Enlaces de accesibilidad

Emilio Odebrecht: Chávez pidió a Lula que apoyara el proyecto del Mariel en Cuba


Hugo Chávez (izq) Luiz Inácio Lula da Silva (der) y Fidel Castro (c) en Córdoba, en Argentina.

Chávez se lo pidió al empresario brasileño de la construcción pero debido al embargo de EEUU éste le recomendó recabar el apoyo de Lula. El proyecto fue luego sufragado por el banco estatal que financia las obras de empresas brasileñas en el extranjero.

Bajo el acuerdo de delación recompensada del escándalo de corrupción Lava Autos en Brasil, Emílio Odebrecht, directivo de la constructora que lleva el apellido familiar, reveló que el financiamiento brasileño del megapuerto de Mariel en Cuba fue conseguido por el entonces presidente Lula Da Silva a instancias del ya desaparecido presidente de Venezuela Hugo Chávez.

La revista Veja reporta que Odebrecht, presidente del Consejo de Organización de la empresa, relató durante su deposición, los detalles de una reunión que tuvo con Chávez en 2007 en Caracas.

En la conversación, Chávez, que murió en 2013, pidió a Emílio Odebrecht construir un puerto en Cuba como una manera de ayudar al régimen de Fidel Castro.

El empresario cuenta que estuvo de acuerdo con hacer el trabajo, pero pidió al presidente venezolano que hablara con su homólogo brasileño, para que Brasil financiara el proyecto del Puerto de Mariel.

"Chávez tenía una relación muy intensa con Fidel, hasta el punto de fijar precios de compadres a los barriles de petróleo para Cuba. Me pidió que procuráramos viabilizar un programa para un puerto en Cuba, porque era muy importante para los cubanos. Le dije: 'Mira jefe, nosotros trabajamos en los Estados Unidos; para un asunto que requiere ese dinero, con todas las restricciones que tiene Cuba, no es fácil viabilizar el esquema financiero'"

"Una petición suya es algo que yo voy a encontrar la manera de corresponder. Ahora, necesitaríamos que el gobierno brasileño estuviera comprometido con este proyecto y también lo solicitara [la construcción del puerto] a Odebrecht. No me gustaría adoptar esa iniciativa por nosotros mismos. Usted, que tiene una buena relación con el presidente Lula, podría llamarlo para comunicarle esto'. De hecho, Chávez hizo la llamada. Poco después de este encuentro, Lula me llamó y me dijo que había recibido una llamada de Chávez para informarle sobre su reunión conmigo, y que estaba dispuesto a apoyar el programa cubano del puerto de Mariel", dijo Emílio Odebrecht.

De acuerdo con el contratista, "en condiciones normales", no se podría ni pensar que Odebrecht fuera a construir un puerto en Cuba o el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil) financiara una obra del régimen cubano. Pero como fue un proyecto apoyado por Lula y Chávez, Lula mismo había maniobrado para interferir en las decisiones del BNDES y liberar los fondos.

(Con información de Veja)

XS
SM
MD
LG