Enlaces de accesibilidad

Cubanos recién llegados a EEUU alegan razones políticas, económicas para emigrar


Tras aliviarse de su mochila, un cubano llama a su familia en EE.UU. desde las oficinas de Cubanos en Libertad (C.Matos)

Esteban Rodríguez Oliva, 56, acaba de llegar a Laredo, y afirma que el único problema de Cuba es el político. Germán Quijano, 30, dice que vino por motivos económicos; "A mí nadie me ha hecho nada", aseveró.

Este viernes llegó a Laredo -localidad sureña del Estado de Texas- el primer grupo de cubanos de los miles que estaban varados en Costa Rica. Un equipo de colaboradores facilitó a Martí Noticias el contacto con los primeros en arribar.

Esteban Rodríguez Oliva, de 56 años de edad, viene desde Camagüey, llegó a Ecuador y allí comenzó su travesía. Dice que lo que le llevó a lanzarse fue el acoso a que estaba sometido por pensar diferente de la línea política del régimen castrista.

“Yo fui opositor en Cuba, y sabes (cómo es) la vida de nosotros en Cuba. La forma en que nos tratan, que nos reprimen los Castro. Pero me siento feliz de estar en esta tierra, que esto aquí es lo máximo”, se alegra Rodríguez Oliva.

Este camagüeyano dejó clara su postura, ante la opinión de otros cubanos que aseguran que escapan exclusivamente por motivos económicos. “Unos dicen que por problemas económicos, pero el único problema que tenemos nosotros al salir de Cuba son los problemas políticos. Por la represión que se vive en Cuba, todo el mundo. En Cuba todo es una mentira”, añadió.

Entre las demás dificultades que le obligaron a salir de su país natal, Rodríguez citó “la falta de alimentos y medicinas. En Cuba se están muriendo personas por falta de atención médica, eso lo sabe el mundo entero, a los médicos los exportan para buscar dinero para Fidel (Castro).”

Una visión distinta tiene Germán Quijano. Un habanero de 38 años de edad, que asegura que ahora se siente más tranquilo y “por ningún dinero del mundo vuelvo a hacer esa travesía.”

“Si yo le digo que soy disidente, le estoy diciendo mentira, yo no soy disidente. Yo simple y llanamente estoy aquí por simple economía, no estoy aquí por otra cosa’ afirma categóricamente Quijano.

Germán relató al colega Adriel Reyes, de Radio Martí, que en la isla dejó a su mujer y los hijos, a su madre y una hermana, y quiere traerlos a Estados Unidos.

“A mí nadie me ha hecho nada –se refiere a las autoridades cubanas-, yo estoy aquí por garantizar mi vejez, el futuro de mis hijos, pero si usted se pone a mirar, las cosas económicas también son un problema político. Porque si usted trabaja y no tiene un sustento bueno, se le complican las cosas… y se le complican bastante”, argumenta.

Ya en Estados Unidos Quijano dice que quiere respirar la legalidad y el sosiego. “Tengo ganas de trabajar sin que nadie me diga nada, sin que nada sea ilegal”, y añade que en Cuba fue agente de Telecomunicaciones, pero aprendió la cristalería y la carpintería en aluminio.

Germán Quijano hace una pausa en la conversación y lamenta el carácter monopolista del estado cubano, pues para realizar esas labores no tenía un almacén donde ir a comprar materias primas. “Tienes que estar inventando, como todo el mundo”, concluyó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:20 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG