Enlaces de accesibilidad

Colombia recupera la sonrisa al demoler a Polonia


Radamel Falcao celebra su gol frente a Polonia.

Colombia recuperó la lucidez, la sonrisa y la vida.

En una noche que arrancó con los dientes apretados, Colombia trituró el domingo 3-0 a Polonia para resucitar en la Copa del Mundo tras su estrepitoso fiasco en el estreno.

Al compás de un James Rodríguez en plan estelar, más los goles de Yerry Mina, Radamel Falcao y Juan Guillermo Cuadrado, Colombia redondeó una convincente victoria que dejó eliminada a la Polonia de Robert Lewandowski.

Colombia, que llegó urgida de una victoria tras caer 2-1 ante Japón, se prendió en la pelea dentro del Grupo H.

Titular desde el vamos, James aportó dos asistencias en un brillante despliegue como elaborador de juego. La primera de las asistencias del mediopunta sirvió para abrir el marcador a los 40 minutos.

Mina, una de las apuestas del timonel argentino José Pekerman en el partido contra los polacos, se elevó para peinar un pase medido de James.

Colombia salió en el complemento más decidida en ataque y aumentó la diferencia mediante el primer gol de Falcao en un Mundial. El delantero no desaprovechó la buena habilitación de Juan Quintero para batir con el empeine al encarar al arquero polaco Wojciech Szczesny.

El “Tigre”, capitán y goleador histórico de la selección, lo celebró en grande porque Rusia representa su primer Mundial después de haberse perdido por lesión el de Brasil, en el que Colombia cuajó su mejor actuación de todos los tiempos al alcanzar los cuartos de final.

La fiesta apenas comenzaba. Cinco minutos después, Cuadrado hizo revivir el baile de los colombianos a orillas de la cancha al definir tras magistral pase de James.

La imagen de la pantalla gigante de la Arena de Kazán mostró a Carlos Valderrama y René Higuita, leyendas de la Colombia de las décadas de los 80 y 90, festejando de lo lindo.

Colombia se embolsó tres puntos y quedó de escolta de Japón y Senegal, que a primera hora empataron 2-2 y suman cuatro unidades cada uno. Colombia se jugará su pase en el cierre de la zona contra el equipo africano.

Con el “Olé, Olé y Olé” de los miles de colombianos en las tribunas culminó el partido.

Colombia contó esta vez desde el inicio del partido con James, quien solo había jugado ante Japón la última media hora debido a una sobrecarga muscular.

Alinear al espigado Mina desde el vamos resultó ser una apuesta atinada para Pekerman, que decidió recurrir al central del Barcelona para frenar los avances del goleador Lewandowski por los costados y para que se sumase por su tamaño al ataque en jugadas de pelota parada.

Hasta el gol colombiano, el partido se hizo trabado y no se generaron llegadas de peligro, aunque Colombia se encimó más al arco rival sin poder dar el puntillazo final.

A la media hora del partido el volante de marca Abel Aguilar se lesionó y fue sustituido por Mateus Uribe.

(Associated Press)

XS
SM
MD
LG