Enlaces de accesibilidad

Decenas de muertos por ataque talibán en capital afgana


Atentado en Kabul el 27 de enero.

Un suicida empleó una ambulancia para superar un control de seguridad, donde dijo a la policía que iba a llevar a un paciente a un hospital cercano y luego hizo estallar los explosivos en el segundo puesto de control.

El Ministerio de Salud afgano elevó a 95 el número de muertos y a 158 el de heridos en el atentado perpetrado hoy por los talibanes con una ambulancia bomba frente a la antigua sede del Ministerio del Interior, en el centro de Kabul.

El portavoz del Ministerio de Salud, Wahidullah Majroh, confirmó a Efe que hay "95 muertos y 158 heridos en el ataque de hoy en Kabul" de acuerdo con los datos recabados en los hospitales.

Los talibanes usaron una ambulancia cargada de explosivos contra el antiguo Ministerio del Interior afgano, donde aún operan algunas dependencias oficiales, en una concurrida zona del centro de Kabul.

El viceportavoz del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi indicó en rueda de prensa que de acuerdo con las primeras investigaciones el suicida se subió a la ambulancia en el aparcamiento del hospital Jamhuriat, situado en la zona, y desde allí se dirigió hacia las instalaciones de Interior, donde fue detenido.

El vehículo explotó alrededor de las 12.50, hora local (8.20 GMT) causando una masacre en una zona con comercios y mercados y muy concurrida los sábados, un día laborable en Afganistán.

Rahimi indicó que cuatro personas han sido detenidas ya en conexión con el atentado, por su presunta "colaboración" para que el terrorista llegara al lugar del ataque.

Los talibanes reivindicaron el atentado en la red social Telegram asegurando que su "mártir" alcanzó el punto de control frente al antiguo Ministerio del Interior en un momento en el que el área estaba llena de policías.

El atentado se produce en medio de una espiral ascendente de ataques terroristas contra objetivos civiles por parte de talibanes y del Estado Islámico (EI) en los últimos días. El pasado fin de semana más de una veintena de personas murieron en el Hotel Intercontinental de Kabul durante un asalto perpetrado por seis atacantes que mantuvieron un enfrentamiento con las tropas de seguridad durante doce horas.

El miércoles un ataque del EI contra la sede de Save the Children en Jalalabad (este) acabó con la muerte de cuatro empleados de la rganización no gubernamental, un transeúnte y un miembro de las fuerzas de seguridad, así como de los cinco terroristas.

Aunque en los primeros nueve meses del año pasado el cómputo de víctimas civiles por el conflicto descendió en un 6 %, la primera
vez que se producía un retroceso desde 2012, las cifras fueron de 2.640 muertos y 5.379 heridos, todavía "niveles altos", según la ONU.

Zabihullah Mujahid, vocero de los talibanes, reivindicó la autoría del ataque, que provocó una densa columna de humo oscuro cerca de un antiguo edificio del Ministerio del Interior. Cerca se encuentran los consulados de la Unión Europea e India.

Un suicida empleó una ambulancia para superar un control de seguridad, donde dijo a la policía que iba a llevar a un paciente a un hospital cercano, dijo Nasrat Rahimi, viceportavoz del Ministerio del Interior. El atacante hizo estallar los explosivos en el segundo puesto de control, agregó.

Según el Ministerio de Sanidad, la cifra de víctimas podría aumentar.

Kabul ha sido escenario de numerosos atentados reivindicados tanto por el grupo extremista Estado Islámico como por los talibanes en el último año.

[Agencia EFE]

XS
SM
MD
LG