Enlaces de accesibilidad

Ataché de Guardia Costera permanece en embajada de EEUU en Cuba


Embajada de EEUU en La Habana, Cuba.

El gobierno de EEUU decidió mantener el representante del Servicio de Guardacostas (USCG) en su embajada en La Habana por considerarlo una pieza esencial de su delegación diplomática.

El oficial del Servicio de Guardacostas de EEUU asignado a la embajada estadounidense en Cuba es parte del reducido número de diplomáticos que permanece en esa legación, confirmó una portavoz del ente gubernamental.

El funcionario, con grado de Capitán de Fragata, funge como enlace entre Washington y La Habana en temas referentes a la emigración ilegal y la lucha antidrogas, un puesto que designó en 1995 el gobierno del presidente Bill Clinton para la entonces Sección de Intereses en el marco de un acuerdo entre los dos países para combatir el tráfico de drogas en el Mar Caribe.

El puesto también existe en las embajadas de EEUU en Haití, Santo Domingo, y Bahamas.

“Está en su puesto de trabajo en la embajada en La Habana”, confirmó en Miami el capitán de fragata Luis Rodríguez, del distrito 7 de la Guardia Costera, que comprende el sur de la Florida.

Además del nuevo Encargado de Negocios interino de la sede diplomática, Lawrence Gumbiner, es la primera vez que se devela el cargo de un miembro del personal que el gobierno estadounidense consideró necesaria su permanencia en su embajada en Cuba, luego de que el Departamento de Estado retiró el 60 por ciento de su equipo como consecuencia de los ataques sónicos.

En la sede diplomática en Cuba no hay representación oficial de la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA), aunque los dos países han firmado compromisos para la lucha contra el narcotráfico.

En 2016, firmaron un acuerdo de cooperación operacional que permitiría el intercambio de información entre las agencias antidrogas para garantizar el cumplimiento de la ley de Cuba y Estados Unidos.

Sin cambios, regulaciones de entrada a Cuba

El portavoz de la Guardia Costera fue preguntado a propósito del anuncio que hizo el pasado fin de semana el régimen cubano sobre cambios en su política migratoria, incluida la autorización para que ciudadanos cubanos que residen en el exterior entren y salgan de la isla en embarcaciones de recreo a través de las Marinas Turísticas Internacionales Hemingway y Gaviota-Varadero.

“En cuanto a este particular aún no hemos consultado a nuestro enlace en La Habana. En su momento lo haremos, está ahí para eso”, aseguró el capitán Rodríguez.

La Guardia Costera de Estados Unidos reiteró este lunes que se mantienen sin cambios sus regulaciones de entrada a Cuba.

“Es ilegal que los ocupantes de embarcaciones salgan de Estados Unidos con la intención de ingresar a las aguas territoriales cubanas sin un permiso de la Guardia Costera”, informó la entidad en un comunicado.

El texto señala que los interesados deben llenar una planilla con información sobre la embarcación, sus ocupantes, las licencias del Departamento de Comercio, la Oficina de Control de Activos Extranjeros y el Departamento del Tesoro. “En caso de que no sea aplicable, deberán someter una nota explicativa”, indicó el comunicado.

El tiempo aproximado para la concesión o negación del permiso es de dos semanas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG