Enlaces de accesibilidad

Aduana de Cuba reduciría cuotas de artículos llevados por viajeros


En julio de 2012 la aduana de Cuba subió los aranceles de los artículos llevados por los viajeros.

Una nueva resolución que entraría en vigor en septiembre reduce a la mitad o menos las cantidades de alimentos, confecciones, calzado, y artículos de aseo e informática autorizados.

El gobierno de Raúl Castro aplicaría a partir del primero de septiembre otra vuelta de tuerca a la importación de mercancías por parte de personas naturales (individuos) a través de las aduanas de Cuba, especialmente la de alimentos, confecciones, calzado y dispositivos informáticos.

Aunque no se ha hecho un anuncio oficial, la Resolución 206 -2014 de la Aduana General de la República, promulgada el pasado 30 de junio, fijaría los límites de importación de 381 categorías de artículos.

El portal de asuntos cubanos Café Fuerte fue el primero en divulgar el texto, incluyendo el enlace al documento PDF.

En su parte resolutiva, el documento establece que “la autoridad aduanera determina el carácter comercial a las importaciones que realizan las personas naturales en caso de que las cantidades de un mismo artículo, producto o miscelánea, su naturaleza, función o lo reiterado de las importaciones, indiquen que se efectúa con fines comerciales”.

También define como Importación Reiterada “la acción de reincidir o repetir la operación de importación de miscelánea, artículos o productos de la misma naturaleza”.

La normativa confiere a la autoridad aduanera la facultad de decomisar y despachar “las cantidades que excedan el límite establecido” en la resolución.

Asimismo, si los funcionarios determinan que hubo "importación reiterada de un producto", o que lo importado tiene "carácter comercial" se le puede decomisar al portador el equipaje en su totalidad, salvo los efectos personales.

La mitad o menos

El portal CaféFuerte señala que “las nuevas regulaciones representan un drástico recorte en relación con las cantidades de productos que se permiten importar bajo los parámetros fijados en la Resolución 320 de 2011", todavía vigente.

Imagen del paquete web en un teléfono celular
Imagen del paquete web en un teléfono celular

Entre los artículos más afectados se encuentran los electrónicos e informáticos.

Los dispositivos de almacenamiento de información, memorias, ipod, mp3 y similares se reducen de 5 a 2 de cada uno, pero en total no pueden pasar de 8. Las memorias RAM, de las que se podían importar 8, quedan reducidas a 2. Muchos componentes de computadora como las tarjetas de video y los motherboards caen de 2 a 1, y los teléfonos celulares disminuyen de 3 a 2.

Además se necesitará un permiso especial del Ministerio de Comunicación para ingresar los siguientes equipos: fax inalámbrico (sólo se permite uno), la misma cantidad para pizarras telefónicas, micrófonos inalámbricos y accesorios, y dispositivos para redes de datos como enrutadores y switches.

Las nuevas restricciones afectan igualmente a los productos alimenticios, de aseo, ropa y calzado. Las conservas de todo tipo se reducen de 50 a 20 unidades; los productos lácteos de todo tipo, de 30 a 10; los alimentos deshidratados o concentrados, de 30 a 15.

El gobierno prohibió a fines del 2013 la venta de artículos importados, pero el negocio sigue (foto A.C.San Martín).
El gobierno prohibió a fines del 2013 la venta de artículos importados, pero el negocio sigue (foto A.C.San Martín).

En las confecciones, los blúmers de mujer bajan de 4 docenas a 2 docenas; las blusas, de 40 a 20; las licras, de 40 a 10. Los pantalones o bermudas, de los cuales se permitían 40 de hombre y 40 de mujer, largos o cortos, se limitan ahora a 10 pantalones y 10 bermudas para mujer y otro tanto para hombre.

La categoría de calzado, que antes se dividía en femenino y masculino, y se autorizaban 30 pares, ahora se subdivide en de vestir, deportivo y sandalias o chancletas, y sólo se autorizan cinco pares de cada clase.

Analistas internos y del exterior consideran que las medidas buscarían asestar un fuerte golpe a la competencia que en precios, variedad y calidad hacen a las tiendas estatales vendedores clandestinos de artículos importados (alimentos,artículos de aseo y para el hogar, confecciones y calzado).Estos se surten por medio de las llamadas "mulas", personas que viajan llevando encargos de todo tipo.

En el caso de los dispositivos informáticos, las limitaciones intentarían frenar la creciente independencia informativa de los cubanos respecto del Estado, facilitada por las nuevas tecnologías.

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG