Enlaces de accesibilidad

Cuba, tema polémico en el primer debate electoral de Brasil


De izquierda a derecha, los candidatos a la presidencia de Brasil por el partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) Aécio Neves, el moderador del debate y la oficialista del Partido de los Trabajadores (PT) Dilma Rousseff participan hoy, martes 8 d

La actual mandataria Dilma Rousseff fue cuestionada por la financiación que "favorece a la dictadura cubana" de obras complementarias en el puerto del Mariel, una millonaria obra conjunta iniciada en 2011 en la isla.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, defendió hoy durante el primer debate electoral en televisión el apoyo financiero de Brasil a obras de infraestructura en otros países de América Latina, al ser interrogada sobre el
crédito que el país concedió para el Puerto de Mariel.

La mandataria afirmó que la financiación ofrecida por Brasil a proyectos en diversos países latinoamericanos está condicionada a la participación de empresas brasileñas en las obras y en el abastecimiento de los materiales, por lo que, en su opinión, genera renta y empleo para Brasil.

"Brasil tiene condiciones para hacer una política de apoyo a América Latina que beneficia al país y a sus empresas", afirmó la mandataria, que aspira a ser reelegida para un segundo mandato en las elecciones del 5 de octubre próximo, en una de sus intervenciones en el debate con otros candidatos promovido por la red de televisión Bandeirantes.

La jefe de Estado agregó que esa política parte del principio de que Brasil asume su responsabilidad como mayor potencia regional.

"Considero que las relaciones internacionales pasan por una política en la que Brasil asume la responsabilidad de ser la mayor potencia regional de América Latina", agregó Rousseff.

Según la presidenta, antes Brasil dirigía su mirada hacia los países desarrollados y "hoy mira hacia toda América Latina y toda África y tiene una relación con los BRICS (bloque que el país integra junto a Rusia, India, China y Sudáfrica)", lo que ha permitido "crear el banco de los BRICS, que también va a financiar obras en países en desarrollo".

"Hicimos una variante del FMI (Fondo Monetario Internacional), un acuerdo para cuidar a los países de la volatilidad internacional", subrayó.

Rousseff respondió así a una de las preguntas del candidato socialcristiano y pastor evangélico Everaldo Pereira, quien cuestionó a la actual mandataria por la financiación que "favorece a la dictadura cubana" de obras complementarias en el puerto del Mariel, una millonaria obra conjunta iniciada en 2011 en la isla.

De los 957 millones de dólares previstos para la Terminal de Contenedores del puerto del Mariel, Brasil aportó 682 millones de dólares de financiación provenientes del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

"Así son mucho más positivas las relaciones con Cuba, financiando a empresas brasileñas para construir un puerto en Cuba, que beneficiará a las empresas brasileñas", resaltó la presidenta, quien justificó que si Brasil no participa en este tipo de proyectos de infraestructura, otros países europeos, "como Holanda", lo harían.

El debate se realizó tras la divulgación de un nuevo sondeo de intención de voto que muestra que la ecologista Marina Silva, convertida en candidata presidencial tras la muerte del socialista Eduardo Campos, ganaría la Presidencia con un 45 % de apoyo en una segunda vuelta frente a la actual mandataria.

El sondeo del Instituto Ibope indicó que Rousseff sería la más votada el próximo 5 de octubre, con un 34 % de los votos, seguidapor Silva, con un 29 %, y por el socialdemócrata Aécio Neves, con un 19 %.

Si se dieran esos resultados, habría una segunda vuelta, el día 26 de octubre, en la que Silva, con un 45 %, se convertiría en presidenta en lugar de Rousseff, quien obtendría un 36 %.

XS
SM
MD
LG