Enlaces de accesibilidad

La mayoría de municipios de Cuba sufre la sequía; los cubanos aguardan una solución


Grandes salideros de agua en el poblado de Vueltas

Pronósticos indican que la sequía tiende a incrementarse, mientras que el gobierno de Cuba sigue sin resolver los salideros que ocasionan la pérdida del 60 por ciento del agua que se bombea.

La Política Nacional del Agua impulsada en el 2012 no pudo hasta ahora revertir la crisis en el abasto, debido en parte a la sequía y al incumplimiento por años de metas como la eventual eliminación de las fugas por conductoras y redes, uso racional y manejo eficiente de la infraestructura.

Cifras oficiales indican que 141 de los 168 municipios de Cuba sufren la sequía asociada a los déficits de agua disponible en fuentes superficiales y subterráneas.

La mala noticia se suma al hecho de que Cuba sigue sin resolver la pérdida de agua de al menos un 60 por ciento de lo que se bombea debido a salideros y deterioro en las redes.

Un funcionario del estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), dijo a medios locales que “a finales de febrero 61 demarcaciones fueron declaradas con sequía extrema, mientras que en 50 el fenómeno está presente de manera severa y en 30 se califica como moderada”.

Hasta la fecha, los 242 embalses administrados por el INRH almacenan poco más de 3.700 millones de metros cúbicos de agua, equivalente al 41 por ciento de su capacidad total de llenado, muy por debajo de los valores históricos.

A su vez, desfavorecedores pronósticos apuntan a un retraso en la llegada del período húmedo en Cuba y un recrudecimiento del fenómeno de sequía.

“A medida que avanza el tiempo la sequía se hace más intensa y el problema se hace mayor”, dijo el campesino Alcibíades Silva, de Santiago de Cuba.

“La solución sería que el Gobierno se tomara en serio el problema del agua y proporcionarle el agua a las casas cubanas, porque es quien tiene los recursos para hacerlo”, dijo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

Mientras el gobierno sigue llamando al ahorro, cubanos consultados por Martí Noticias indican, -por ejemplo-, que los salideros pululan por las calles.

Sobre esto, la bibliotecaria independiente de Pinar del Río, Sandra Haces, comentó: “Tú ves que cuando ponen el agua mucha cantidad que se bota por las calles es mucha”.

Para el turismo

El excesivo consumo de agua en las instalaciones turísticas, -un sector priorizado por ingresar importantes montos en divisas-, podría estar empeorando la situación.

“En 58 años que tengo jamás hubo una sequía en esta provincia. Se lo debemos a los cayos (Guillermo y Coco)”, dijo a Radio Martí el periodista independiente de Ciego de Ávila, Nilo Alejandro Gutiérrez.

“Es verdad que hay sequía pero en tiempo de seca en esta provincia tu abrías un hueco y te salía el agua a flote”, expresó.

Según Gutiérrez, al menos 8.000 litros por segundo del agua bombeada van a parar a los cayos de la provincia. “Si eso es verdad o es más, es algo enorme”, aclaró. “Por eso mismo tenemos los días de abasto de agua limitados en Morón”, agregó.

Mejorar la infraestructura

El plan de las autoridades cubanas incluye construir nuevas obras hidráulicas y terminar las actuales en ejecución. A corto y mediano plazos toman medidas como el envío carros cisternas a los sitios más afectados.

En Santiago de Cuba, por ejemplo, buscan montar una planta desalinizadora, así con la instalación de potabilizadoras, la perforación de pozos y el tratamiento de aguas residuales.

Cubanos consultados por Martí Noticias opinaron sobre las posibles soluciones para hacer frente a la sequía.

“Lo primero que deberían hacer es reparar las presas. Al no llover, las presas se mantienen secas y están muy deterioradas”, dijo Haces, de Pinar del Río.

Desalinizar el agua del mar y usar esa agua y reciclar el agua podría ser otra solución, dijo Alejandro Gutiérrez.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG