Enlaces de accesibilidad

NYT: EEUU y Cuba discutirían el martes sobre expropiaciones


Embotelladora de Coca-Cola en Santa Clara.

Las charlas en La Habana, que incluirían los reclamos de la isla por daños del embargo, serían las primeras sobre propiedades confiscadas a ciudadanos y empresas estadounidenses, calculadas en unos $8.000 millones.

El diario The New York Times informa este sábado que representantes de Cuba y Estados Unidos se reunirán el próximo martes en La Habana para iniciar las negociaciones en torno a los reclamos sobre propiedades confiscadas por el gobierno de Fidel Castro en la isla a ciudadanos y empresas estadounidenses.

El Times, que cita a personas avisadas de las charlas, dice que estas se consideran un paso importante, ya que el embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba fue decretado después de que Castro iniciara las llamadas “nacionalizaciones”, expropiando tierras a compañías estadounidenses.

La lista de firmas demandantes estadounidenses asciende a unas 900, e incluye a Exxon, Texaco y Coca-Cola. Con los intereses y la inflación, el total se calcula hoy en unos $8.000 millones. El gobierno cubano reclama por su parte compensaciones por las pérdidas ocasionadas por el embargo, que afirma ascienden a $121.000 millones.

Se espera que el Departamento de Estado anuncie la reunión el lunes. Una portavoz de la Embajada de Cuba consultada por el diario declinó comentar.

Cerca de 6.000 personas y corporaciones perdieron inmuebles, fincas, fábricas, ingenios azucareros y otras propiedades por un total de $1.900 millones. Ahora, por primera vez, Cuba se ha comprometido a reunirse para considerar una solución a esas pérdidas.

Mauricio J. Tamargo, el ex presidente de la Comisión de Resolución de Reclamaciones en el Extranjero, un organismo del Departamento de Justicia a cargo de la adjudicación de demandas contra gobiernos extranjeros, consideró que la reunión tiene un “enorme” significado.

"El gobierno cubano hasta ahora nunca había reconocido estas reclamaciones como legítimas o como algo que estuviera siquiera dispuesto a discutir. Nunca ha sucedido en 56 años desde que comenzó la revolución y la confiscación de propiedades estadounidenses".

El Times precisa que las conversaciones no incluirían los miles de reclamos de cubanoamericanos que perdieron sus propiedades antes de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Aunque muchas personas suponen que Cuba no tiene dinero para pagar las reclamaciones, Richard E. Feinberg autor de un libro sobre el tema para el Instituto Brookings, considera que podría compensar a corporaciones estadounidenses ofreciéndoles las primeras oportunidades en el mercado cubano una vez que sea levantado el embargo.

Si los pagos se extendieran a lo largo de 10 años, Cuba probablemente contaría con el dinero para pagar los reclamos originales, pero tal vez no los intereses del 6% impuestos por la Comisión de Reclamaciones, aclaró Feinberg.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG