Enlaces de accesibilidad

Reino Unido abraza la tecnología china Huawei mientras EEUU la rechaza


El consejero delegado de la tecnológica china Huawei, Richard Yu, presenta los teléfonos Huawei Mate 10 y el Mate 10 Pro, en Múnich, Alemania, el 16 de octubre del 2017.

Los legisladores en la Cámara de Representantes y el Senado han presentado proyectos de ley separados para impedir que el gobierno de EEUU y sus contratistas usen equipos de telecomunicaciones Huawei, por razones de seguridad nacional.

El gobierno de Estados Unidos está presionando al fabricante chino de telecomunicaciones Huawei Technologies Co., que las autoridades estadounidenses ven como una herramienta potencial para el espionaje patrocinado por el Estado, señala un artículo publicado por The Wall Street Journal (WSJ).

Según el periódico, "algunos legisladores de Washington han expresado recientemente su preocupación de que las incursiones de Huawei en países con estrechos lazos de seguridad con EEUU podrían hacer que sus redes de telecomunicaciones sean más vulnerables a la intrusión de Pekín".

El Congreso de EEUU calificó a Huawei en 2012 como una amenaza para la seguridad nacional. El informe destacaba que a través de los equipos de Huawei, el gobierno chino podría espiar o deshabilitar las redes de telecomunicaciones.

"Estamos profundamente preocupados por los riesgos de permitir que cualquier empresa o entidad comprometida con gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores adquieran posiciones de poder dentro de nuestras redes de telecomunicaciones" dijo Christopher Wray, director de la Oficina Federal de Investigaciones durante la audiencia de un comité del Senado a principios de febrero.

El teléfono inteligente Huawei Mate 10.
El teléfono inteligente Huawei Mate 10.

También a principios de mes, señala WSJ, la primera ministra británica Theresa May se reunió con la presidenta de Huawei, Sun Yafang, y poco después se anunció que la empresa china invertiría en el Reino Unido, 3 mil millones de euros, es decir, unos 4 millones 200 mil dólares durante los próximos cinco años.

Huawei tiene aproximadamente 1.500 empleados en el Reino Unido.

En 2009, los jefes de inteligencia británicos advirtieron a los legisladores que China podría usar Huawei para interrumpir o inhabilitar remotamente una red de telecomunicaciones.

El diario señala que "el abrazo de Gran Bretaña a Huawei está ensanchando un abismo entre Estados Unidos y varios aliados importantes sobre las acusaciones estadounidenses de que la compañía representa una amenaza para la ciberseguridad".

Huawei es la tercera compañía de teléfonos inteligentes más grande del mundo, después de Samsung Electronics Co. y Apple Inc.

The Wall Street Journal dice que a medida que los operadores inalámbricos de todo el mundo se preparan para actualizar una generación más rápida de la llamada red 5G, Huawei se ha convertido en uno de los principales factores de la industria.

"La gran preocupación en Washington es que Pekín podría obligar a Huawei a utilizar su conocimiento del diseño de su propio hardware para espiar a los estadounidenses o paralizar las comunicaciones. Algunos oficiales de inteligencia también temen que el equipo de Huawei tenga vulnerabilidades de seguridad que podrían ser explotadas para controlar o deshabilitar el equipo de forma remota".

Los legisladores en la Cámara de Representantes y el Senado han presentado proyectos de ley separados para impedir que el gobierno de Estados Unidos y sus contratistas usen equipos de Huawei.

Un vocero de Huawei dijo a WSJ que la empresa es propiedad de los empleados y ningún Gobierno le ha pedido que espíe a otro país.

"Huawei tiene conocimiento de una serie de actividades del gobierno de Estados Unidos, aparentemente destinadas a inhibir el negocio de Huawei en el mercado de EEUU. Huawei cuenta con la confianza de gobiernos y clientes en 170 países en todo el mundo", dijo la compañía en un comunicado.

(Con información de The Wall Street Journal)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG