Enlaces de accesibilidad

Cubanos en Panamá, escépticos y decepcionados con propuesta del gobierno


Migrantes cubanos en un albergue en Gualaca, provincia panameña de Chiriquí. (Panamá América)

El grupo de migrantes cubanos teme que una vez en la isla, el gobierno de Castro les reprima por las declaraciones que han ofrecido a la prensa, o que no cumpla con su parte de dejarles salir de la isla nuevamente o emprender un negocio.

El centenar de cubanos retenidos en un campamento de la provincia de Chiriquí se mostraron escépticos y decepcionados ante la propuesta del gobierno panameño de devolverlos a Cuba tras proporcionarles una visa de entrada múltiple y ayuda económica para emprender un negocio en la isla.

“Nosotros andamos buscando libertad, no riqueza, y vivir como Dios manda”, dijo a Martí Noticias un cubano de 47 años, que prefirió mantenerse en el anonimato por temor a represalias del gobierno cubano.

Es el temor de muchos de los migrantes varados en el país centroamericano, más ahora que el regreso a la isla es una posibilidad cercana, a pesar de que el plan aún no ha sido aprobado.

Este cubano, que lleva ya 7 meses retenido, tiene las mismas reservas que muchos de ellos allí: temen que una vez en la isla, el gobierno de Castro les reprima por las declaraciones que han ofrecido a la prensa, o que no cumpla con su parte de dejarles salir del país nuevamente, o emprender un negocio.

“¿Panamá dará la visa aquí o allá?”, “¿Cuál es la reacción del gobierno cubano?”, son algunas de las interrogantes que se hacen los isleños.

El estrés mental que viven por estos días se refleja en sus cuerpos y algunos padecen diarreas y dolores de cabeza.

Desconocen detalles de la propuesta, porque ningún representante del gobierno se las ha presentado formalmente. Toda la información que saben de su posible destino les llega a través de la televisión y las redes sociales.

Johnathan del Rosario, viceministro de Seguridad Pública de Panamá, dijo a los diarios El Nuevo Herald y 14yMedio que Panamá está "explorando la posibilidad" de darle apoyo económico a los 126 migrantes cubanos para que se conviertan en cuentapropistas en Cuba.

El vicepresidente prometió darles una respuesta cuando hubiesen pasado de 60 a 90 días, y anunció una visita el 15 de junio, que luego suspendió sin mayores explicaciones.

“El gobierno panameño se está confabulando con el gobierno castrista para usar una patraña más de las de ellos, porque a mí me parece, según lo que uno ha podido buscar por aquí y por allá, que ellos no han hecho ninguna gestión para trasladarnos a un tercer país”, opina el migrante.

Carlos Quinta, otro de los cubanos varados en el campamento de Gualaca, prefiere dar al gobierno de Juan Carlos Varela el beneficio de la duda. Advierte que Panamá puede tener buena voluntad, pero en el gobierno castrista no se puede confiar.

“Una cosa es lo que piensen los presidentes de estos países y otra cosa es lo que Raúl Castro le ha hecho entender al mundo de nosotros los cubanos. Muchos cubanos del exilio, y muchos cubanos que estamos en travesía, sabemos que no es así, que no es lo que él le hace entender al mundo”, apuntó Quinta.

Ante la incertidumbre y las reducidas opciones, algunos han decidido escapar del campamento y seguir camino a los países adyacentes.

“Anoche mismo se fueron cinco a coger riesgo por ahí para arriba, por esta incertidumbre, porque tienen pánico que de un momento a otro se nos tiren aquí 200 o 300 guardias”, dijo el cubano bajo condición de anonimato.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG