Enlaces de accesibilidad

10 consejos para grabar protestas en Venezuela


Manifestantes se enfrentan con integrantes de la Policía Nacional Bolivariana durante una protesta en la Universidad Central de Venezuela.
En las protestas de Venezuela ante la ausencia de medios de comunicación independientes, y la necesidad de dar a conocer lo que sucede en la calle, los teléfonos móviles han sido herramientas esenciales para mostrar la realidad.

Los celulares han sido casi la única vía para documentar situaciones de vulneración de Derechos Humanos, arrestos injustificados y en el caso de la crisis venezolana, asesinatos sin esclarecer o palizas supuestamente desproporcionadas, cuyas únicas imágenes han provenido de los propios manifestantes o vecinos, que grabaron los vídeos desde sus hogares.

En circunstancias de extrema urgencia o peligro, captar lo que ocurre con un smartphone puede ser un riesgo, pero también una labor fundamental de denuncia. Así lo recogen algunas organizaciones como la autora del documental "Occupy, the movie", cuyo extracto "Cómo grabar una revolución" -adaptado al español por las asociaciones Tabacabal y AudioviSol- circula en Internet aportando valiosos consejos para filmar en este tipo de situaciones.


¿Cómo responder en este tipo de casos? ¿De qué modo hacer las tomas? ¿Qué es lo más importante si queremos que la imagen se vea bien? En estos consejos prácticos resumimos algunas cosas a tener en cuenta que pueden ser de utilidad.


Grabar en formato horizontal

Un error muy común es sujetar el teléfono del mismo modo que si estuviéramos hablando o navegando por la pantalla. Para una correcta filmación, es necesario colocar el dispositivo en posición horizontal, de manera que las imágenes se graben con el formato tradicional de la televisión y se capte el mayor número de elementos posibles. De ese modo se evitan imágenes de Venezuela como éstas.


Colgar vídeo con rapidez en redes

La finalidad es la denuncia, de modo que cuanto antes se publique un contenido más posibilidades tiene de que circule por la red y se convierta en un vídeo viral que llegue a más gente. Lo más efectivo puede ser el envío inmediato por métodos de mensajería instantánea, tipo WhatsApp, o bien por correo electrónico, aunque la calidad de la imagen se reduzca para poder transmitirla desde el teléfono.
Twitter es la otra opción, y en estos momentos el principal método de comunicación en Venezuela entre opositores. Así se logra que algunos vídeos como éste expliquen en las redes por qué se protesta en Venezuela.

Más tarde, una vez se cuente con una computadora, se pueden volcar las imágenes, editarlas y ofrecer una versión con mayor calidad, incluso distribuirlas a los medios de comunicación. La solución más empleada es YouTube, en donde es recomendable que la extensión no sea superior a los tres minutos. Insertar la información correcta en el titular, las keywords o palabras clave y demás opciones del sistema permitirán también que se posicione mejor en Internet y que la gente lo encuentre.

Un hombre participa en protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro el pasado 13 de marzo.
Un hombre participa en protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro el pasado 13 de marzo.

Mantener distancia de seguridad al grabar

Es un esfuerzo que no siempre depende de uno mismo, pero alejarse unas decenas de metros de las protestas, las cargas policiales o los enfrentamientos que queremos documentar, puede evitar que terminemos siendo víctimas de las agresiones, los impactos de gases lacrimógenos o las marcas de los spray que usa la policía para detectar a los manifestantes.


Aplicaciones para editar y grabar

Nada mejor que retransmitir en vivo en Internet desde el teléfono lo que está ocurriendo. Para ello además de una conexión a Internet, es necesario tener instalada alguna de las aplicaciones disponibles tanto para Apple como Android, la mayoría gratuitas.

Algunas de las más conocidas para hacer streaming son Ustream, Livestream o UTrailMe. Esta última cuenta además con la posibilidad de insertar hashtags para la retransmisión, de modo que los internautas pueden saber el tema sobre el que se está transmitiendo.


Comprobar la memoria del teléfono y la batería

Si se parte con la idea de grabar imágenes o se cree que pueden darse las circunstancias para que sucedan acontecimientos reseñables, conviene dejar disponible toda la memoria del teléfono libre, pues los vídeos ocupan mucho espacio. Dejar sólo las aplicaciones indispensables puede ser el mejor consejo.

Por supuesto, tener la batería completamente cargada nos evitará también quedarnos sin la opción de grabar. Hay que recordar que el vídeo consume también energía y se puede agotar rápidamente.


Filmar con perspectiva los acontecimientos

Un plano demasiado cerrado puede que no muestre la realidad tal y como es. Sobre todo en caso de detenciones, abusos policiales o movimiento de personas, es más conveniente encuadrar la pantalla de modo que se vea el mayor número de personas posible y se distinga lo que están haciendo.

Un consejo muy útil es evitar el zoom de la cámara. De este modo no se pierde la calidad de imagen con la luz existente y se consigue mayor estabilidad en el plano. Parte de estas técnicas quedan recogidas en tutoriales como el que la organización Witness cuelga en su web con vídeos y consejos para denunciar con imágenes los abusos de Derechos Humanos.


Trabajar en equipo

Si el objetivo es una documentación gráfica entre varias personas y se dan las circunstancias para poder planificar el modo en que se recoge la noticia, muchas plataformas de periodismo ciudadano aconsejan un planteamiento en base a tres cámaras: una de ellas se encargaría de las tomas generales, a cierta distancia, una segunda de las grabaciones de cerca y la última de recoger testimonios con declaraciones.

Plataformas de periodismo ciudadano aconsejan un planteamiento en base a tres cámaras: una de ellas se encargaría de las tomas generales, una segunda de las grabaciones de cerca y la última de recoger testimonios
Si el material resultante es de calidad, se puede recurrir además a algunas aplicaciones para móviles como Streamweave, que permite insertar varios planos de un mismo acontecimiento en la misma imagen.

Tomas desde altura para manifestaciones

Cuando se trata de grandes manifestaciones o confrontaciones entre varios grupos, una solución es colocarse a cierta altura para mostrar una perspectiva global de los movimientos de gente, las cargas, enfrentamientos y en general para enseñar cómo se comportan las masas. Un balcón o terraza pueden ser buenas ubicaciones.


Datos sobre lugar y hora

En ocasiones se publican vídeos que no pueden ubicarse, lo cual condiciona su veracidad. Un buen recurso para dar más información es grabar por unos segundos elementos que ayuden a localizar los acontecimientos, como placas de calles, monumentos o edificios característicos, así como relojes.

Personificar la denuncia

Preguntar a los heridos, manifestantes o detenidos es el mejor modo de documentar una agresión contra los Derechos Humanos o la libertad de expresión. En situaciones extremas y para dar credibilidad a las imágenes, nada mejor que pedir a los implicados que expliquen brevemente lo que está ocurriendo.
XS
SM
MD
LG