Enlaces de accesibilidad

El portal Coursera permite a cubanos estudiar online


Varias personas se conectan a internet desde una sala de navegación en La Habana.

Para acceder a los cursos basta una conexión a internet, crearse una cuenta de usuario y contar con una contraseña y ser mayor de 18 años.

Los cursos de la famosa plataforma académica Coursera ya están disponibles en Cuba y Sudán, ha anunciado recientemente el conocido portal de cursos gratuitos en el mundo.

El portal permite que millones de personas disfruten de formación sin tener que abonar un solo centavo, y la inclusión de Cuba y Sudán en los cursos en línea masivos y abiertos o MOOCs, por sus siglas en inglés dan vuelta atrás a una suspensión de 2011 causada por las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos.

En aquel entonces Coursera explicó en un comunicado que tuvo que limitar su accesibilidad en varios países debido a “ciertas regulaciones de control de exportación de Estados Unidos que prohíben a empresas locales ofrecer servicios a usuarios de naciones sancionadas, entre ellas Cuba, Irán, Sudán y Siria”, señaló.

“Coursera recibió recientemente los permisos de acceso por parte de la OFAC para reiniciar los cursos en esos países”, informó el portal, que cuenta con 596 cursos de 108 universidades de alto prestigio en 190 países y más de seis millones de estudiantes.

La plataforma está promovida entre otras por prestigiosas universidades como Columbia, Stanford y Princenton.

Ofrece cursos de entre 2 y los 4 meses de duración online en diversas materias como Introducción al desarrollo sostenible, por la Universidad de Columbia; Cocina y nutrición infantil, por la Universidad de Stanford; Cultura latinoamericana, por la Universidad de Monterrey; Curanderismo: medicina tradicional, por la Universidad de Nuevo México e Introducción a la Psicología humana, entre un centenar más.

La Universidad de Kentuky ofrece el curso de Química Avanzada, en 10 semanas; Democracia y decisiones públicas. Introducción al análisis de políticas públicas, por la Universidad de Barcelona, así como El ABC del emprendimiento esbelto, por el Tecnológico de Monterrey, México.

Para acceder a los cursos basta una conexión a internet, crearse una cuenta de usuario y contar con una contraseña. En la actualidad varios de los cursos pueden ser validados en las centenarias de universidades norteamericanas y de Europa.

Entre los requerimientos se exige que el estudiante sea mayor de 18 años, solo pueda usar una cuenta de usuario y pide a discresión, en su código de honor, que el educando no apele a gestiones deshonestas para mejorar sus resultados.

Recientemente ejecutivos de Google visitaron La Habana y semanas después anunciaron que el popular buscador Google Chrome ya puede ser descargado en Cuba para su aplicación.

Sin embargo, algo que atenta contra la participación de los cubanos de la isla en los cursos gratuitos en línea son las mismas prohibiciones gubernamentales del régimen de La Habana. A saber: la baja conectividad, que ubica al país en lo último de latinoamérica, los precios prohibitivos de los servicios de internet en sitios públicos a razón de cuatro dólares por una hora de conexión y la negativa a que los ciudadanos puedan importar equipos para aumentar sus posibilidades de conectarse a la red.

XS
SM
MD
LG