Enlaces de accesibilidad

Nuevo crucero a Cuba incluirá en su viaje a pueblos pequeños


El malecón de Caibarién, en el itinerario del crucero Grand Circle.

Las autoridades cubanas quieren promocionar otras partes de la isla, principalmente la zona del centro y el oriente. Una nueva línea de cruceros toma la iniciativa.

Grand Circle es el nombre de la nueva línea de cruceros que comenzará a prestar servicios a Cuba a partir de enero próximo. La compañía anunció un viaje de 11 noches a la isla, saliendo del Puerto Internacional de Miami, en EEUU , a un costo de $6.795 por persona.

Carnival Corp. comenzó a viajar a Cuba este año, con un precio básico de $2.990 por pasajero, más tarifas de puertos e impuestos.

Los pasajeros del Grand Circle, unos 89 en cada embarcación, serán trasladados a Matanzas, Caibarién, Remedios, Santiago de Cuba, Trinidad y Cienfuegos, es decir una mezcla de ciudades grandes y pequeñas, acorde con el deseo del gobierno cubano de que el turismo no se concentre en lugares tradicionales como La Habana y Varadero.

Las calles de Remedios, un museo vivo de la arquitectura colonial.
Las calles de Remedios, un museo vivo de la arquitectura colonial.

Pero, ¿qué tienen para ofrecer a los turistas localidades pequeñas como Remedios y Caibarién? Ambas se sitúan al noreste de Villa Clara, cerca de la cayería norte del centro de la isla, una zona de playas paradisíacas, pero cuentan con un valor agregado, historia y riqueza cultural.

Además de sus tradicionales parrandas, Remedios es una de las ciudades más antiguas de Cuba. Su centro histórico fue declarado Monumento Nacional en 1980. Las calles de remedios son un museo viviente de la arquitectura española del siglo XVII.

Caibarién, por su parte, es un pueblo de tradición pesquera, famoso por sus cangrejos y sus hermosas playas. El sitio en internet de TripAdvisor promociona más de 200 hostales, restaurantes y casas particulares en la localidad que ofrecen servicios a extranjeros.

Hostal La Nena, una casa particular que renta a turistas en Caibarién.
Hostal La Nena, una casa particular que renta a turistas en Caibarién.

"Dicen que La Habana y Varadero no aguantan más, que están llenos, igual por eso los turistas están viniendo más para acá. Ahora las temporadas bajas son menos bajas", cuenta a la agencia de noticias EFE René Poyato, camarero en uno de los resort de lujo de la provincia oriental de Holguín.

Y es que la región oriental de la isla busca robarle turistas a la parte occidental.

"Cuba no es solo La Habana y Varadero. El país, con las nuevas aperturas, quiere promocionar otras partes de la isla, como el oriente, que combina sol, naturaleza, folclore e historia", señala Carlos Álvarez, gerente general en la zona del Grupo Gaviota, el principal operador turístico de Cuba, propiedad del Estado.

La compañía Grand Circle señaló que este tipo de viaje a Cuba es posible bajo el programa de intercambio People-to-People (pueblo a pueblo) existente entre Cuba y EEUU desde hace cinco décadas. Según el gobierno cubano, el año pasado visitaron la isla 3.5 millones de turistas y espera que este lo hagan 3.8 millones.

El gobierno cubano considera a los cruceros una fuente fácil de ingresos que puede atraer a miles de viajeros estadounidenses sin saturar los hoteles ni estrechar más el suministro de alimentos, que actualmente opera al límite de su capacidad.

XS
SM
MD
LG