Enlaces de accesibilidad

Cubanos se quejan: En Cuba un auto cuesta más que una casa


Desde que fueron levantadas restricciones para la compra de autos, los precios han sido prohibitivos para la mayoría.

Cubanos consultados por Martí Noticias dijeron que el mercado automovilístico es controlado por una minoría que mantiene un monopolio sobre las ventas. La compra, -dicen algunos-, es imposible para trabajadores privados o estatales.

En Cuba un auto cuesta más que una casa, dijeron este martes cubanos consultados por Martí Noticias que aludieron a la inflación de un mercado que opera casi siempre fuera del control estatal.

El gobierno de la isla autorizó en el 2011 la venta de autos usados entre cubanos. En el 2013 permitió la venta minorista de autos, motos, camionetas y microbuses, tanto nuevos como de segunda mano.

Antes de la medida, para comprar un auto los cubanos debían contar con la aprobación personal del vicepresidente del país, encargado de entregar un documento conocido como "la carta".

Pero los precios desde entonces han sido prohibitivos para la mayoría, según ha reportado en el pasado Martí Noticias.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:16 0:00

"Un coche aquí vale más que una casa (...) un apartamento de dos habitaciones cuesta entre 10.000 y 15.000 dólares, y un coche bueno no baja de los 25.000 o 30.000 dólares", dijo a Eduardo Amaro, taxista privado en La Habana.

El cuentapropista explicó que los precios se deben a la poca oferta.

"No hay vehículos de venta de primera y segunda mano. Lo que hay es reventa de lo que ya está en circulación", agregó.

Adrián del Sol, albañil de Villa Clara, explicó que para él no es más que un sueño.

"Vamos a poner el ejemplo, un Moscovich (cuesta) 8.000, 10.000 (CUC, equivalentes a dólares)", dijo. "Puede costar hasta 13.000 dólares. Eso es algo imposible para un cubano normal".

Del Sol dijo que la incapacidad para comprar un auto a esos precios es igual, ya sea que trabajes con el Estado o como cuentapropista.

"Si soñaría yo con tener un carro algún día, pero viéndolo desde ese punto de vista me sería imposible", agregó.

La compra y venta de autos está en manos de un grupo pequeño, dijo el campesino de Granma, Emiliano González.

"Los precios están muy altos porque las personas que se dedican a este negocio tiene prácticamente un monopolio, y mantienen el control férreo de los precios", explicó.

En el sitio Revolico, que se dedica a las ventas online, -por ejemplo-, un auto marca Pegueot 307 está a la venta en 80.000 CUC y un Chevrolet de 1939 cuesta 72.000 CUC.

En el mismo sitio, una casa de cuatro habitaciones y cuatro baños en La Habana Vieja está a la venta por 65.000 CUC, mientras que una biplanta de tres habitaciones en el municipio de 10 de Octubre cuesta 17.000 CUC.

(Escrito a partir de un reporte de Adriel Reyes)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG