Enlaces de accesibilidad

Toque afrocubano en la escena jazzística de Nueva York


Sitio web oficial de la institución Jazz at Lincoln Center

La influencia afrocubana ha florecido en el escenario musical neoyorquino. La temporada 2014-2015 del Jazz at Lincoln Center la abren en esta ocasión Chucho Valdés y Pedrito Martínez.

Los músicos cubanos Chucho Valdés y Pedrito Martínez abrirán junto al trompetista estadounidense Wynton Marsalis la temporada 2014-2015 del Jazz at Lincoln Center, el jueves próximo en la ciudad de Nueva York, reporta el diario The Wall Street Journal.

Marsalis compuso la obra de apertura del evento, titulada “Ochas”, en colaboración con los dos músicos cubanos, como un homenaje a la conexión entre el jazz cubano y el estadounidense, similitudes que tienen su origen en sus raíces africanas.

“Esto es personal. Se trata de compartir como haces en una familia,” comentó Marsalis, quien conoce desde muy joven la música de Valdés, gracias a las enseñanzas de su padre, el pianista Ellis Marsalis.

Marsalis, padre, tocó con Valdés, y el grupo Irakere, en varios ocasiones y también junto a ellos introdujo los tambores batá en el contexto del jazz moderno.

La influencia afrocubana ha florecido en el escenario musical neoyorquino con proyectos como el de la pianista estadounidense Michele Rosewoman y el saxofonista cubano Yosvany y la Afro Latin Jazz Orchestra del pianista Arturo O'Farrill.

De sus primeros encuentros, Valdés, 52, recordó que se presentó en la casa de Marsalis con dos partituras de tumbaos y le indicó aprenderlos. A partir de ese momento la relación se volvió tan estrecha que Marsalis lo considera su otro padre.

Para la residencia profesional de Marsalis en Cuba, Valdés compuso "New Orleans", un tributo a la ciudad natal de su amigo estadounidense y a la cuna del jazz en Estados Unidos.

Otro de los colaboradores cubanos, el cantante y percusionista Pedrito Martínez, 41, quien se mudó a Estados Unidos en 1998, comentó que la pieza musical implica grandes retos interpretativos, sobre todo porque, más allá de la técnica, lo importante es capturar la esencia espiritual propia del jazz.

Además de la presentación musical, el Museo Nacional del Jazz, en Harlem, Nueva York, acogerá la exhibición “Bebo Valdés: un gigante de la música cubana”, una compilación de grabaciones excepcionales, fotos, videos y entrevistas grabadas de su vida y carrera.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG