Enlaces de accesibilidad

Ascienden a 137 los muertos por la represión en Nicaragua


Funerales de uno de los jóvenes manifestantos muertos en Nicaragua

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) informó que una persona fue asesinada en Jinotega y otra en Managua, la noche del viernes por turbas paramilitares que dispararon contra los opositores atrincherados en barricadas levantadas en ambas ciudades.

El número de muertos en Nicaragua ascendió a 137, cuando dos personas más murieron el viérnes por la noche, víctimas de la represión desatada por el gobierno de Daniel Ortega, contra los manifestantes que piden su renuncia.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) informó que una persona fue asesinada en Jinotega y otra en Managua, la noche del viernes por turbas paramilitares que dispararon contra los opositores atrincherados en barricadas levantadas en ambas ciudades.

El menor, de 12 años, Abraham Castro, murió cuando un grupo de desconocidos, a bordo de una camioneta, descargó disparos con armas de guerra en un barrio con manifestantes, según confirmó la Arquidiócesis de Jinotega.

En Managua, un joven motociclista fue asesinado de un disparo en la nuca por grupos paramilitares que lo detuvieron en la calle, según medios locales citados por la agencia AFP.

“Desde el mediodía de este sábado se reportan nuevos ataques de grupos paramilitares en las barricadas ubicadas en los barrios Carlos Rizo, Villa Valencia y barrio Sandino. Las calles están desoladas y los pobladores están aterrorizados luego de los ataques de grupos paramilitares la noche de este viernes que dejaron un muerto y más de 20 heridos", informó el diario La Prensa.

"La guardia orteguista asesina, junto a turbas paramilitares afines al Gobierno. Esta noche acribillaron a los muchachos que se encontraban en las calles, luchando por la libertad y la democracia", publicó el Movimiento Estudiantil 19 de Abril-Jinotega.

Ataques similares, de hombres en camioneta disparando con armas de guerra a manifestantes, fueron reportados en Managua y municipios vecinos, como Ciudad Sandino y Ticuantepe.

Nicaragua sigue a la espera que el presidente Daniel Ortega responda una carta de los obispos sobre una propuesta de democratización para retomar el diálogo nacional y superar la crisis.

El jueves pasado Ortega pidió a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) tiempo para reflexionar sobre una propuesta de "democratización" presentada en el diálogo nacional, que se encuentra suspendido, con el fin de buscar una salida a la crisis que atraviesa el país centroamericano.

La crisis sociopolítica de Nicaragua, la más sangrienta que vive el país centroamericano desde los años 80, cumple hoy 53 días.

(Con información de las agencias AFP, EFE, el diario La Prensa y redes sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG