Enlaces de accesibilidad

Nuevo arzobispo de La Habana ora por todos los cubanos en toma de posesión


Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez confesó estar asustado ante la enorme responsabilidad que asume con su cargo y oró por todos los cubanos, los de dentro de la isla y los de fuera.

El nuevo arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García Rodríguez, tomo posesión este domingo durante una homilía en la Catedral de la capital cubana en la que el prelado confesó estar asustado ante la enorme responsabilidad que asume con su cargo.

“Ustedes comprenderán que estoy asustado” y “no entiendo el misterio de por qué estoy aquí, ni por qué el Espíritu Santo me eligió”, dijo a los feligreses que abarrotaban la Catedral y sus alrededores.

Aventurando una respuesta, el arzobispo señaló que "tal vez Dios tomó muy en serio el lema de mi ordenación sacerdotal: 'Adondequiera que me envíes iré y todo lo que me mandes diré', un fragmento del profeta Jeremías".

"Soñamos que nadie robe a nadie, que nadie golpee a nadie, que nadie dañe a nadie", dijo el arzobispo, en una simbólica homilía que llamó a la reconciliación y la unidad.


Durante la ceremonia, el arzobispo oró por todos los presos, por los enfermos, y por el pueblo cubano en la isla y el exterior, dijo a Martí Noticias el periodista independiente Mario Hechavarría Driggs, que pudo asistir a la misa.

Monseñor Juan de la Caridad tuvo palabras de agradecimiento para el Cardenal Jaime Ortega, saliente arzobispo de La Habana.

Asistieron a la ceremonia obispos de varias diócesis cubanas, el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, así como una representación gubernamental encabezada por el vicepresidente del Consejo de Estado, Salvador Valdés Mesa, y Caridad Diego, jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista.

Junto a los feligreses se congregaron periodistas extranjeros, turistas de paso por la ciudad y decenas de curiosos.

Hechavarría destacó que para que las personas que no alcanzaron un lugar dentro del recinto pudieran ver la ceremonia y escuchar las palabras del prelado, se colocaron pantallas gigantes en la plaza de la Catedral.

El periodista independiente pudo entrar por mediación de un sacerdote, pero lamentó que otros opositores no pudieran llegar ni siquiera a la Plaza de la Catedral, debido a un fuerte cerco policial que les impidió avanzar.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

El acontecimiento, reseñado por el portal digital 14ymedio, detalló que "una multitud aguardó desde las primeras horas de la mañana en las cercanías de la iglesia. En la puerta principal de la Catedral lo esperó el cardenal Ortega y Alamino, quien dio inicio a la ceremonia con el báculo pastoral entre sus manos, que posteriormente fue entregado al nuevo arzobispo".

Durante la misa de este domingo se dio lectura a un mensaje enviado por Francisco desde el Vaticano, en el que explicaba su decisión y aseguraba que García Rodríguez se encuentra “dotado de reconocidas cualidades intelectuales y morales”, además de gozar de “una amplia pericia en el ejercicio de la labor pastoral”, precisó 14ymedio.

Juan de la Caridad García Rodríguez fue ordenado sacerdote el 25 de enero de 1972. El 15 de marzo de 1997 fue nombrado obispo titular de Gummi de Proconsolare y Auxiliar de Camagüey, y recibió la ordenación episcopal el 7 de junio del mismo año. El 10 de junio de 2002 fue nombrado Arzobispo de Camagüey.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG