Enlaces de accesibilidad

La Sección de Intereses de Cuba seguirá renovando pasaportes hasta junio


Pasaportes cubanos.

Fuentes cubanas señalaron que se había "decidido extender una vez más sus servicios, hasta el 30 de junio de 2015, los cuales se continuarán realizando, como hasta ahora, a través de las agencias de viaje".

La Sección de Intereses de Cuba en Washington seguirá renovando los pasaportes al menos hasta finales de junio gracias a una prórroga de este servicio extraordinario, que presta ante la imposibilidad de encontrar una institución financiera estadounidense que le permita normalizar su labor consular.

Esta situación se lleva prolongando desde hace más de un año, y en la actualidad sigue sin contar con un banco con el que realizar sus operaciones debido a las sanciones derivadas del embargo comercial. Este hecho ha sido mencionado por Cuba en numerosas ocasiones como una prioridad en las negociaciones que mantiene con Estados Unidos para normalizar sus relaciones diplomáticas.

Según dio a conocer en un comunicado la Sección de Intereses, "pese al tiempo transcurrido y a las conversaciones sostenidas con las autoridades estadounidenses, aún no cuenta con una institución bancaria para garantizar su normal funcionamiento y poder brindar servicios consulares plenos".
Por el momento, todas las operaciones se tendrán que seguir haciendo en efectivo, debido a estas limitaciones.

Fuentes cubanas señalaron que se había "decidido extender una vez más sus servicios, hasta el 30 de junio de 2015, los cuales se continuarán realizando, como hasta ahora, a través de las agencias de viaje que tienen vínculos con la Oficina Consular y directamente en su sede en Washington, DC".

También indicó que "la Sección de Intereses seguirá trabajando en la búsqueda de una solución que permita normalizar su trabajo consular, al tiempo que reitera que las solicitudes motivadas por razones humanitarias continuarán recibiendo un tratamiento expedito".

Este problema burocrático comenzó en febrero de 2014, cuando la Sección de Intereses y la misión permanente de Cuba ante la ONU perdieron la capacidad de hacer depósitos en el banco M& con el que funcionaban. Como consecuencia, desde el 1 de marzo se quedaron sin cuenta bancaria en Estados Unidos.

Cuba se vio obligada a suspender su atención consular a excepción de los casos de "carácter humanitario" hasta mayo de 2014, sin poder efectuar trámites asociados a la emisión de pasaportes.

El Departamento de Estado norteamericano trata desde entonces de ayudar a la Sección de Intereses cubana a encontrar un banco en este país. Como medida, el Gobierno de Obama anunció en enero pasado que permitiría a los bancos abrir cuentas en otras entidades de Cuba.

Pese a estos avances, la presencia de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado implica la imposición de otras sanciones a la isla y, unida al embargo comercial, hace que muchas instituciones financieras no se decidan a proporcionar servicios a los cubanos.

En estos momentos Estados Unidos sopesa retirar a Cuba de esa lista en la que aparece desde 1982 y donde actualmente comparte espacio con Irán, Sudán y Siria. Forma parte de las negociaciones para abrir embajadas en las respectivas capitales a tiempo para la Cumbre de las Américas que se celebrará el 10 y 11 de abril próximos en Panamá.

Este punto sería precisamente uno de los que llevaría a una solución de este problema, ya que las embajadas se crearán previsiblemente a partir de las respectivas secciones de intereses y la futura misión cubana debería operar con un banco en ese caso.

XS
SM
MD
LG