Enlaces de accesibilidad

EEUU entrega suministros a tropas de Irak, mientras prosiguen bombardeos contra EI


Soldados del Ejército iraquí vigilan en un puesto de control de una carretera entre Tuz Khurmatu y Tikrit en el norte de Bagdad, Irak.

El Gobierno iraquí sigue defendiendo Bagdad contra yihadistas que hace cuatro meses capturaron importantes ciudades en el norte del país.

Estados Unidos informó que el viernes se realizaron varios lanzamientos desde el aire de provisiones para las fuerzas de seguridad iraquíes, mientras continuaron los ataques aéreos contra el grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

"A petición del Gobierno iraquí, el Ejército estadounidense ha efectuado "múltiples" lanzamientos cerca de Baiji, un pueblo situado a 200 km al norte de Bagdad, informó el Centro de mando estadounidense a cargo de Oriente Medio y Asia Central (Centcom), en un comunicado.

Según se especificó, se suministraron un total de 36 paquetes que contenían 7.328 comidas halal, 7.800 litros de agua y más de 7.200 kg de munición.

Entretanto, unas 45 personas murieron el sábado en ataques con bomba en Bagdad y en zonas rurales alrededor de la ciudad, mientras el Gobierno seguía defendiendo a la capital contra yihadistas que hace cuatro meses capturaron importantes ciudades en el norte del país.

Combatientes del Estado Islámico, que este año tomaron el control de vastas áreas de Irak, regularmente atacan a distritos chiíes en Bagdad y están penetrando en áreas agrícolas colindantes, donde las fuerzas de seguridad y las milicias chiíes tratan de repelerlos.

En el oeste de Bagdad, 34 personas murieron el sábado en tres ataques con coches bomba en barrios chiíes de Bagdad, dijeron funcionarios médicos y policiales.

Un atacante suicida detonó su vehículo en Kadhimiya y mató a11 personas, tres de ellas policías, dijeron funcionarios. Otras 27 personas quedaron heridas.

En el barrio de Shaoula se registró la detonación de dos bombas en la misma calle con sólo 30 minutos de diferencia.

En el primer ataque explotó una bomba en un automóvil estacionado fuera de una heladería, que mató a ocho personas y dejó 18 heridos.

En la segunda detonación, a 600 metros de la primera, un militante detonó su automóvil, matando a 15 personas e hiriendo a 44, dijeron funcionarios médicos y de la policía.

En una tierra agrícola al norte de Bagdad, un atacante suicida detonó su cinturón de explosivos en un mercado, con un resultado de 11 muertos y 21 heridos, agregaron las fuentes.

El ataque tuvo lugar a unos 28 kilómetros al norte de la capital, entre los pueblos de Tarmiyah y Mishahda. Esta región ha sido escenario de varios enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y combatientes de Estado Islámico.

En otro incidente violento, cuatro soldados iraquíes que habían sido heridos por combatientes del Estado Islámico murieron por fuego amigo en el pueblo de Udaim, 90 kilómetros al noreste de Bagdad.

Los soldados estaban siendo transportados al hospital cuando un grupo de voluntarios de la milicia chií los confundió con insurgentes y disparó una granada propulsada por cohete contra su vehículo.

XS
SM
MD
LG