Enlaces de accesibilidad

Tras una serie de exabruptos y episodios violentos, Víctor Mesa renuncia


Víctor Mesa.

En numerosas ocasiones el público se ha cuestionado los motivos por los que Mesa siempre resulta bien parado a pesar de los repetidos incidentes de violencia verbal y física.

El director del equipo de béisbol de Matanzas en la Serie Nacional, Víctor Mesa, renunció a su cargo recientemente por temor a agresiones contra él y su familia, y discrepancias con dirigentes deportivos, según confesó en entrevista con el sitio web oficialista CubaDebate.

"Son los muchos ataques de que he sido objeto en estos años. Las ofensas llueven, las obscenidades son normales, y los encargados de evitar esos procederes se cruzan de brazos ante tales hechos", dijo Mesa a la publicación.

Mencionó incidentes violentos que dijo que se produjeron en Pinar del Río, Villa Clara y Holguín. En este último un individuo intentó agredirle con un arma blanca.

"En Pinar terminé siendo multado por tener un problema con un muchacho que me insultó con lo peor que se le puede insultar a un hombre. Y mi hijo fue atacado por un individuo a la hora de subir a la guagua del equipo", detalló el mánager deportivo.

"Yo acepto callado los coros en contra. E inclusive me hago el sordo con ciertas palabras fuera de lugar en medio del juego. Pero hay cosas que son inaceptables. Y, antes de tener un problema con consecuencias graves –puesto que uno es capaz de hacer cualquier cosa cuando le agreden a un hijo o le ofenden a la madre–, es mejor tomar esta decisión", afirmó.

"No hay garantía alguna para mi integridad física, ni la de mi familia".

La Dirección Provincial de Deportes en Pinar del Río dijo en una nota oficial que, a su salida del Hotel Pinar del Río, un joven le ofendió verbalmente y Mesa la emprendió a golpes con otros dos jóvenes que pasaban y nada tenían que ver con la agresión.

Familiares de uno de los agredidos presentaron la denuncia a la Policía y las autoridades impusieron a Mesa una medida administrativa.

La nota dice que testigos presenciales confirmaron la actitud violenta de Mesa y que su hijo nunca fue agredido.

Sus arranques contra árbitros y polémicas decisiones con los jugadores le han granjeado el descontento popular, contrario a su estrellato como pelotero en su etapa de atleta activo.

En mayo 2015, el mentor santaclareño cesó en sus funciones como director del equipo Cuba de béisbol sin que las autoridades del deporte en la isla dieran más explicaciones. Quien fuera un estelar jardinero y explosivo robador de bases de los equipos Cuba, tuvo un pobre desempeño frente al plantel nacional desde que asumió como piloto en 2013.

Sin embargo en octubre, para sorpresa de muchos, las autoridades del béisbol en la isla devolvieron el mando del equipo Cuba a pocas semanas del torneo Premier 12, en Taipei de China y Japón, organizado por la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC, siglas en inglés).

En numerosas ocasiones el público se ha cuestionado los motivos por los que Mesa siempre resulta bien parado a pesar de los repetidos incidentes de violencia verbal y física. En ocasiones fue expulsado, como jugador, por reclamar jugadas a los árbitros y luego, como director, por hacerlo en tono belicoso.

En la misma entrevista, Mesa desmintió los rumores de que su retirada estuviera relacionada con ofertas de trabajo fuera de Cuba para allanarle el camino a las Grandes Ligas estadounidenses a su hijo.

Añadió como segunda razón para su retirada su "total desacuerdo" con el Director Nacional de Béisbol, "quien no busca sostener una relación diáfana con los mánageres ni aglutinar a la gente en torno a él".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG