Enlaces de accesibilidad

José Fernández, novato del año en la Liga Nacional


Fernández, con los Marlins, debutó a los 20 años --meses después cumplió 21-- y alcanzó un palmarés de 12-6, con promedio de carreras limpias de 2,19 (el segundo mejor del Big Show).

Con la cabeza descubierta, aliviado del fragor del box y vestido de calle, así fue la última imagen del pitcher cubano José Fernández divulgada por Major League Baseball, horas antes de proclamarlo Rookie of the Year en la Liga Nacional.
SOBRE LOS CUBANOS Y LOS NOVATOS DEL AÑO
-En toda la historia, sólo dos cubanos habían obtenido el premio al Novato del Año.
-José Fernández, es el primer cubano que consigue esta distinción en el Viejo Circuito.
-Los otros dos cubanos que habían ganado el premio, pero en la Liga Americana, eran Tony Oliva con los Mellizos de Minnesota en 1964 y José Canseco con los Atléticos de Oakland en 1986.
-Un cubano más, José Iglesias, quedó segundo en la votación para el Novato del Año en la Americana.
-Fernández obtuvo 26 de 30 votos a primer lugar por parte de un panel de la Asociación de Periodistas de Béisbol de Estados Unidos.
-Fernández es es el cuarto jugador de los Marlins que consigue el galardón en 11 años. Chris Coghlan lo obtuvo en 2009, el dominicano Hanley Ramírez le siguió en 2006 y Dontrelle Willis se lo llevó en 2003.
-Entre los rivales a quienes Fernández superó estuvo otro cubano, Yasiel Puig.

Todavía el muchacho no sabía del premio inminente, pero tenía otro regalo entre sus brazos: estrechaba a su abuela, recién llegada de la Isla.

“Ella es el amor de mi vida”, afirmó emocionado el muchacho en tanto la anciana se acurrucaba entre los 6’2’’ de estatura y 225 libras de peso de su nieto.

Después, con la votación de la BBWAA (Asociación de escritores de béisbol de América), la familia tendría otra buena nueva. A juicio de los expertos, aparecer también entre los tres finalistas para el premio Cy Young era un índice de claro favoritismo del lado de Fernández, aunque tuviera que superar las buenas cifras del también cubano Yasiel Puig, protagonista de una labor sensacional como outfielder de los Dodgers de Los Ángles, y además la faena de Shelby Miller, que terminó con 15-9 y 3.06 de efectividad en 31 salidas, cuando San Luis Cardinales más necesitaba de un apoyo así en el montículo.

Fernández, con los Marlins, debutó a los 20 años y alcanzó un palmarés de 12-6, con promedio de carreras limpias de 2,19 (el segundo mejor del Big Show), ponchó a 187 con 58 bases por bolas y le batearon solo .182, !líder de la temporada!.

Para que los cubanos de la Isla tengan un conocimiento cabal del prestigio de este pitcher derecho, compatriota de ellos, suscribo aquí la traducción de una nota aparecida la víspera en el sitio oficial de las Mayores, antes de concederse los premios:

“El camino emprendido por Fernández ha sido el de la determinación y el triunfo. Criado en Santa Clara, él se escapó por mar en 2008 con su madre y una hermana. Entre aguas turbulentas, la mamá cayó al mar, de donde fue rescatada nada menos que por su hijo. Unas horas más tarde la aventura habría llegado al éxito al cabo de tres intentos fallidos.

“Tras cada fracaso previo, José Fernández resultaría detenido por las autoridades de su país. Una vez en Estados Unidos, el nativo de Santa Clara se estableció en Tampa, Florida, y pronto descolló como pitcher estelar del Alonso High School. Cinco años después de embarcar exitosamente, entraría con el pie derecho en las Grandes Ligas.”

Para los Marlins fue el cuarto trofeo Jackie Robinson de un debutante suyo en 11 campañas; antes lo ganaron Dontrelle Willis (2003), Hanley Ramírez (2006) y Chris Coghlan (2009). Esta vez Fernández conquistó 26 votos de primer lugar en el Viejo Circuito; Puig recibió cuatro, y Miller, ninguno.

Y un tercer cubano, el campo corto José “Candelita” Iglesias, de Detroit Tigers, figuró también en las boletas, en su caso en la Liga Americana. Allí el trofeo fue a las manos del outfielder Wil Myers, del Tampa Bay, primer debutante en liderar a los rookies en el departamento de carreras impulsadas participando en menos de 90 juegos, desde que lo hizo Hoot Evers, de los Tigres, en 1946.

Myers también fue puntero entre novatos en dobles (23), extra bases hits (36) y OPS (.831), con una ofensiva de conjunto de .293/.354/.478 con 13 jonrones y 53 carreras producidas. El tercer finalista de la Americana fue el pitcher Chris Archer, tambien de los Rays.
XS
SM
MD
LG