Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Cuban Prisoners Defenders estima que en la isla hay más de 100 000 reos

Vista del patio del Combinado del Este. Foto Archivo.
Vista del patio del Combinado del Este. Foto Archivo.

Cuba tiene la mayor población penal del mundo, asegura el reporte preliminar de un informe que será publicado en breve por Cuban Prisioners Defenders.

El grupo independiente que documenta la situación de los presos políticos en Cuba asegura que la isla tiene un promedio de 950 presos por cada cien mil habitantes.

“En Cuba la población reclusa es superior a los 100.000 presos”, asegura el reporte elaborado con la colaboración de grupos disidentes de la isla y los familiares de los presos políticos.

Cuban Prisoners Defenders distingue categorías entre los presos políticos cubanos:

• Convictos de Conciencia, cuando están privados de libertad en instalaciones del gobierno. 89, a fecha 12/3/2019

• Condenados de Conciencia, cuando la prisión es domiciliaria o de limitación de movimiento. 18, a fecha 12/3/2019

• Presos Políticos, cuando los motivos de su acusación y encarcelación se deben a la oposición política al régimen, con independencia de otras actuaciones conexas que pudieran acarrear en un sistema de derecho sanciones administrativas o penales leves. 32, a fecha 12/3/2019.

• Presos Políticos más longevos: aquellos que llevan más tiempo en prisión por motivos políticos, pertenezcan o no a cualquiera de las 3 categorías anteriores, y que por tanto requieren una atención especial por habérseles arruinado por causas políticas la práctica totalidad de su vida. En este apartado encontramos 18 presos con una media de 19 años y 3 meses de prisión media ya satisfecha.

Javier Larrondo, representante de la Unión Patriótica de Cuba, explicó en entrevista con Radio Martí detalles de este informe.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:30 0:00

[Con información de Cuban Prisoners Defenders y reportaje de Yolanda Huerga para Radio Martí]

Vea todas las noticias de hoy

Condenan "aumento significativo" de acciones represivas en Cuba en lo que va de año

Policías con perros recorren las calles de La Habana el 11 de julio de 2021, día en que estallaron las protestas antigubernamentales en varias localidades de Cuba. En lo que va de 2024, organizaciones de la sociedad civil han reportado a la CIDH cerca de 300 acciones represivas.
Policías con perros recorren las calles de La Habana el 11 de julio de 2021, día en que estallaron las protestas antigubernamentales en varias localidades de Cuba. En lo que va de 2024, organizaciones de la sociedad civil han reportado a la CIDH cerca de 300 acciones represivas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) manifestaron preocupación ante el "aumento significativo" de acciones represivas contra organizaciones de la sociedad civil y prensa independiente en lo que va de año.

“En lo que va de 2024, organizaciones de la sociedad civil han reportado a la CIDH cerca de 300 acciones represivas contra personas activistas y defensoras de derechos humanos, disidentes políticos, periodistas, artistas independientes, y familiares de personas privadas de libertad por motivos politicos”, dijeron en un comunicado.

Estas acciones incluyen detenciones arbitrarias, violencia física y negligencia médica en el contexto de privación de libertad, arrestos domiciliarios, amenazas y coacción, cortes selectivos de internet y comunicaciones, restricciones de movilidad interna, citaciones policiales e interrogatorios sin respeto a las garantías legales, informa la CIDH, órgano consultivo de la Organización de los Estados Americanos en materia de derechos humanos.

“Todas tienen el común denominador de que son múltiples acciones llevadas de forma simultánea contra aquellas personas que lo que exigen es libertad, es democracia y que son contrarias al régimen, por lo que nosotros lo que buscamos con este comunicado de prensa es visibilizar que se están dando múltiples acciones represivas y de diferente tipo con el ánimo de silenciar cualquier voz disidente y que han tenido en estos días de inicio de 2024 un aumento significativo a lo que ya se venía denunciando anteriormente”, declaró el Comisionado Edgar Stuardo Ralón, relator para Cuba de la CIDH, en entrevista con Martí Noticias.

El comisionado añadió que el número de acciones represivas denunciadas en un tan corto período que llevamos del año pone una alarma de que “la situación está cada vez más complicada en contra de todas las personas críticas del gobierno.

“Lo que buscan estas acciones intimidatorias es, pues, obstaculizar la defensa y promoción de Derechos Humanos, impedir que surja cualquier liderazgo en la isla y obstaculizar la libertad de expresión. Lo que nos ha impulsado a sacar este comunicado es que cualquier manifestación crítica que haya en Cuba hoy inmediatamente tiene una reacción de alguna acción represiva”, dijo el Comisionado.

Asimismo añadió que la CIDH quiere “ser una de esas voces que apoya la lucha de los defensores y activistas que lo que piden es libertad y transición democrática, porque sólo si hay democracia se puede hablar de respeto de Derechos Humanos”.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión manifestó que continúa observando una política estatal orientada a mantener un "control sobre el flujo de información, limitando severamente el espacio cívico y el acceso a la información por parte de la sociedad cubana".

"Periodistas y medios de comunicación independientes enfrentan un entorno hostil, con restricciones legales y prácticas represivas por informar críticamente sobre el Gobierno. Esto incluye multas y sanciones, asedio y vigilancia policial en sus residencias, detenciones, e interrogatorios intimidatorios", agregó la RELE.

En su comunicado, ambas entidades urgieron al Estado cubano a cesar el hostigamiento, a adoptar medidas inmediatas para garantizar un ambiente seguro y propicio para el ejercicio de las libertades de asociación, expresión y de prensa, incluyendo el cese de la persecución judicial y toda práctica represiva. Así como a liberar a todas las personas detenidas por su labor de defensa de los derechos humanos o por manifestarse críticamente.

Nace nueva entidad de derechos humanos en Cuba y la Seguridad del Estado frustra su primer evento

Foto Archivo. Un operativo policial en La Habana. La primera reunión del Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba fue frustrado por las autoridades el 15 de febrero de 2024.
Foto Archivo. Un operativo policial en La Habana. La primera reunión del Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba fue frustrado por las autoridades el 15 de febrero de 2024.

Un grupo de activistas pertenecientes al Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba, que pretendían reunirse este jueves, fueron hostigados por la Seguridad del Estado con el propósito de impedir el intercambio de estrategias para impulsar los objetivos de la iniciativa.

El Foro fue fundado el 1 de febrero para desarrollar un "espacio de activación, acción y articulación" que promueva y divulgue dentro de la isla los derechos humanos, así como las libertades que recoge la Constitución de 2019.

Del mismo modo, busca concienciar a la ciudadanía para que exija el disfrute de los derechos y libertades a que le corresponden por la Carta Internacional de Derechos Humanos y la legislación cubana.

“Nosotros teníamos pensado como una acción del Foro Permanente de Derechos Humanos, tener un primer encuentro, específicamente, sobre la violencia de género y se iba a reunir a un grupo de activistas, sobre todo mujeres, acompañadas por un par de hombres, para generar esa primera conversación de violencia de género y violencia en sentido general”, explicó a Martí Noticias, Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente de la plataforma DFrente y uno de los fundadores del Foro.

“Parece que, de algún modo, ellos se enteraron y quisieron impedir que sucediera: a mí, hoy, desde la mañana y también incluso a Marielena Mir, nos sitiaron la casa, en el caso mío de forma muy visible, tenían puestos dos jóvenes de la Sección 21, la policía política y una perseguidora para impedir mi salida. Además, citaron para este jueves a María Mercedes Benítez para la policía”, denunció.

Esta última fue interceptada por tres agentes de la policía política en las afueras de su vivienda en Centro Habana, cuando se dirigía a gestiones personales.

“Había tres oficiales de la Seguridad. Me detuvieron y me dijeron que estaba citada para las 10 de la mañana del jueves a la estación de Zanja. Yo le dije a ellos que yo no iba a ir a ninguna citación ni verbal, ni por teléfono, ni con papeles, que yo no tengo nada que hablar con ellos, que lo que tenían que hacer es velar a todos los delincuentes que están cometiendo actos de crimen”, señaló Benítez en conversación con nuestra redacción.

“El encuentro era en mi casa. Íbamos a tener un conversatorio con varias mujeres sobre los feminicidios y sobre violencia de género”, dijo.

Entre las tareas que se proponen los integrantes del Foro están “divulgar y, educar” a la ciudadanía en "todos y cada uno de los derechos", así como en la "defensa institucional" de los derechos.

Cuba es miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en 2008 firmó -aunque aún no los ha ratificado- los Pactos de Derechos Civiles y Políticos, Sociales, Económicos y Culturales de la Carta Internacional de Derechos Humanos.

"Nos maltratan aquí como locos", padre e hijo condenados por sedición denuncian lo que ocurre en el Combinado del Este

José Luis Castillo de la Torre y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, fueron condenados por sedición tras las protestas del 11y 12 de julio de 2021 en La Güinera, La Habana.
José Luis Castillo de la Torre y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, fueron condenados por sedición tras las protestas del 11y 12 de julio de 2021 en La Güinera, La Habana.

Un padre y su hijo, condenados por las manifestaciones antigubernamentales del 11 y 12 de julio de 2021, denunciaron desde la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana, la difícil situación en que se encuentran.

"Nos maltratan aquí como locos", dijo José Luis Castillo de la Torre, de 58 años, sancionado a 11 años de privación de libertad.

Él y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, de 32 años de edad, quien cumple condena de 10 años, estuvieron en las protestas de La Güinera, en Arroyo Naranjo, y fueron condenados por el delito de sedición.

En una llamada telefónica, a la que Martí Noticias tuvo acceso por cortesía del Centro de Relatores de Derechos Humanos, explicaron que como reclusos tienen todos los derechos negados.

"Somos los de La Güinera y nos negaron la mínima, por gusto", aseguró Castillo Bolaños, quien ejercía como tatuador antes de ser detenido.

"Aquí no han atención médica, soy asmático y nunca me han dado ni un sala'o aerosol; soy diabético al igual que mi papá, no tenemos ayuda. Mi mamá falleció en el 2022. No tienen ni cómo justificar las cosas que han hecho y entonces están amenazándonos que nos van a dar golpes", denunció.

Su padre también alertó: "Nosotros no tenemos familia afuera, nadie nos ayuda. Llevamos dos años y pico aquí, entonces ahora fui al lío de la mínima y me aparece una pila de cosas que yo no he hecho. Los comunistas estos te ponen cosas por gusto, no te dan medicamentos, yo soy diabético, no dan atención médica, no dan nada”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

Otra denuncia por falta de atención médica fue divulgada por Magalys González, quien explicó el delicado estado de salud en el que se encuentra su hijo Ismael Rodríguez González, de 26 años de edad.

El joven, que cumple nueve años de sentencia por su participación en las protestas populares de Güira de Melena, en la provincia de Artemisa, sufre un trastorno bipolar y no está tomando los medicamentos, requeridos.

La señora explicó que su hijo estaba en el campamento de trabajo Ceiba Cinco, donde tuvo un enfrentamiento con otros reos, y debido a este incidente, fue trasladado para la prisión de Máxima Seguridad de Guanajay, donde lo mantienen en una celda aislada, sin mediación, ni atención psiquiátrica.

Foto tomada en la cárcel de máxima seguridad de Guanajay, Artemisa, Cuba
Foto tomada en la cárcel de máxima seguridad de Guanajay, Artemisa, Cuba

"Ya hace 20 días hoy que está en Ceiba Cinco, él tuvo una recaída porque los medicamentos nunca se los dieron como debe de ser. Desde que lo llevaron para Guanajay no ha salido más, no ha tomado medicamento más, más nada, ni lo ha visto un psiquiatra”, se quejó su madre.

“Ismael tiene deficiencia mental, le dan ataques de epilepsia, es bipolar desde los 8 años, lo mismo se ríe que llora. Los certificados se los di al abogado, lo presentó allí en el juicio", indicó.

Según su relato, el abogado le cuestionó a la fiscal que a el joven le habían dado la baja del Servicio Militar, y que cómo es que iba a asumir una prisión, a lo que la fiscal argumentó que el servicio es un problema de aptitud y la prisión es un problema de conducta.

“Él no puede seguir encerrado ahí porque se va a volver más loco”, dijo González.

Cuba mantiene un régimen represivo "insoportable", que puede terminar en "protestas masivas": Informe

Presos políticos cubanos. (Facebook/Albert Fonse)
Presos políticos cubanos. (Facebook/Albert Fonse)

Cuba tiene un promedio de 14 nuevos presos políticos por mes, dijo este miércoles la organización independiente Prisioners Defenders, que reportó el ingreso a su lista de otros 13 presos de conciencia en el mes de enero de 2024, para un total de 1.066.

La organización con sede en Madrid, España, añadió en 2023 al listado que actualiza cada mes 170 nuevos presos políticos. "Esto supone que a lo largo de estos 12 meses estuvieron presentes en la lista un total de 1.236 prisioneros políticos”.

Hasta el 31 de enero de 2024, el total de presos políticos y de conciencia en la isla ascendió a 1.066, los cuales, denunció Prisoners Defenders, sufren “condenas judiciales o disposiciones de limitación de libertad por parte de las fiscalías sin supervisión judicial alguna, debido proceso o defensa efectiva, en flagrante violación de la ley internacional”.

La organización dijo que los datos que colecta, además de ser publicados, se envían a “todos los ámbitos políticos, diplomáticos y de defensa de los derechos humanos”.

El reporte de enero actualiza la cantidad de prisioneros que fueron detenidos cuando eran menores de edad, y de los que 33 siguen estando en la lista, 29 cumpliendo sentencia y 4 en proceso penal.

En un informe a Naciones Unidas, el régimen cubano reconoció la veracidad de estas cifras. "Hay que tener en cuenta que la cifra actual, sin embargo, no contempla otros muchos menores que ya han salido de la lista por haber cumplido íntegramente sus condenas”, subrayó Prisoners Defenders.

