Enlaces de accesibilidad

A pesar del acuerdo concluido con el presidente de Yemen, Abd Rabo Mansur Hadi, que incluía su retirada de varios sectores de la capital y la liberación del jefe de gabinete presidencial, la milicia Ansaruala no se había movido de las calles de Saná.

La poderosa milicia chiita huthí, que intenta extender su presencia e influencia en Yemen, seguía en la capital el jueves pese a pactar un día antes con el presidente yemení su retirada de Saná a cambio de importantes concesiones políticas.

A pesar del acuerdo concluido con el presidente Abd Rabo Mansur Hadi, que incluía su retirada de varios sectores de la capital y la liberación del jefe de gabinete presidencial, la milicia Ansaruala no se había movido de las calles de Saná y ese responsable seguía retenido.

El presidente y los milicianos acordaron el miércoles "normalizar" la situación en Saná, donde por lo menos 35 personas murieron y 94 resultaron heridas entre lunes y martes, a cambio de aumentar considerablemente el poder de la milicia en la nueva Constitución.

Pero la tensión era palpable en varios barrios de la capital pese al fin de los combates. Fuera de Saná, una fuente tribal sunita informaba que la milicia chiita les había tendido una emboscada en la provincia de Marib, al este de la capital yemení, en la que habían muerto dos hombres sunitas.

El jefe de los huthis, Abdel Malek Al Huthi, había amenazado el 4 de enero con lanzar una ofensiva sobre esta provincia rica en petróleo y gas, que los milicianos ansían desde su conquista de la capital en septiembre.

Pero las tribus de esta región, donde Al Qaida también está implantada, aseguran que se opondrán por la fuerza y ya han recibido refuerzos de otras tribus igualmente sunitas.

La emboscada, en la que otras seis personas de las tribus sunitas fueron heridas, se produjo en la zona de Nakil Al Watada, en la frontera entre Saná y Marib. La misma fuente mencionó bajas entre los milicianos chiitas, sin poder especificar un número.

En el acuerdo firmado entre la milicia y el dirigente yemení, la situación de seguridad de Marib también fue mencionada.

XS
SM
MD
LG