Enlaces de accesibilidad

Muere connotado represor de los órganos de Seguridad e Inteligencia de Cuba


General de Brigada, Adalberto Rabeiro García.

Rabeiro García fue un connotado represor de los órganos de seguridad e inteligencia castristas que se desempeñó en la década de los 90 como jefe de la cárcel de instrucción de 100 y Aldabó en La Habana.

El general de brigada Adalberto Rabeiro García, jefe de la Dirección General de Investigaciones y Operativos del Ministerio del Interior, murió este jueves en La Habana a los 73 años.

La emisión del mediodía del Noticiero Nacional de Televisión de Cuba informó de su fallecimiento en una breve nota.

Rabeiro García fue un connotado represor de los órganos de seguridad e inteligencia castristas que se desempeñó en la década de los 90 como jefe de la cárcel de instrucción de 100 y Aldabó en La Habana.

Destacado en Villa Marista en el Departamento 10, dedicado a la Contrainteligencia, con el grado de coronel, Rabeiro García ascendió a general de brigada poco tiempo después.

Varios reportes publicados desde la isla en las redes sociales, vinculan a Rabeiro con la coordinación de equipos de penetración al exilio cubano en Miami, New York, Boston, Los Angeles y Houston, los cuales jugaron un papel significativo en la propaganda y movilización en favor de los cinco espías cubanos detenidos en Estados Unidos. Tres de los espías fueron liberados en 2014, en el marco del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Siempre actuando fuera del foco público, Rabeiro fue protagonista en 2001 de una sonada trama contra el empresario panameño Alejandro Abood, de 50 años, quien fue acusado de agente de la CIA, en conexión con otros dos altos funcionarios de la Oficina de Asuntos Especiales del Consejo de Estado cubano.

Según las investigaciones dirigidas por Rabeiro en ese entonces, los funcionarios cubanos William Villareal y Tomás Ugalde Rodríguez, un ingeniero eléctrico que tenía a su cargo las instalaciones de telecomunicación del Consejo de Estado e incluso en la casa privada del gobernante Fidel Castro, confesaron que recibían entre $500 y $1000 dólares por informaciones que le pasaban a Abood.

Funcionarios panameños revelaron que, en realidad, el empresario trataba de cobrar una deuda millonaria que le debía el gobierno cubano. En 2003, Abood fue liberado de la cárcel por su mal estado de salud, y expulsado de la isla.

En 1994, Rabeiro estuvo a cargo de las investigaciones que siguieron al arresto de un grupo de cubanos que intentaron desviar hacia Estados Unidos la embarcación que cubre la ruta entre Guanabacoa y La Habana. Para uno de ellos, Ramón Fidel Basulto García, la fiscalía pidió la pena de muerte, que le fue conmutada por 30 años de cárcel.

Basulto García fue liberado en 2010 y enviado a España tras las negociaciones en las que intervino el Cardenal Jaime Ortega para liberar a los 75 prisioneros de la llamada Primavera Negra.

(Escrito por Pablo Alfonso, con información de las redes sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG