Enlaces de accesibilidad

En vivo y directo: Opositores cubanos exploran la transición democrática en Birmania


Vista general de la sesión de la Cámara Baja del Parlamento birmano en Naypyidaw (Birmania).

Tras casi 50 años de dictadura militar los birmanos tienen hoy más libertades y bienestar, pero viejas leyes, los militares y el miedo siguen ahí, algo familiar para los activistas cubanos que acaban de regresar de una visita al país indochino.

Con el fin de observar de primera mano la experiencia de una sociedad en transición a la democracia un grupo de activistas de la sociedad civil cubana realizó entre el 22 y el 30 de agosto pasados una visita a Birmania, patrocinada por el Instituto Internacional Republicano.

El pastor del Movimiento Apostólico Bernardo de Quesada Salomón.
El pastor del Movimiento Apostólico Bernardo de Quesada Salomón.

Entre los participantes se contaron la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler; el líder del Frente de Resistencia Cívica Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”; el organizador de la Campaña Por otra Cuba Antonio González Rodiles; la abogada independiente Laritza Diversent; la sicóloga Kirenia Yalit, directora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana; el pastor del Movimiento Apostólico Bernardo de Quesada Salomón; Pablo Díaz, director del periódico digital “Diario de Cuba”; y Eliécer Avila, líder del movimiento "Somos +".

“Para mí fue la experiencia más interesante de todos los intercambios que ha podido sostener”, dijo a Martí Noticias el joven ingeniero informático.

─Después de que cayera la dictadura militar de más de 50 años allí se están produciendo cambios en todos los sentidos: en la política, en la educación, en la economía, y tuvimos la oportunidad de intercambiar con organizaciones de la sociedad civil, de derechos humanos, de los movimientos LGBT, parlamentarios que fueron opositores y que fueron presos políticos hace muy poco y que ahora son funcionarios del Estado.

Avila destacó lo valioso de poder tener esa perspectiva, “con sus aciertos y con sus errores, porque se están dando una serie de situaciones que complican los cambios como las diferencias históricas entre las etnias, las religiones”

Como enseñanzas para una transición democrática en Cuba destaca el hecho de cómo a pesar de la transición en ese país indochino no se ha podido despojar a los militares de su poder.

─La constitución todavía les arroga el derecho de tener de facto el 25 por ciento del parlamento. Paralelamente para cambiar cualquier detalle de la Constitución se necesita más del 75 por ciento de los votos, por tanto está petrificada la ley (fundamental), sin contar con los militares no se puede hacer ningún cambio. Ese podría ser uno de los modelos que la dictadura en Cuba intente establecer, plasmar constitucionalmente su poder económico y político.

Pero las ventajas de la transición superan a los contratiempos.

─Por ejemplo, Birmania era hasta hace un año uno de los países con menos penetración de Internet, y ya tienen diez millones de usuarios, y esto ha permitido el surgimiento de nuevas plataformas de expresión, de medios alternativos de prensa, de bloggers, y están saliendo a la luz muchísimos estudios e informaciones que nunca antes se habían visto: censos de población, la discrimiminación de ciertas etnias, el tema de la mujer, la participación política de los jóvenes, todos estos temas están tomando impulso a partir del acceso a las tecnologías, porque todavía hay una ley que prohíbe que más de cierto número de personas se reúnan en público, aún hoy.

El presidente estadounidense Barack conversa con la líder de la oposición birmana Aung San Suu Kyi a su llegada a la casa de la Premio Nobel de la Paz.
El presidente estadounidense Barack conversa con la líder de la oposición birmana Aung San Suu Kyi a su llegada a la casa de la Premio Nobel de la Paz.

Aung San Suu Kyi, objeto de controversias

En este momento de la verdad quien fuera el icono del movimiento prodemocracia en Birmania es objeto de fuertes controversias:

─El papel de Aung San Suu Kyi, que fue determinante en esto, tampoco es perfecto al menos ante los ojos de muchos de los miembros de la sociedad civil birmana, porque ha hecho finalmente una especie de alianza con los militares, está trabajando de conjunto con ellos, tratando de llegar a acuerdos y algunos creen que debería tener posiciones más firmes, mientras que otros creen que esa es la actitud más inteligente y la única posible para avanzar. Pero es una sociedad en pleno momento de cambio, donde nada está hecho o decidido todavía.

Gobierno de la oposición motiva a inversores

─Como en definitiva si fueron democráticas las elecciones y está gobernando un partido de la oposición, se ha visto un auge maratónico de las inversiones extranjeras, un aumento de muchísimas infraestructuras, entre ellas el aeropuerto internacional que se está ampliando y modernizando; en todas partes se está creando nuevos negocios, nuevas tiendas, nuevas fábricas. Pero todavía hay que decir que el estado de pobreza es descomunal: eso se puede ver en comparación con vecinos como Tailandia, es como ir de Miami a La Habana, es la herencia de lo que deja una dictadura militar de más de 50 años en cualquier parte del mundo. Gran parte de la población vive en un estado feudal todavía.

La libertad de expresión avanza, pero…

─El acceso a la Internet es hoy libre y en los medios, incluso en los oficialistas, se nota que han cambiado de directrices editoriales y están haciendo énfasis en la crítica. Lo que pasa es que hay temas que son espinosos y otros que son aún censurados, como puede ser la legitimidad de ese 25 por ciento reservado para los militares en el parlamento, la reforma de la Constitución… temas en los que los militares no quieren ceder de ningún modo son censurados en el sentido de que te puedan visitar, o vigilar. Eso ha disminuido en un 95 por ciento, pero todavía hay cierto miedo a esas acciones que pueden tomar los militares, porque las leyes por las que sancionaron a todos los presos políticos siguen vigentes, y todavía hay más de cien presos políticos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:06:26 0:00

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG