Enlaces de accesibilidad

Acuario de Florida abre vía de cooperación con Cuba


Entrada a las instalaciones del Acuario de Florida situado en Tampa.

Aunque no existe colaboración entre este tipo de instalaciones de Cuba y Estados Unidos, ambos firmaron un acuerdo con otros países del Caribe en relación a los vertidos de petróleo.

El Acuario Nacional de Cuba está dispuesto a estrechar lazos con sus centros homólogos en Estados Unidos tal y como se desprende del viaje que en pocos días realizarán representantes del Florida Aquarium Foundation de Tampa (Florida) a la isla, pese a que en esta ocasión sólo se trata de una “misión educacional", según dijo su presidente Tom Hall en declaraciones que recoge el diario The Tampa Tribune.

En principio, es sólo un viaje en el que los directivos del acuario de Tampa van a "hablar de lo que hacen, escuchar lo que hacen ellos y después comparar. Sabremos más cuando regresemos" tal y como expresó el citado responsable del Florida Aquarium Foundation.

A pesar de que hasta la actualidad no existe ningún tipo de acuerdo o colaboración entre este tipo de instalaciones de Cuba y Estados Unidos, no es la primera vez que los temas relativos a la conservación de las especies marinas y del medio ambiente en la región ha acercado un poco más a los dos países pese a la existencia del embargo.

Parte de este acercamiento se debe precisamente a Ernest Hemingway, cuyo legado ha propiciado diversos intercambios, como el que llevó a cabo Jeffrey Boutwell en calidad de miembro del comité del Latin America Working Group Education Fund, y que visitó Cuba el pasado mes de septiembre para conmemorar el 80 aniversario del primer viaje del escritor desde Key West a La Habana.

En ese viaje hubo ocasión de conocer las labores del Acuario Nacional de Cuba para la protección de especies como el marlín, el atún y otros peces deportivos con los que Hemingway se identificaba y por cuyo amor a la pesca visitaba tanto Cuba.

Los acuarios de Tampa y La Habana se centran en la investigación así como en exposiciones públicas, por lo que se baraja algún tipo de acuerdo en el marco de la protección de un mar y unas especies piscícolas que comparten

Los acuarios de Tampa y La Habana se centran en la investigación así como en exposiciones públicas, por lo que se baraja algún tipo de acuerdo en el marco de la protección de un mar y unas especies piscícolas que comparten.

Tal y como manifestó Boutwell, "el agua no conoce fronteras ni de política", a lo que añadió que "podemos proporcionarles la información que necesitan y viceversa". No en vano ya existe un acuerdo internacional que firmaron en el mes de marzo ambos países junto a México, Bahamas y Jamaica en relación a los posibles derrames de petróleo en el área del Caribe.

Sumado a esto, el ex senador Bob Graham anunció su intención de presionar al gobierno federal para proteger las costas de la Florida de posibles desastres ecológicos permitiendo la venta a Cuba de equipos de perforación de alta calidad que reduzcan la posibilidad de fallos, algo que está prohibido por el embargo económico de Estados Unidos.

En alusión a estos impedimentos para poder llegar a un fin ecológico, que no político, Jeffrey Boutwell señaló que "siempre parece haber barreras políticas que impiden que los dos países trabajen juntos ". "Los acuarios son instituciones privadas que pueden ayudar a llevar a un lugar común a las dos naciones en ese tipo de cuestiones", señaló.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG