Enlaces de accesibilidad

Removidos 43 altos militares de la frontera con Colombia


El presidente venezolano, Nicolás Maduro (i), conversa con el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d).

Las autoridades panameñas afirman que serán ubicados en otros cargos de responsabilidad.

El Gobierno venezolano cambió a 43 altos mandos militares del estado Zulia, fronterizo con Colombia, en el marco de una nueva ofensiva contra el contrabando a lo largo de la frontera entre ambos países, al que culpa de parte del desabastecimiento de bienes en las zonas limítrofes del país.

"Se están efectuando 43 cambios de compañeros en la Fuerza Armada a los niveles más altos y seguiremos hacia abajo", anunció el presidente del Parlamento y dirigente chavista, Diosdado Cabello, durante una rueda de prensa. El anuncio se realizó tras una reunión del Estado Mayor Fronterizo para analizar medidas que ayuden a reforzar la lucha contra el contrabando hacia Colombia, que supone la fuga de una importante cantidad de productos importados en Venezuela.

Cabello sostuvo que los 43 militares removidos asumirán "otros cargos" y aseguró que simplemente se trata de personas que cumplieron "una etapa" en el combate al contrabando y aclaró que no hay ninguna denuncia contra ellas.

Como parte de la nueva arremetida para enfrentar el tráfico ilegal de bienes en la frontera, Cabello dijo que se incorporarán nuevos oficiales, adicionales a los que ya están, y que una nueva normativa prohibirá que estos funcionarios permanezcan más de un año en la zona para evitar que se expongan a situaciones de corrupción.

"Es una forma de proteger al funcionario, porque puede venir un funcionario con muchos deseos de hacer el trabajo y comienzan a amenazarlo porque son mafias", explicó Cabello al anunciar la medida.

En el encuentro, realizado en Zulia, también estuvo el vicepresidente del país, Jorge Arreaza, quien informó de la creación de un comando único formado por Gobierno, Justicia y Fuerzas Armadas para centralizar la lucha contra el contrabando y que en los próximos meses este flagelo "sea un mal recuerdo".

Arreaza se mostró confiado en que el Gobierno colombiano prestará colaboración para derrotar este mal, que fue uno de los temas centrales abordados en una reunión ayer en Cuba entre el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y su par colombiano, Juan Manuel Santos.

Tras el encuentro, Maduro anunció que su país y Colombia lanzarán un plan para "triturar" el contrabando fronterizo, con una reunión el 6 de febrero en Maracaibo, capital de Zulia. Cabello dijo que el Gobierno venezolano espera "reciprocidad" de su par colombiano en el combate al contrabando, al señalar que las empresas del país vecino también se ven afectadas.

Venezuela comparte una amplia y porosa frontera con Colombia que suele ser eje de una intensa actividad ilegal, sobre todo de alimentos y combustible, producto del diferencial cambiario.

El Gobierno venezolano ha dicho que el contrabando "desangra" al país y ha activado un "estado mayor cívico militar fronterizo" para hacerle frente.
XS
SM
MD
LG