Enlaces de accesibilidad

Dictan primeras sentencias en Canarias por matrimonios falsos entre cubanos y españoles


Foto Archivo. Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria.

Las penas dictadas contra 15 personas por ofrecerse a casarse con cubanos oscilan entre 3 y 6 meses de prisión. Abogada canaria y su pareja, ahora fugitivos, hacían los trámites espurios para introducir a cubanos en España a cambio de dinero.

La Audiencia de Las Palmas de Gran Canaria condenó el viernes a 13 de 15 personas a penas de entre tres y seis meses de prisión y multa de seis euros diarios por tres meses, por participar en matrimonios amañados por una abogada y su pareja para posibilitar la entrada ilegal de cubanos a España a cambio de dinero.

Las únicas excepciones son uno de ellos al que se condena a una estancia en prisión algo mayor, de seis meses, y otro penado con una multa superior, de ocho meses.

El fallo, que aplica así las penas mínimas a 15 de los 23 acusados, tiene en cuenta que estos solo accedieron a simular haberse casado pero no fueron responsables principales del fraude, y es independiente del que deba dictarse en cuanto a las responsabilidades de los máximos actores de la trama, actualmente en busca y captura por no comparecer al juicio,y las condenas que corresponda aplicarles.

Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria
Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria

Según la acusación del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar entre 2008 y 2010, cuando la letrada Vilma G.D., activa en el Colegio de Abogados local, y su entonces pareja sentimental, Eduardo N.G., crearon un sistema de matrimonios “espurios” movidos por ánimo de lucro.

Para ello, presentaban documentación falsa en la Subdelegación del Gobierno de Canarias en Las Palmas, usando modelos de reagrupación familiar, con el fin de traer a ciudadanos cubanos a España. Además, consiguieron la colaboración del resto de los acusados, la mayoría de los cuales se ofreció a contraer matrimonio a cambio de dinero, llegando a casarse algunos hasta en dos ocasiones, mientras que otros falsificaron documentos para propiciar reagrupaciones familiares fraudulentas y la llegada de cubanos a España.

Simularon matrimonio para sacar de Cuba a hija de él

Según el documento de la Fiscalía, Vilma G.D. simuló estar casada con su pareja para poder traer a la hija que este tuvo fruto de otra relación y que residía en Cuba, y para ello falsificaron la sentencia de divorcio del procesado y un acta notarial en la que figuraban como matrimonio.

La hija del acusado, que también figura entre los procesados, logró la reagrupación y, al estar en deuda con la letrada, simuló estar casada con un compatriota para que pudiera entrar en España de forma regular, aunque no cumplía los requisitos.

Esta operación se repitió hasta en 25 ocasiones, según la acusación fiscal, en la que se señala que algunas de estas personas se encuentran en paradero desconocido.

Según se relata en la sentencia emitida ayer “en realidad fue ella (la abogada) quien se encargó de todo, incluso de presentar la documentación correspondiente”.

Una mujer, señala el texto, tomó parte “limitándose a firmar allí donde se le dijo” para aparecer como falsa esposa de un hombre que se valió de ese matrimonio fingido para introducirse en España. Similares son los casos de los otros 14 imputados.

Los procuradores están solicitando para los dos principales acusados once años de prisión por delitos de falsificación de documentos y contra el derecho de los extranjeros.

[Con información de diario La Provincia, ABC y EFE]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG