Enlaces de accesibilidad

Neves: Brasil financió megapuerto de Mariel aceptando garantías en pesos cubanos


Vista de la terminal de contenedores del puerto del Mariel, construida por la brasileña Odebrecht con una financiación de 682 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil.

En su último debate el candidato que disputará mañana la presidencia de Brasil a Dilma Rousseff dijo tener pruebas de que el secreto sobre el financiamiento del proyecto en Cuba se debe a sus privilegiados términos.

Aecio Neves, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) que disputará el domingo la presidencia de Brasil en segunda vuelta electoral con la aspirante a la reelección Dilma Rousseff, sacó a la luz por primera vez, durante el último debate televisado entre los dos el viernes, las razones por las que el gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) desea mantener en secreto los términos del financiamiento para el megapuerto y Zona Especial de Desarrollo de Mariel en Cuba.

Aecio Neves (i) y Dilma Rousseff durante su último debate antes de la segunda vuelta electoral, el domingo 26.
Aecio Neves (i) y Dilma Rousseff durante su último debate antes de la segunda vuelta electoral, el domingo 26.

Neves dijo tener en su poder un documento que muestra que la administración de Dilma aceptó en pesos cubanos y a través de un banco de la isla, y no como suele hacerse, en euros o dólares y por mediación de un banco internacional de prestigio, las garantías del préstamo de poco más de 800 millones de dólares hecho por su banco de fomento, el BNDES, a la constructora brasileña Odebrecht para las obras en Mariel.

A continuación una transcripción de ese segmento del debate

Aecio Neves: Candidata, nosotros conocemos la absoluta carencia de infraestructura por todas partes (en Brasil), falta de todo: ferrovías, hidrovías, puertos. Su gobierno optó por financiar la construcción de un puerto en Cuba, gastando 2 billones de reales (cerca de 810 millones de dólares) del dinero brasileño, del dinero del trabajador brasileño. Mientras tanto, nuestros puertos están a la espera de inversiones. Ninguno cuenta con inversiones de esa magnitud. Y lo que es más grave, ese financiamiento viene con carácter secreto, no es accesible para la población brasileña. ¿Qué tiene que esconder su gobierno, candidata, en relación con el financiamiento del puerto de Mariel en Cuba?

Dilma Rousseff: Mi gobierno, nada. Ahora, creo que usted tiene mucho que esconder en lo referente a gastos de publicidad, no revelados claramente en lo que se refiere a los diarios y las televisoras de su familia. Creo, senador, que es necesario que la gente considere con cautela este asunto del puerto. Nosotros financiamos a una empresa brasileña que generó empleos en Brasil. Generó tantos empleos que fueron casi... de los 800 millones contratados, nosotros conseguimos generar 465.000 empleos. Y quiero recordar al señor que también el gobierno de Fernando Henrique [Cardoso] financió a empresas brasileñas para exportar y colocar productos tanto en Venezuela como en Cuba. Entonces yo no entiendo de qué se aterra el señor. Ahora, quiero volver sobre este tema de los empleos. Candidato, ustedes [el PSDB en la presidencia de Cardoso] dejaron al país con 11 millones 400.000 personas desempleadas. Candidato, era la mayor tasa (del mundo), sólo después de la India, que tenía 41 millones. Ustedes batieron el récord de desempleo, el récord de bajos salarios, y cuando el señor se refiere a la inflación, el señor está hablando del gobierno de Itamar [Franco], no del de Fernando Henrique.

AN: Otro engaño más de la señora, pero volviendo a Cuba, que era mi pregunta, candidata, tal vez yo le pueda revelar hoy a Brasil las razones por las que este empréstito es considerado secreto, diferente de todos esos otros a los que la señora se refería. Recibí hoy un documento y estoy solicitando que se envíe a la Procuraduría Genral de la República para que se haga una investigación, un documento del Ministerio de Desarrollo Económico que dice que el financiamiento para Cuba, a diferencia del financiamiento para otros países donde el plazo normal de amortización es de 12 años, fue de 25 años. Y lo más grave, candidata, es que en todos esos financiamientos a solicitud del gobierno brasileño y del grupo técnico las garantías debían ofrecerse en una moneda fuerte, generalmente euros o dólares, a través de un banco con credibilidad. El gobierno brasileño aceptó que esas garantías fuesen dadas en pesos cubanos, y a través de un banco de la isla. ¿Es justo, candidata, hacer favores con el dinero brasileño a un país amigo que ni siquiera respeta la democracia?

DR: Candidato, no tenemos un Ministerio de Desarrollo Económico, sino un Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio. Y tenemos relaciones internacionales, candidato. Entonces yo quería decir lo siguiente. Siempre que se financia a una empresa, las cláusulas del financiamiento guardan respeto por esa empresa.Y las garantías son las que ella da, no Cuba. Quién da las garantías a BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social). Quien da las garantías es la empresa brasileña. Entonces, lo que yo le quiero decir es que usted valore. El gobierno de Fernando Henrique hizo los mismos préstamos. Nosotros los hacemos. ¿Pero a quién beneficiamos, candidato? Empleos brasileños, brasileños que son empleados. Yo quisiera que el señor tuviera también el mismo celo respecto a la libertad de información, a las empresas que tiene en Minas (Gerais).

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG