Enlaces de accesibilidad

Tillerson: EEUU quiere una Centroamérica más próspera y más segura


El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, abre la cumbre con esperanza de resolver problemas de Centroamérica.

Discurso del Secretario de Estado Rex Tillerson en la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en América Central, el 15 de junio de 2017, en la Universidad Internacional de la Florida, Miami, Florida.

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, gracias, Jorge, por esa presentación tan amable, y también en particular, quiero agradecer a la Florida International University por proporcionar su campus y el sitio de acogida para esta Conferencia, que hemos estado planeando durante algún tiempo y nos sentimos muy emocionados de haberla puesto en marcha. También quiero agradecer al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray, al Secretario Osorio, al Gobierno de México por organizar de manera conjunta esta conferencia, junto con mi colega, el Secretario de Seguridad Nacional, el Secretario Kelly.

La idea de este evento se originó en nuestro primer encuentro bilateral que el Secretario Kelly y yo celebramos en la Ciudad de México, y nuestras conversaciones con nuestros homólogos y un reconocimiento de lo importante que es América Central para nuestros países, Estados Unidos y México. Y fue a partir de ese diálogo que surgió esta conferencia que estamos presentando hoy.

También quiero reconocer al Presidente Hernández, al Presidente Morales y al Vicepresidente Ortiz, y agradecer a cada uno de ustedes por sus esfuerzos para hacer de esta Conferencia un éxito. El Secretario Kelly y yo estamos muy animados por celebrar estas importantes conversaciones sobre cómo podemos mejorar la seguridad y la prosperidad en nuestras respectivas relaciones bilaterales, y también, como grupo.

Como parte de la agenda del Presidente, buscamos reforzar la seguridad nacional de Estados Unidos, asegurar nuestras fronteras y promover el interés económico de Estados Unidos. Promover la prosperidad en Centroamérica es un componente clave de este esfuerzo, ya que nuestros intereses de prosperidad y seguridad están estrechamente vinculados mediante el movimiento de ideas, personas y bienes. Lo que sucede en los países del Triángulo Norte, El Salvador, Honduras y Guatemala, afecta directamente a los intereses económicos y de seguridad de Estados Unidos y otros países de la región. Una Centroamérica más próspera y más segura hará mucho para detener la migración ilegal y peligrosa, derrotar a los cárteles transnacionales de la droga y las pandillas, y acabar con la corrupción en sus economías.

El Secretario Kelly hará mañana un trabajo minucioso para dirigir un debate sobre cómo profundizar nuestra cooperación en seguridad regional, pero mi mensaje de desarrollo económico y el suyo van juntos.

Sin seguridad, es imposible tener la estabilidad que conduzca a un desarrollo económico sólido.

Para impulsar la prosperidad económica, es imperativo que trabajemos juntos para fortalecer la economía formal y disminuir los impulsores económicos de la migración ilegal y otras actividades ilícitas.

Un mercado laboral legal y ordenado es parte integral de la prosperidad en Centroamérica. El Triángulo Norte tiene una de las tasas más altas de informalidad en el mundo. En 2016, el 70 por ciento de la mano de obra trabajaba en el sector informal, con poca certeza de cuándo o cuánto tiempo duraría su empleo. La mayoría de las veces, estos trabajos diarios no tienen las perspectivas de una movilidad ascendente. Un facilitador importante es el apoyo y los medios para que los niños permanezcan en la escuela y continúen su educación, y adquieran las habilidades básicas que son necesarias para participar en un empleo más productivo, proporcionando así una alternativa real para quedarse en casa, en su país de origen, en vez de buscar su futuro a través de la migración irregular. Un mayor desarrollo del capital humano también conduce a mercados más fuertes para las compañías de Estados Unidos, empleos para los trabajadores de Estados Unidos y aumento del comercio en la región. Equipar a los ciudadanos con mayores niveles de habilidades también proporciona a las personas los medios y el acceso al empleo permanente, y esa es la solución para reducir la actividad criminal.

Estados Unidos continúan sus esfuerzos para crear un clima positivo para la inversión privada. Estados Unidos se siente alentado por lo que ya ha hecho el Plan de la Alianza para la Prosperidad de los gobiernos del Triángulo Norte para alentar el crecimiento económico y crear un destino más atractivo para la inversión. Alentamos medidas adicionales para poner fin a la corrupción, minimizar la burocracia, reformar los códigos fiscales y simplificar los sistemas de importación y exportación y los procedimientos aduaneros. Un mayor compromiso con estas medidas mejorará la competitividad económica general de los países del Triángulo Norte e impulsará la disposición de las empresas privadas para invertir en Centroamérica.

A los representantes del sector privado, quisiera decirles que sé que son muchas las consideraciones que entran en juego cuando las empresas deciden sobre la conveniencia de invertir, y dónde y cuándo hacerlo. Pero no obstante los desafíos por delante, son muchas las oportunidades que se vislumbran en el horizonte de América Central. Las empresas del sector privado, las instituciones financieras internacionales y otros socios deberían identificar las políticas que ustedes necesitan para propiciar las inversiones en la región, promover el crecimiento sostenible y mejorar las condiciones económicas que posibilitan que las empresas tengan éxito. Insto a los gobiernos del Triángulo Norte a escuchar las recomendaciones que formule el sector privado y seguir avanzando en los importantes adelantos que han conseguido en la mejora del clima de negocios, ya sea fortaleciendo las instituciones, eliminando reglamentaciones perniciosas u obstructivas y, ciertamente, erradicando la corrupción.

La presencia de infraestructura sólida, es decir, carreteras, puertos y redes eléctricas confiables, es una condición clave para un firme crecimiento económico. Se estima que América Central recibirá cerca de 25 millones de nuevos residentes urbanos en los próximos 30 años. A medida que las ciudades se expandan, deberán brindar más servicios básicos e infraestructura. El sector privado debería considerar cómo colaborar con los gobiernos para responder a estas necesidades.

Internet —y la economía digital en general— es también un fuerte determinante del crecimiento económico. El acceso a Internet se ha convertido en una condición indispensable para el desarrollo económico moderno. El Banco Mundial ha demostrado que por cada aumento del 10 por ciento en la cantidad de conexiones a Internet de alta velocidad, el producto bruto interno de un país crece aproximadamente el 1,4 por ciento. Los países de América Central deben dar prioridad a la instalación de infraestructura de Internet y servicios digitales.

El sector energético también es de particular importancia en este análisis. La existencia de mercados energéticos más grandes y competitivos redunda en beneficios para toda la región, puesto que amplía el acceso a electricidad más asequible, brinda oportunidades de mayor diversidad en el suministro de energía, atrae inversiones y refuerza la confiabilidad. Aumentar el acceso a energía confiable y de menor costo en América Central ayudará a propiciar el desarrollo económico, reducir las presiones inmigratorias y generar nuevos mercados para empresas de Estados Unidos.

Una América Central segura y próspera contribuye a una mayor seguridad y prosperidad en Estados Unidos y el Hemisferio Occidental. Estados Unidos reconoce que la región es un área importante en nuestra agenda de política exterior, y valoramos la oportunidad que hoy tenemos de trabajar juntos para generar la prosperidad que todos deseamos y empezar a resolver los problemas que suponen obstáculos. Muchísimas gracias. (Aplausos).

XS
SM
MD
LG