Enlaces de accesibilidad

Cae presidente de Odebrecht, la empresa que renovó el Puerto de Mariel


El director presidente de Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht, durante una entrevista con Efe.

Marcelo Odebrecht es uno de los ejecutivos más poderosos y bien conectados de Brasil.

La policía brasileña arrestó el viernes a Marcelo Odebrecht, presidente de la mayor compañía de ingeniería y construcción de América Latina, Odebrecht S.A., confirmó el agente de la Policía Federal Igor Romario, implicando al más alto ejecutivo hasta la fecha en la investigación por corrupción en la compañía petrolera estatal Petrobras.

Agentes federales tenían orden de arrestar a un total de 12 personas en cuatro estados y trasladarlas a la ciudad sureña de Curitiba, donde está centrada la investigación, según un comunicado de la policía federal que no incluyó los nombres de los detenidos.

Odebrecht, que tiene 200.000 trabajadores y está presente en 21 países, dijo en un comunicado que la policía irrumpió en sus oficinas en Sao Paulo y Rio de Janeiro e hizo varios arrestos, aunque no confirmó ningún nombre. La compañía aseguró que los arrestos fueron "innecesarios", ya que está colaborando con los investigadores.

Entre los arrestados está Otavio Marques Azevedo, presidente de otro gran contratista brasileño, Andrade Gutierrez. La firma no confirmó el arresto en un comunicado, pero dijo que está colaborando con la investigación. Ni Azevedo ni Odebrecht fueron acusados formalmente, según los fiscales.

El fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima dijo en una conferencia de prensa en Curitiba que la pesquisa en las dos mayores constructoras del país descubrió una sofisticada trama de ilegalidades.

Los arrestos eran ampliamente esperados, pues ambas compañías ya eran investigadas por el contralor general del país por participar en un supuesto cartel de firmas de la construcción sospechosas de haber cobrado en exceso a Petrobras, usando el dinero sobrante como soborno a ejecutivos y políticos. Sin embargo, poner tras las rejas a un ejecutivo tan poderoso y bien conectado como Marcelo Odebrecht es un desarrollo significativo en un país donde siempre se ha considerado que los ricos disfrutan de impunidad.

Odebrecht, de 46 años, lidera la tercera generación de la compañía privada. La denominada "Operación lavado de autos", centrada en Petróleo Brasileiro S.A. –nombre formal de la compañía–, ha generado acusaciones contra más de 100 personas e implicado a decenas de políticos, en su mayoría del Partido de los Trabajadores de la presidenta Dilma Rousseff. La mandataria negó tener conocimiento del escándalo de corrupción y pidió una investigación detallada.

Las acciones de la petroquímica brasileña Braskem S.A. se hundían el viernes tras la detención del presidente ejecutivo de su principal accionista, Odebrecht S.A.

En Cuba

Odebrecht construyó la primera fase del megapuerto de Mariel, a 45 km al oeste de La Habana, una obra de $1.000 millones, la mayoría provenientes de créditos del Gobierno brasileño.

Odebrecht trabaja en el desarrollo de la infraestructura del puerto y de la zona franca adjunta, un enclave industrial, para la cual ya el Gobierno aprobó las dos primeras inversiones extranjeras, de "cientos" de proyectos foráneos presentados, según sus directivos.

Una de las subsidiarias de Odebrecht, la Compañía de Obras e Infraestructura (COI), administra y moderniza el ingenio azucarero 5 de Septiembre, en la provincia de Cienfuegos, en un acuerdo por 13 años suscrito con la estatal cubana Azcuba.

Hace pocos días firmaron el contrato de asistencia técnica para iniciar de inmediato las obras de ampliación en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, un proyecto valorado en $207 millones.

El Ministerio Público de Brasil sospecha que entre 2011 y 2014 Luiz Inacio Lula da Silva "obtuvo ventajas económicas directa o indirectamente de Odebrecht con el pretexto de influir en los actos practicados por agentes públicos extranjeros costeados, directa o indirectamente por el BNDES".

Después de dimitir como Presidente, Lula ha volado en aviones de Odebrecht en las giras por el extranjero patrocinadas por la firma, confirmó a Bloomberg el propio Marcelo Odebrecht. "Cuba es el único país en el que, de hecho, abrimos y crecimos bajo el Gobierno de Lula, y donde tenemos que decir que la relación con Lula ayudó mucho", afirmó Odebrecht, en una entrevista el 27 de abril.

Odebrecht dijo que el grupo de su familia no era la única empresa brasileña que se benefició de la apertura de Lula con Cuba. Odebrecht llevó cerca de 400 empresas brasileñas que han contribuido a la construcción del puerto de Mariel, que fue inaugurado en enero.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG