Enlaces de accesibilidad

Poco interés entre cubanos para viajar a la isla en embarcaciones desde EEUU


Yate en la Marina Hemingway.

Desde enero último, que entró en vigor la medida autorizando esta categoría de viaje a la isla, solo ocho navegantes han solicitado permiso a la Guardia Costera estadounidense para ingresar a las aguas territoriales cubanas.

El visto bueno de Cuba para que los cubanos residentes en el extranjero ingresen y salgan de la isla en embarcaciones de recreo no ha pegado en el sur de la Florida, a juzgar por estadísticas oficiales.

Marylin Fajardo, funcionaria de Asuntos Públicos de la Guardia Costera de EEUU, dijo a Martí Noticias que desde el primero de enero hasta la fecha el ente gubernamental ha recibido y expedido solo ocho permisos de ingreso a la isla y uno se encuentra en revisión.

Las cifras, sin embargo, no comprenden el período idóneo para la navegación, y podría incrementarse en los próximos meses, a medida que se acerca el verano y mejoran las condiciones para el tráfico en el Estrecho de Florida.

Fajardo reiteró que los navegantes que deseen abandonar las aguas estadounidenses y acceder al territorio marítimo de Cuba deben cumplir con los requisitos de seguridad y licencias del Departamento de Guardacostas, Tesoro y Comercio.

Asimismo, recordó que la ley estadounidense prevé multas, detención de la tripulación y hasta el decomiso de la embarcación para aquellos que zarpen rumbo a Cuba sin la autorización requerida.

Como anunciara el canciller Bruno Rodríguez, en el IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos, celebrado en la Universidad Howard el 28 de octubre pasado, la medida entró en vigor el 1 de enero último y para ello pueden usarse las marinas turísticas internacionales Hemingway y Gaviota-Varadero.

Solo son bienvenidos ciudadanos cubanos que viven en el exterior, con sus pasaportes válidos y vigentes. Los residentes en Cuba no pueden entrar o salir del país por la vía marítima.

En EEUU, el Código de Regulaciones Federales exige que los navegantes presenten una solicitud de permiso a la Guardia Costera para ingresar a las aguas territoriales cubanas.

La Resolución 336-2017 del Jefe de la Aduana General de la República de Cuba advierte que “las embarcaciones de recreo extranjeras que arriben a la República de Cuba solo pueden ser utilizadas para realizar operaciones con fines turísticos".

Añade que los yatistas a bordo de estas embarcaciones "se abstienen de efectuar cualquier otra actividad mercantil no autorizada por las autoridades cubanas competentes, durante su estancia en el territorio nacional o durante la vigencia del permiso especial".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG