Enlaces de accesibilidad

EEUU explica abstención: el embargo a Cuba es una política fallida


Cuba exprimió su maquinaria propagandística para exigir a EEUU el fin de bloqueo.

“No hay razón para votar en defensa de una política fallida a la que nos oponemos”, dijo el asesor adjunto de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Ben Rhodes.

Con la abstención este miércoles ante las Naciones Unidas, la Administracion Obama reafirmó su postura contraria al embargo a Cuba y la voluntad de la Administración Obama de levantar las restricciones.

Luego de anunciar en su Twitter que Estados Unidos se abstendría por primera vez en la votación de Naciones Unidas sobre el embargo estadounidense a Cuba, el asesor adjunto de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Ben Rhodes, explicó las razones de la Administración para tomar esa decisión. La Casa Blanca retuiteó sus palabras.

No hay razón para votar en defensa de una política fallida a la que nos oponemos”, dijo Rhodes. “El embargo niega oportunidades a los cubanos y aísla a los Estados Unidos. Por el bien de nuestros intereses y el del pueblo cubanos, debe ser levantado”.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas, Samantha Power, también se hizo eco de la abstención frente al resto de los países del mundo, y publicó varias fotos del proceso en su Twitter:

“Acabo de informar a UNGA que los Estados Unidos se abstendrá por primera vez de la resolución anual sobre el embargo a Cuba. Nuestro voto es el próximo”, escribió.

"La resolución que se vota hoy es un ejemplo perfecto de por qué la política estadounidense de aislar a Cuba no estaba funcionando", defendió Power al anunciar la abstención.

"En lugar de aislar a Cuba (...), nuestra política aislaba a EE.UU. Incluido justo aquí en Naciones Unidas", añadió, en un discurso que fue recibido con fuertes aplausos del resto de delegaciones.

La abstención, dejó claro Power, "no significa que EEUU está de acuerdo con todas las políticas y prácticas del Gobierno cubano".

En ese sentido, reiteró que Washington sigue estando preocupado por las "graves violaciones de los derechos humanos" que las autoridades cubanas cometen contra su propio pueblo, por ejemplo con las detenciones arbitrarias de opositores.

Power también explicó que Estados Unidos no está de acuerdo con los motivos señalados en la resolución aprobada este miércoles por la ONU.

La embajadora afirmó que todas las políticas de Estados Unidos hacia Cuba cumplen con la Carta de la ONU y la legislación internacional, y también cumplen con leyes comerciales y marítimas.

Power afirmó en ese contexto que el presidente de Estados Unidos está en contra del embargo, pero rechaza categóricamente el texto de la resolución de la ONU que dice que dichas sanciones violan la ley.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG