Enlaces de accesibilidad

Evtushenko, poeta ruso olvidado por la prensa cubana, más o menos


Lectura de poemas de Evtushenko en La Habana.

Evgueni Evtushenko es un convidado de piedra, un invitado muy incómodo para los ideólogos de turno en Cuba.

En La Habana está Eugenio Evtushenko, un clásico de la poesía moderna, y los medios oficiales han callado su presencia. Ni una reseña en el Granma, ni Juventud Rebelde o Trabajadores. Solo en los sitios digitales del Festival Internacional de Poesía de La Habana (FIPH) se escribe sobre sus actividades en Cuba y la página de la UNEAC comenta sobre su participación.

En el diario del partido comunista Granma cuando publicaron sobre el festival mencionan al espía y ahora “poeta Antonio Guerrero” quien es el “presidente de honor del Festival” y una jornada de “lectura poética” dedicada a Fidel Castro en su 90 cumpleaños, que es el 13 de agosto.

Ha sido el más anti estalinista de todos los poetas soviéticos, el “enfant terrible” de las letras soviéticas durante el deshielo de Nikita Jruschev.

Tanto en el periódico Granma como el Juventud Rebelde prefieren dedicar espacio en la sección de Cultura al paso por La Habana del actor estadounidense Robert de Niro, pero ignoraron al clásico ruso.

Es que Evtushenko es un convidado de piedra, un invitado muy incómodo para los ideólogos de turno. Y es que una frase dichas en Cuba como“Muchachos, repetir consignas es una mierda. A la izquierda, siempre a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuestros corazones” no encajan en el discurso oficial cubano.Ha sido el más anti estalinista de todos los poetas soviéticos, el “enfant terrible” de las letras soviéticas durante el deshielo de Nikita Jruschev.

Evtushenko es un convidado de piedra, un invitado muy incómodo para los ideólogos de turno.

Evtuchenko tuvo un gran amigo (o hermano, como dijo el poeta ruso) en La Habana y fue Heberto Padilla. Llego a Cuba en 1961, como corresponsal del diario del partido comunista Pravda, y fue guionista del documental Soy Cuba (1964). Tras los sucesos en el caso Padilla el poeta ruso escribió a Fidel Castro, criticó la actuación de las autoridades cubanas contra el autor de Fuera del juego. El entonces periodista soviético estaba sentado en el teatro de la Biblioteca Nacional en junio de 1961 cuando Castro pronuncio su famoso discurso a los intelectuales y trazó las fronteras políticas de la creación litararia. Evtuchenko vislumbró la similitud entre las palabras del gobernante cubano y Stalin, escribió más tarde Padilla en sus memorias. En 1962 publicaba el poeta ruso en el diario Pravda el poema Los Herederos de Stalin.

La detención, juicio y exilio de Padilla en 1971 le hizo ausentarse de Cuba por décadas, donde era considerado persona non grata. Regresó a La Habana en el 2006 al Festival Internacional de Poesía de La Habana donde presentó su película Kindergarten, filmada en 1982 y en el 2010, durante la Feria Internacional del Libro de La Habana el país invitado fue Rusia y el poeta ruso su más preciada figura.

Como símbolo de la Rusia actual, su poema Más o Menos se ha convertido en un clamor contra la indiferencia, el desgano y el fastidio de una sociedad controlada.

Vivo en el país llamado Más o Menos,

donde,

muy extrañamente,

no hay ningún partido oficial llamado “Masomenosista”…

donde ellos

leen a nuestros escritores clásicos… más o menos.

Donde a veces,

hasta los distinguidos ciudadanos

se enamoran (más o menos),

pero a veces,

después de algunos meses

ya no hay besos,

los unen sólo los pesos.

Entonces no son ajenos,

más o menos.

“¿Es verdad, señor, que todos beben en su país Más o Menos??”

Hay algunas personas que no beben nada…

Más o menos…”

“Difícil de creer, señor,”

Ni siquiera algo así como…

una gota. Más o menos.”

“¿Qué tipo de gente es aquella, la de su amado pueblo

del país llamado Más o Menos?”

Son más o menos agradables…

Más o menos honestos…

Unas veces menos, otras veces más…

“¿Está Usted, señor, orgulloso de su gran país,

llamado Más o Menos?”

Hmmm…

Más o menos...

Por lo general, somos generosos más o menos..

suficientemente amistosos… menos o más...

Por supuesto, todos estamos por la paz…

un tanto más, un tanto menos..

Por supuesto, tenemos algunas pequeñitas,

pero más o menos

desagradables guerras.

En cada esquina,

en cada cocina de cada casa

cuando las esposas y los esposos están algo

así como peleando discretamente,

tenemos nuestra propia Chechenia doméstica,

y un Irak privado,

ondeando un trapo húmedo de cocina

como una bandera nacional,

cuando las sandalias y las planchas

a veces vuelan por encima de las cabezas

como ovnis…

sin embargo, apreciamos nuestros valores de familia..

Más o menos…

En nuestras cortes de justicia tenemos

más o menos incorruptibles jueces,

en nuestros centros de investigación

hay pensadores, más o menos insobornables.

Una más o menos bella mujer me susurró:

“Estoy más o menos enamorada de Ud.

Más o menos para siempre…”

Me gustaría pararme frente a Dios,

así como soy,

no algo así como más o menos.

No estar más o menos feliz

En esta más o menos vida…

En esta más o menos libertad.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG