Enlaces de accesibilidad

Una flota de almendrones espera seducir en Cuba a turistas con nostalgia de los 50's


Casarse en un viejo clásico de los 50 es una de las opciones turísticas de eta empresa.

Los autos clásicos estadounidenses que sobrevivieron décadas de precariedad y salvaron a los cubanos en las eternas crisis del transporte, reviven su encanto para los turistas.

Hay quienes ven en los viejos autos clásicos norteamericanos que circulan por las calles de Cuba un símbolo del momento en el que se detuvo el tiempo en la isla y aprovechan esa nostalgia para hacer negocios y sacarle algunos pesos a los turistas que se pasean por La Habana.

Es el caso de Julio Álvarez y su familia, que gracias a su pasión por los “almendrones” idearon un negocio que ofrece servicios turísticos mediante paseos y rutas en autos clásicos de la década de los 50 restaurados. Todo ello como asegura en su web Nostalgicar, con “elevado confort, aire acondicionado y perfecto estado técnico”.

De su amor por reparar este tipo de vehículos surgió esta empresa, relata Alvarez: "mi esposa y yo decidimos poner nuestros dos autos antiguos en función de brindarnos un beneficio económico y no gastos, que era lo que habían hecho hasta este momento. Con esto en mente nos propusimos crear nuestro propio negocio, lo que animó unirse a varios amigos, también propietarios de este tipo de autos, para formar una especie de sociedad".

Actualmente disponen de un pequeña flota que incluye Ford, Buick, Cadillac de entre 1950 y 1959, aunque “se identifican más “con los Chevrolet, ya que fue la marca de los dos primeros autos que les llevaron a montar este negocio. En total son 11 coches que restauran ellos mismos de manera artesanal y con sus propios medios, que también pasan las inspecciones técnicas del gobierno cada año.

Entre sus servicios están los tours por la ciudad con hasta 4 horas de carro con chófer y diversas temáticas (Habana de noche, Hemingway, el tabaco, ron…), las excursiones que te llevan hasta Pinar del Río, Artemisa o Matanzas durante todo el día, o el traslado de novios en el día de su boda o de turistas hasta el aeropuerto.

Un hombre espera para abordar un taxi privado.
Un hombre espera para abordar un taxi privado.

Los autos clásicos estadounidenses más de 60 años después de haber sido fabricados y de aguantar el embate de la precariedad de piezas de repuesto y el uso excesivo que implican las eternas crisis del transporte cubano, son hoy uno de los principales reclamos turísticos de Cuba, especialmente para los norteamericanos.

Prueba de ello es el reality show que en estos momentos rueda la cadena Discovery Channel en La Habana sobre la vida en un taller de este tipo de vehículos o la película documental Havana Motor Show, que se estrenará próximamente proximamente en el Festival de Cine de Tribeca y que se adentra en el mundo de las carreras ilegales en Cuba.

Más recientemente, también las celebrities Paris Hilton y Naomi Campbell aprovecharon su visita a la isla con motivo del Festival Internacional del Habano para montarse en uno de estos viejos "almendrones" y pasearse por las calles de La Habana.

Paris Hilton y Naomi Campbell se pasean en un auto clásico por La Habana.
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:52 0:00

XS
SM
MD
LG