Enlaces de accesibilidad

Voyager 1 hacia los confines del Sistema Solar


Fotografía de archivo de una nave Voyager.

La sonda viaja a una velocidad cercana a los 17 kilómetros por segundo y se encuentra a aproximadamente 18.000 millones de km de la Tierra

Señales recibidas por la NASA indican que la sonda Voyager 1 se encuentra ya cercana a ingresar al espacio interestelar.

La misión fue lanzada en 1977 y desde entonces la sonda viajera ha continuado su travesía hacia los confines del Sistema Solar.

Todo indica que la sonda podría abandonar nuestro sistema planetario en cualquier momento. Voyager 1 ha comenzado a detectar un marcado aumento en el número de partículas de alta energía que chocan contra ella procedentes de explosiones de estrellas distantes.

Este aumento estaba previsto por los expertos de la NASA y es una señal de que la sonda pronto cumplirá su misión histórica.

"Las leyes de la física dicen que algún día Voyager será el primer objeto construido por seres humanos que ingresará al espacio interestelar, aunque no sabemos exactamente en qué momento ocurrirá esto", señaló Ed Stone, científico de la misión y experto del Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Voyager 1 viaja a una velocidad cercana a los 17 kilómetros por segundo y se encuentra aproximadamente a 18.000 millones de km de la Tierra.

Debido a esta gran distancia las señales enviadas por la sonda tardan más de 16 horas y media en llegar a la red de receptores de la NASA.

Durante los últimos tres años, Voyager ha registrado un constante aumento en el número de rayos cósmicos captados por sus dos telescopios, pero la magnitud se disparó desde hace un mes.

La cantidad de rayos cósmicos es uno de los tres indicadores utilizados por la NASA para detectar el ingreso de la sonda al espacio interestelar.

El segundo es un cambio en la intensidad de partículas que recibe del Sol. El número de partículas solares que chocan contra la sonda está disminuyendo, aunque el declive aún no es dramático. Eso sí ocurrirá cuando Voyager escape definitivamente la región del espacio dominada por nuestra estrella.
XS
SM
MD
LG