Enlaces de accesibilidad

Poeta, pintor, ingeniero, el perfil del espía Antonio Guerrero


Raúl Castro (de espaldas), condecora con el título de Héroe de la República de Cuba, al agente Antonio Guerrero.

Tras su excarcelación y regreso a Cuba junto a los otros agentes de inteligencia cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos, Guerrero ha aparecido en los medios, se casó por cuarta vez y tuvo el tercer hijo en mayo. No ocupa cargo en el Gobierno.

El expía cubano Antonio Guerrero ha trascendido más por la crónica rosa de nuevo tipo que aflora en la prensa cubana que por su desempeño profesional o político tras su retorno a la isla hace un año y medio.

Y aunque los otros cuatro agentes de inteligencia acusados de espionaje en Estados Unidos tampoco ocupan cargos clave en el Gobierno de Raúl Castro, el caso de Guerrero es el más sintomático.

Guerrero es el presidente de Honor del Festival de Poesía de La Habana.

Su cargo es menor respecto al rol concedido a sus colegas en instituciones como el Instituto de Relaciones Internacionales, que forma a los diplomáticos o el Insituto Cubano de Amistad por los Pueblos (ICAP), que lideró la campaña por la excarcelación de los cinco.

Siempre aludiendo a su madre, -con quien tiene una relación especial-, fue el único a quien no lo esperó la esposa cuando llegó a La Habana.

Poco antes de aterrizar en la isla y ser recibido con todos los honores, su madre Mirtha Rodríguez dijo a los medios que esperaba que su hijo encontrara una buena mujer para casarse.

Y así fue...

“Antonio Guerrero Rodríguez ha sido padre por tercera vez este Primero de Mayo. A las 12 y tres minutos del Día Internacional de los Trabajadores, a su compañera, la diseñadora y fotorreportera del semanario Opciones, Yailín Alfaro, le fue practicada la cesárea que trajo al mundo al tercero de los hijos de Tony”, dijo en un minucioso informe el sitio oficial Cubadebate.

“El acontecimiento, planificado para unos pocos días más adelante, se decidió prácticamente cuando comenzaba el desfile del Primero de Mayo en el que participaron los Cinco Héroes”, agregó la periodista Arleen Rodríguez en el inusual reporte.

Entre otros detalles pudimos conocer que justo cuando fue avisado del nacimiento de su hijo, Guerrero contaba a Raúl Castro acerca de su próxima paternidad.

“Pero no sabía que iba a ser tan pronto”, dijo Guerrero a Cubadebate.

El bebé, -que según el reporte pesó 7 libras y una onza-, fue nombrado Luis Alejandro, un nombre compuesto que mezcla al abuelo materno y a Fidel Castro, cuyo segundo nombre es Alejandro.

“Crece la familia de los Cinco”, dijo Guerrero, según Cubadebate.

Lo que no dice la prensa rosa socialista

Guerrero nació en Miami en 1958.

Tiene tres matrimonios anteriores al actual.

En 1989 se casó con su primera esposa, Delgis Cabrera Puente, con quien tuvo su primer hijo, Antonio Guerrero Cabrera.

Luego en 1991 contrajo matrimonio con la panameña Niccia Pérez Barreto y nació su segundo hijo, Gabriel Eduardo Guerrero Pérez.

En 1998, -justo el año en que la Red Avispa fue desmantelada y acusada de espionaje en Estados Unidos-, Guerrero se vincula a la estadounidense Margaret Bécquer.

Esta mujer apareció en los primeros meses junto al resto de los familiares que abogaban por la liberación, pero luego salió de la escena pública.

Desde entonces fueron su madre y hermana quienes lo visitaron en prisión.

Sin embargo, -en otro giro sin precedentes en la vertiginosa vida de Guerrero-, el propio Cubadebate divulgó la visita que le realizó Bécquer junto a parte de su familia a Guerrero en junio del 2014, seis meses antes de la excarcelación.

En una carta, Bécquer describe el encuentro.

"Antonio dijo algo que tanto él como yo hemos sentido otra vez, el fenómeno de la desaparición, incluso el olvido de ese tiempo que dos personas han estado separadas, pero con una constante conexión del corazón y de la mente (algunos quizás le llamen “alma”), la cual trasciende al tiempo cuando se encuentran otra vez", dijo Bécquer en su texto.

Una nota al final de la carta indica: "Margaret es ciudadana norteamericana; fue pareja de Antonio durante varios años".

"Lorient"

¿Pero quién es realmente Antonio Guerrero?

Presentado como poeta y antiterrorista, Guerrero tiene un largo historial en los servicios de inteligencia.

El agente “Lorient”, nombre falso de Rolando González Díaz, fue entrenado por la KGB soviética en espionaje y contraespionaje.

Se graduó en la ex Unión Soviética como ingeniero en construcción de aeródromos.

En 1991, tras casarse con la panameña Niccia Pérez Barreto, viajó a Panamá. Su intención fue llegar a Estados Unidos.

Guerrero o "Lorient" fue el único que logró infiltrarse en una Base Militar. Trabajó en la Base Aérea de Boca Chica en labores de mantenimiento, un objetivo que le fue asignado por el oficial ilegal Alberto Manuel Ruiz, que huyó a Cuba.

Guerrero pasó 16 años en la cárcel tras ser condenado por la jueza Joan Lenard a cadena perpetua, más dos condenas de 5 años por espionaje y amenazar la seguridad de EEUU.

En 2009 le rebajó la condena a 21 años y 10 meses, más otros 5 años de libertad condicional.

En diciembre del 2014 regresó a Cuba y desde entonces ha viajado a países aliados, donde ha recibido condecoraciones y homenajes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG