Enlaces de accesibilidad

EEUU listo para aplicar más sanciones a Venezuela


Violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana marcaron la elección a la Constituyente en Venezuela.

Las nuevas sanciones podrían ser impuestas este mismo lunes y que probablemente apuntarán al sector petrolero de Venezuela, dijeron a AP funcionarios estadounidenses.

WASHINGTON - Funcionarios estadounidenses revelaron que el gobierno del presidente Donald Trump se está alistando para imponer nuevas sanciones a Venezuela, en respuesta a la elección de una Asamblea Constituyente que tendría poderes por encima de los demás órganos políticos.

Los funcionarios, que no estaban autorizados para discutir el asunto públicamente y que hablaron bajo condición de no ser identificados, agregaron que las nuevas sanciones podrían ser impuestas este mismo lunes y que probablemente apuntarán al sector petrolero de Venezuela, incluso posiblemente su compañía estatal de petróleo. Uno de los funcionarios dijo que es inminente un anuncio.

La semana pasada, el gobierno de Trump advirtió a Caracas que habría nuevas sanciones si el presidente Nicolás Maduro seguía con las elecciones para elegir a los miembros de una Asamblea Constituyente.

Estados Unidos "condenó" una elección que tildó de "viciada" y anunció que continuará "adoptando medidas enérgicas y expeditivas contra los artífices del autoritarismo en Venezuela", tras haber sancionado ya a 13 funcionarios cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral.

Analistas no descartan que puedan afectar la industria petrolera, fuente del 96% de divisas del país. Estados Unidos es el principal comprador de crudo venezolano, con importaciones de 800.000 barriles diarios sobre una producción de 1,9 millones.

Nueva era de tensiones y aislamiento internacional

Venezuela entró este lunes en una nueva etapa de su profunda crisis: el presidente Nicolás Maduro comienza a gobernar dotado de una súperpoderosa Asamblea Constituyente, que amenaza con radicalizar el conflicto con la oposición y provocar un aislamiento internacional.

Venezuela "amanece más dividida y aislada del mundo", advirtió este lunes Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora.

Un día después de la elección de la Constituyente, marcada para una decena de muertos, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a trancar calles en todo el país este mediodía en protesta por el "fraude" y por los fallecidos, y a un gran marcha en Caracas el miércoles, cuando la Constituyente se instalará en la sede del Legislativo, dominado desde 2016 por la oposición.

El tráfico y el comercio retornaban a la normalidad, pero muchos intentaban sobrellevar la decepción: "Me siento mal, frustrado con este fraude", dice Giancarlo Fernández, de 35 años, quien trabaja estacionando vehículos.

Un triunfalista Maduro calificó de histórica la votación de más de ocho millones de venezolanos (41,5% del padrón electoral) en una polémica elección que la oposición acusó de "fraudulenta".

Encabezada por poderosos dirigentes como Diosdado Cabello y Cilia Flores, esposa de Maduro, la Constituyente regirá por tiempo indefinido con facultades absolutas, para redactar una nueva Carta Magna que la oposición asegura instaurará en el país una dictadura comunista.

Ese poder ilimitado hace temer lo peor a sus adversarios. Maduro advirtió que la Constituyente "pondrá orden" en el Parlamento y en una Fiscalía que se le rebeló. "Habrá que levantar la inmunidad parlamentaria a quien haya" que quitarsela", aseguró.

Además de las protestas opositoras, que ya cumplen cuatro meses y han dejado unos 125 muertos, el gobierno deberá lidiar con una creciente presión internacional.

"Un vocero del emperador Donald Trump dijo que no reconocen (...). ¿Qué carajo nos importa a nosotros lo que diga Trump? Nos importa lo que dice el pueblo de Venezuela", exclamó Maduro.

Este lunes, la Unión Europea expresó "preocupación por el destino de la democracia en Venezuela" y "serias dudas" sobre el reconocimiento del bloque al resultado de la Constituyente.

Además de Estados Unidos, Colombia, Panamá, Perú, Argentina, Costa Rica, México y España anunciaron que desconocerán la Constituyente. Brasil llamó al gobierno para que suspendan su instalación y Perú convocó a una reunión de cancilleres de la región el 8 de agosto en Lima para analizar la situación.

"El gobierno se prepara para un escenario de aislamiento internacional severo e intenta unificar sus cuadros contra el enemigo externo", opinó el analista Luis Vicente León.

De momento, solo Bolivia, estrecho aliado de Venezuela, pidió al mundo respetar la Constituyente y el gobierno izquierdista de El Salvador expresó su confianza en que esta elección sirva para encontrar soluciones a la crisis que vive el país.

Venezuela atraviesa por una severa crisis económica, con una prolongada escasez de medicamentos y alimentos, y un alarmante cuadro económico para este año de una inflación que podría llegar a 720% y una caída del PIB de 12%, según el FMI.

Asfixiados por la crisis, un 80% de venezolanos rechaza su gestión y 72% su proyecto, según Datanálisis. Pero Maduro cuenta con apoyo de los poderes judicial, electoral y militar.

Paul Webster Hare, de la Universidad de Boston y exembajador británico en La Habana, cree que esta elección está lejos de ser un triunfo para Maduro.

"El socialismo venezolano no es sostenible, a diferencia de lo que pasó en Cuba (...) que tenía un poderoso aliado político en la Unión Soviética que le suministraba recursos a cambio de fidelidad", dijo a la AFP.

(Con información de Associated Press y AFP)

XS
SM
MD
LG