Enlaces de accesibilidad

El presidente Donald Trump y su colega Vladimir Putin por fin se vieron las caras en Hamburgo, Alemania. Fueron dos horas y 16 minutos de charla, más de una hora de lo que tenían planificado para el encuentro. Fue tiempo suficiente para hablar de lo humano y lo divino.

En más de una ocasión Trump le imputó a Vladimir Putin la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses, el ruso negó en todo momento que ellos estuvieron tras las trampas electorales.

Después, los dos cancilleres dieron versiones diferentes sobre el tema. Según el Secretario de Estado Rex Tillerson, el presidente de Trump dijo que buscaría "la manera de superar las diferencias irreconciliables sobre este tema". Pero Serguei Lavrov afirmó que Trump "escuchó y aprobó" las garantías de Putin de que no hubo participación rusa en el proceso electoral americano.

Un resultado concreto de la reunión fue el acuerdo de alto el fuego en la zona suroeste de Siria, donde además de Rusia y EEUU, participan Jordania e Israel. Siria, Ucrania, la interferencia rusa en las elecciones americanas, la lucha contra el terrorismo, amenazas de ataques cibernéticos y la seguridad cibernética fueron temas del encuentro. Trump le expresó que no veía en el futuro de Siria un rol para el actual gobernante Al Assad y se acordó el alto al fuego que debe iniciarse el venidero domingo.

Primer encuentro

El primer encuentro fue un corto saludo en un apartado salón, donde sólo estaban los mandatarios asistentes.Se dieron las manos, Putin le apuntó con el dedo cuando musitaba unas palabras y Trump le respondió con una palmada en la espalda.

Después vino el “cara a cara” que todos han esperado. Eran las 10 de la mañana (hora del este) en EEUU y las 5 de la tarde en Moscú. Estaban los mandatarios con sus respectivos jefes de la diplomacia y traductores oficiales. Iban los dos de traje negro, Trump con corbata de rayas y Putin con fondo negro y puntos blancos. Cuando las cámaras entraron a la habitación, tanto el equipo de Trump como el de Putin estaban riendo. El estadounidense comenzó con "es un honor reunirme con usted" y el ruso le contesta: "estoy encantado de reunirme con usted".

Las dos partes acordaron establecer un grupo de trabajo bilateral en el desarrollo de la cooperación en una amplia gama de temas, incluyendo la seguridad cibernética.

La prensa rusa puso sus esperanzas en la devolució de las dos instalaciones que en diciembre pasado Obama decidió quitarles, una en New York y la otra en DC. Los rusos urgen, por todos los medios, que se ponga fin en EEUU al escándalo en torno a la intromisión en las elecciones en los Estados Unidos.

Corea del Norte

Tillerson dijo también que Estados Unidos y Rusia acordaron continuar la presión diplomática sobre Corea del Norte para que elimine sus programas nucleares y de misiles.

Ucrania

Sobre el Ucrania ya se conocía la posición de Washington. En Varsovia, durante el discurso en la Plaza Krasinksi, Trump declaró que Rusia debe terminar sus "actividades desestabilizadoras" en "Ucrania y otros países", y no apoyar a "regímenes hostiles" como Siria e Irán.

En Hambrugo las dos partes decidieron tener un "canal bilateral" de comunicación dedicado solamente al conflicto en Ucrania. Los dos presidentes hablaron de trazar una hoja de ruta para buscar una salida política al conflicto.

Este viernes Tillerson nombró un embajador especial para Ucrania. El designado es el embajador Kurt Volker y será el representante especial de Washington para las negociaciones en Ucrania.

Su misión será la de avanzar en EEUU los esfuerzos para alcanzar los objetivos establecidos en los acuerdos de Minsk. Con ese fin viaja a Kiev el domingo 9 de julio, y realizará reuniones periódicas con Ucrania y los otros países miembros del llamado Grupo de Normandía: Rusia, Alemania y Francia.

El diplomático, con más de 20 años de edad de servicio en el Departamento de Estado, se graduó en las Universidades de Temple y George Washington. Estuvo dos años como analista de la CIA y trabajo además en la oficina del senador John McCain y del 2011 a la fecha fue Director Ejecutivo del Instituto de Liderazgo Internacional John McCain, de la Universidad de Arizona. En su historial de trabajo se destaca el haber sido Representante Permanente de la OTAN, Director de Asuntos de Europa y Eurasia en el Consejo Nacional de Seguridad, y asistente del Secretario General de la OTAN.

  • 16x9 Image

    Álvaro Alba

    Historiador y periodista especializado en temas de Europa del Este y la ex Unión Soviética. Máster en Historia por la Universidad de Odesa, Ucrania. Ha publicado en ABC, Diario de Las Américas, El Nuevo Herald, entre otros. Actualmente trabaja en MartiNoticias.com. Autor de Castro y Stalin, almas gemelas (2002); En la pupila del Kremlin (2011) y Rusia: la herencia del estalinismo (2012). Es miembro de la Asociación para Estudios Eslavos y del Este de Europa (ASEEES) y de la Junta Asesora del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, en la Universidad de Miami.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG