias Médicas Enrique Cabrera de La Habana, Cuba. Los graduados de la Facultad realizan su práctica tanto en la isla como en países de África y de la América del Sur y Central.

Juan Carlos Domínguez López es el director del Departamento de Inglés. El profesor López refiere que los estudiantes de Medicina empiezan sus clases de idioma por aprender a preguntar sobre la dolencia del paciente. Preguntas tales como:

What can I do for you? (¿Qué puedo hacer por usted?).

Where does it hurt? (¿Dónde le duele?).

Can you describe your pain? (¿Puede describirme su dolor?).

Are you taking any medication? (¿Está tomando algún medicamento?).

El Hospital Docente Enrique Cabrera (Ernesto G. Díaz)
El Hospital Docente Enrique Cabrera (Ernesto G. Díaz)

Hablar con un paciente es más difícil cuando este es un niño o no habla la misma lengua que el médico. Para esos casos, los estudiantes aprenden que pueden serles útiles fotos o caricaturas. El paciente puede, entonces, apuntar a una imagen que explique una lesión. Los futuros médicos también aprenden a utilizar la forma imperativa de los verbos, como:

─Sit down. (Tome asiento).

─Tell me about your family history. (Hábleme de sus antecedentes familiares).

─Hold out your arm. (Extienda su brazo).

Pero, según López, la herramienta más importante para el aprendizaje del vocabulario médico en inglés es la experiencia en la vida real. Dice que los estudiantes acompañan a los médicos cuando pasan visita a los pacientes en el hospital o en la clínica del centro universitario. En estas "rondas" los aprendices observan cómo los médicos y especialistas hablan con los pacientes, discuten cada caso y escriben informes.

El valor de esta experiencia directa es que vincula la teoría con la práctica. Los educandos aprenden la teoría en el aula, pero descubren en la clínica cómo ayudan los médicos a los pacientes. Por ejemplo, pueden aprender la parte teórica sobre los gérmenes, el concepto de que estos causan las enfermedades. Pero mientras siguen a los médicos pueden notar cuántas veces se lavan las manos y cómo usan la ropa quirúrgica, las batas y tapabocas para prevenir la infección.

López dice que a medida que los alumnos avanzan, aprenden la estructura de la gramática inglesa para el estilo indirecto, que sirve para reportar lo referido por otros. Cuando los médicos escriben un informe o se comunican con colegas, utilizan el estilo indirecto:

The patient said that she has had two children. (La paciente dijo que ha tenido dos hijos).

Dr. González said the previous surgery was successful. (El Dr. González dijo que la cirugía anterior fue exitosa).

Los estudiantes de Medicina que aprenden inglés y cuyo idioma original es el español deben aprender, asimismo, las diferencias entre palabras como "sufffer" en inglés y "sufrir" en español. No se utilizan con el mismo significado. En inglés se dice: "the patient suffers from" una enfermedad para indicar que "el paciente se queja" de la enfermedad.

Además de aprender de la experiencia de la vida real, los estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas Enrique Cabrera leen y escuchan artículos –y ven videos– sobre temas médicos del programa Learning English de la Voz de Estados Unidos de América (VOA). López precisa que usa una historia de la VOA para enseñar sobre el grupo de afecciones del hígado conocidas como hepatitis. Afirma que el empleo de materiales multimedia de la VOA y del servicio británico BBC motiva a los estudiantes a aprender más.

Los médicos cubanos hacen su práctica en Cuba o en el extranjero.
Los médicos cubanos hacen su práctica en Cuba o en el extranjero.

Pero por más que uno estudie el inglés, no hay nada tan útil como vivir y trabajar en un país de habla inglesa. López cuenta que muchas veces sus estudiantes regresan de misiones en el extranjero y le dicen, "¡Guao! Yo pensaba que sabía inglés, pero una vez allí, el inglés de ellos me era muy difícil de entender".

El profesor López observa que los estudiantes cubanos prefieren practicar el inglés de Estados Unidos en lugar del inglés británico. Después de todo, Cuba y Estados Unidos son dos vecinos a sólo 90 millas (144 kilómetros) de distancia el uno del otro.

A medida que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos sigan mejorando, López espera que haya más becas estudiantiles y cursos disponibles en el país vecino para sus estudiantes. Él ya ha cursado en la Embajada de Estados Unidos en La Habana un entrenamiento para tomar a sus alumnos el Examen de Inglés como Lengua Extranjera (TOEFL), que se requiere a todos los estudiantes internacionales que aspiran a ingresar en universidades estadounidenses.

[Publicado originalmente por Voice of America el 27/10/2015]

XS
SM
MD
LG