Enlaces de accesibilidad

Santos anuncia sesión permanente en La Habana para acuerdo de paz


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (c).

El presidente colombiano afirmó que los negociadores del gobierno y los representantes de las FARC pondrán en marcha una última sesión de trabajo que terminará cuando lleguen "al final de este proceso".

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó este jueves que cuando se retomen las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC, el próximo 13 de enero, las delegaciones de ambas partes harán "sesión permanente" en La Habana, sede de los diálogos.

En una declaración en la ciudad de Cartagena, tras reunirse con varios ministros de su Gabinete y asesores internacionales con el fin de analizar los avances de las negociaciones, Santos afirmó que pondrán en marcha esa sesión que terminará cuando lleguen "al final de este proceso" y hayan acordado los puntos que todavía no han sido convenidos.

Esto con el objetivo de firmar el acuerdo de fin del conflicto a más tardar el próximo 23 de marzo, como acordaron Santos y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", en la reunión que mantuvieron el pasado 23 de septiembre en La Habana, donde protagonizaron un histórico apretón de manos.

"Muchos temas que quedan por aclarar, resolver y planear, de lo que se trata es de analizar muy bien los diferentes pasos para llegar lo más pronto posible al fin del conflicto", aseveró el mandatario.

En este sentido, destacó que quieren llegar "a acuerdos lo más pronto posible con las FARC", por lo que es necesario "analizar los escenarios y tener claro los pasos que vamos a seguir".

"Ojalá se traduzca en acelerar este proceso para llegar a ese fin de conflicto lo mas pronto posible", agregó.

En los más de tres años que llevan el Gobierno y las FARC negociando en Cuba, ya han acordado cuatro de los cinco puntos de la agenda, los referidos a tierras, participación política, drogas y cultivos ilícitos, y víctimas, que incluye el espinoso punto de la justicia.

En este momento negocian el último de los asuntos de la agenda, referente al fin del conflicto.

Santos señaló que en la reunión analizaron la implementación de medidas de seguridad en los territorios donde se deben concentrar los guerrilleros como medida previa a la entrega de armas y la "seguridad rural en general".

Sobre esa cuestión, señaló que Colombia va a tener que hacer "un esfuerzo muy importante" y analizaron "como este fin del conflicto, la paz, va a significar mucha más seguridad para todos" los ciudadanos del país.

Fiscalía investigará a colaboradores de las FARC

Por su parte la Fiscalía General informó que enviará al Tribunal Especial para la Paz --que se creará si se sella la paz con las FARC-- unos 1.500 procesos en los que figuran nombres de presuntos colaboradores de las guerrillas.

El vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo, explicó que en el envío de copias ante el mencionado tribunal figuran 844 procesos relacionados con las FARC, 208 con el también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el resto con grupos guerrilleros menores.

"El envío de los procesos afecta a los terceros que brindaron apoyo no determinante para la comisión de delitos que colaboraron a la fuerza, los que tuvieron apoyo no determinante para la realización de la conducta punible pero lo hicieron con plena voluntad y los que tuvieron apoyo determinante para ejecutar el hecho con plena voluntad", indicó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Ninguna de las personas que eventualmente serán procesadas pertenece a las guerrillas pues su acercamiento con éstas fue en calidad de colaboradoras, advirtió el reporte oficial.

La información contra los posibles investigados fue entregada a las autoridades por desmovilizados de las guerrillas. Se investiga --entre otros-- la comisión de delitos como homicidio, secuestro, desaparición forzada, reclutamiento de menores y amenazas.

Desde fines de 2012, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

El 23 de septiembre último, en La Habana, Santos y el máximo jefe de las FARC, alias "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", se pusieron de acuerdo sobre el que, según expertos, era el punto más complejo de la negociación: la justicia transicional o la forma como todos los actores del conflicto armado colombiano pagarán por sus crímenes.

XS
SM
MD
LG