“17 de los menores mencionados han sido ya condenados por “sedición”. La pena media de estos menores condenados por sedición es de 5 años de privación de libertad, un castigo en promedio superior al que sufrían, antes del #11J, los adultos en prisión política. En la actualidad la mayoría se encuentran en reclusión domiciliaria o trabajo forzado sin internamiento”, añadió.

La organización detalló que actualmente se encuentran en las prisiones cubanas “831 convictos de conciencia, 199 condenados de conciencia y 36 presos políticos”, aclarando que esta última denominación se basa en que están condenados “por acciones penalmente reprochables, si bien, en su causa de origen, está la represión de derechos fundamentales, y no la infracción o delito per se, y cuyos desproporcionados procesos y penas han sido ejecutados mediante una violación grave a sus derechos de defensa y debido proceso, causado todo ello por motivos políticos y/o ideológicos”.

Evolución de la lista de presos políticos en Cuba en los últimos 12 meses, según CPD
Evolución de la lista de presos políticos en Cuba en los últimos 12 meses, según CPD

Analizando el trienio 2021-23, Prisoners Defenders se refiere a 2021, año de las históricas protestas conocidas como el 11J, como “el año donde la violencia y la represión policial fue la predominante”. En cuanto a derechos humanos, la organización refiere que en “2022 se vivió con especial énfasis la represión judicial” en la isla, y 2023 fue "un año para la desesperanza”.

Sobre el recién comenzado 2024, la organización prevé que la mala administración del régimen, que ha elevado los niveles de pobreza de la población a niveles insoportables “puede llevar a vivir de nuevo un ciclo de protestas populares masivas, a pesar de la inmensa represión a la que ya el pueblo sabe se tendría que enfrentar”.

Concluso para sentencia juicio contra joven acusado de las pintadas contra el Partido Comunista

 El Nuevo Directorio publicó imágenes del cartel.
El Nuevo Directorio publicó imágenes del cartel.

El Tribunal Municipal de Diez de Octubre, en La Habana, dejó concluso para sentencia, este martes, el juicio contra el rapero y activista Yasmany González Valdés al que la Fiscalía pide seis años de privación de libertad por el delito de propaganda enemiga.

“Dice el fiscal que propaganda enemiga es un delito del Código penal que está en vigor desde 2022 y que fue aprobado por más de un 79% de la población”, indicó Ilsa Ramos, la esposa del preso político.

“El fiscal quería ponerle agravantes, propaganda por el teléfono, incitación a las manifestaciones, pero la abogada lo defendió argumentando que Yasmany estaba siendo juzgado por los carteles”, relató.

González Valdés, conocido en las redes sociales como Libre Libre, fue aprehendido el 20 de abril de 2023 por pintadas contra el Partido Comunista y el régimen que aparecieron en diferentes sitios de la capital cubana.

Yasmany González Valdés.
Yasmany González Valdés.

La primera pintada "No al PCC" fue descubierta en los muros de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana. La segunda, en el parque de Aguirre, una tercera fue escrita en la entrada del estadio universitario, en la calle Ronda y la cuarta, hecha el mismo día de la detención de Yasmany, en el número 7 de la calle Humboldt, en Centro Habana.

Había sido citado a principios de abril a la estación policial de Zanja, donde lo acusaron de estar relacionado con el grupo que se hacía llamar El Nuevo Directorio y se atribuía los letreros contra el régimen escritos en paredes de lugares emblemáticos de La Habana.

El letrado aseguró a Ramos que está abogando por bajar la sentencia a tres años.

"Dice que Yasmany no tiene que tener una pena tan cercana a la máxima sanción por ese delito, que son ocho años, porque él admitió que puso los carteles y cooperó en la prueba caligráfica. Ahora hay que esperar la sentencia firme que puede tardar hasta más de un mes”, indicó la esposa.

Al juicio, como todos los que se celebran en Cuba por causas políticas, permitieron asistir únicamente a unas pocas personas.

“Sólo dejaron entrar a familiares cercanos, sus padres y yo. Empezó tardísimo porque no traían a los presos que eran él y otro muchacho, también del Combinado del Este, por ‘propaganda enemiga’ pero no en la misma causa. Un juicio previsto para las 9 de la mañana comenzó a las 11”, agregó la misma fuente.

Durante su reclusión, González Valdés, que, antes de ser encarcelado se ganaba la vida como albañil, ha estado varias veces en celdas de castigo, una de ellas tras una pelea con un recluso común que lo acusó de estar creando un movimiento opositor "dentro de la prisión".

Cargar más

XS
SM
MD
LG